El petróleo cae a $us 53,43, se teme ralentización de economía

0
41

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) de referencia en Bolivia,  cayó ayer  un 6,64 % y se situó en 53,43 dólares el barril, un precio mínimo no visto desde octubre de 2017, al seguir afectado por temores de una ralentización global de la economía y un ascenso de la producción de crudo en el mundo.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI para entrega en diciembre restaron 3,77 dólares respecto a la sesión anterior.

La caída del petróleo coincide nuevamente con un descenso de los principales índices de Wall Street, con el Dow Jones de Industriales que hasta media sesión habían sufrido un declive de más de 450 puntos, lo que se une a las otras 400 unidades que se dejó en la sesión bursátil.

Durante la jornada de ayer, el petróleo llegó a caer hasta los 52,77 dólares el barril tras un descenso continuado de los precios, que han bajado más de un 31% en el pasado mes desde su nivel máximo de los últimos cuatro años.

Los expertos en el “oro negro” apuntan a que la preocupación del mercado ha estado aumentando debido a que se estima que la oferta del producto va a superar a la demanda el próximo año.

Como resultado, se espera que los países de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Rusia y otros productores  intenten ponerse de acuerdo en las próximas semanas para reducir el ritmo de sus explotaciones y prevenir así un mayor descenso de su precio.

También se vio afectado el petróleo por las declaraciones  del presidente de EEUU, Donald Trump, quien defendió a Arabia Saudita en relación con el asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi en la embajada del país en Turquía.

Por su lado,  los contratos de gasolina con vencimiento en diciembre retrocedieron nueves centavos hasta 1,49 dólares el galón, mientras los de gas natural, con vencimiento el mismo mes, bajaron 18 centavos hasta 4,52 dólares por cada 1.000 pies cúbicos.

En Bolivia, para este año, el Gobierno calculó en el Presupuesto General del Estado los ingresos con una cotización internacional de petróleo de 45,5 dólares.

La mejora que se experimentó en la cotización del crudo, se tradujo en un incremento de los precios del gas natural y, por lo tanto, en ingresos por venta a Brasil y Argentina.

Hasta septiembre las exportaciones en valor a esos dos mercados sumaron 2.334 millones de dólares, un 23% más que las ventas de similar período en 2017.

Sin embargo, los volúmenes enviados a Argentina, en octubre,  bajaron a 11 millones de metros cúbicos día y, en noviembre, hasta siete MMmcd; a Brasil, el 10 y 11 de mes, llegaron a 17,9 MMmcd.