El uso de agroquímicos se incrementó en 500% y agricultores reportan casos de enfermedades

0
54
Creditos Foto: Daniel James/ Los Tiempos

En los últimos 18 años, la importación y el uso de agroquímicos para la producción agrícola se han incrementado en un 500 por ciento, según datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

Además, un estudio de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) señala que estas sustancias han disminuido la fertilidad masculina en sus manipuladores y a eso se suma que los productores señalan que las sustancias han causado cáncer de piel, tumores y deformidades en recién nacidos.

En 1999, el país importaba sólo 25 millones de kilos de agroquímicos, pero en 2017 la cifra subió a 164 millones de kilos, según datos del INE, procesados por la institución productividad Biosfera y Medio Ambiente (Probioma).

El Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) indicó que en 2017 se importaron 164 millones de kilos por un valor de 307 millones de dólares; en 2018, la cifra fue de 148 millones de kilos por un valor de 343 millones de dólares.

Entre 2015 y 2016, especialistas de la Facultad de Medicina de la UMSS realizaron un estudio de la fertilidad en varones que fumigan sus cultivos en las comunidades de Villa 14 y Bolívar del municipio de Villa Tunari. La investigación determinó que el 44 por ciento de ellos presenta “alguna alteración en sus parámetros seminales”, lo que significa que su capacidad de fecundar se ha reducido, indicó el médico investigador Carlos Arostegui.

Se tomaron muestras a 60 varones de entre 20 y 45 años. “Se miden varios parámetros, de ésos, por lo menos uno de ellos está alertado; según la OMS, basta que un solo parámetro esté alterado para que no tenga una calidad buena de semen”, dijo la investigadora Ángela del Callejo.

Arostegui explicó que estos varones están expuestos cada día a las sustancias tóxicas y no usan guantes, botas ni máscara. “Durante la preparación, mezclan con sus manos; cuando cargan en las mochilas, el líquido va chorreando a la piel; al no usar protección, inhalan la sustancia, pero además el químico entra al cuerpo por la piel, boca y nariz”, explicó.

El estudio señala además que el 84 por ciento de los que fumigan presentan dolor de cabeza; el 14 por ciento, vómitos; el 30 por ciento, visión borrosa, irritación en la piel y vías respiratoria, entre otros síntomas.

Callejo explicó que las familias tienen las sustancias químicas dentro de las habitaciones donde duermen o preparan sus alimentos, lo que agrava la situación.

Venta libre

Los agroquímicos se venden sin ningún control en la región y la gente no sabe cómo prepararlos. “Si les indican poner una tapita (medida), ellos le ponen dos, porque piensan que será mejor”, dijo el investigador.

En el trópico, los agricultores mezclan herbicidas con insecticidas; el primero evita que la hierba crezca y el segundo mata a los insectos.

“Es bien peligroso. Desde niño yo uso para combatir la maleza, mata la hierba. Trae heridas a la piel y mala formación en los hijos. Es un producto químico, lo deben tratar con muchas precauciones, es veneno”, dijo el dirigente de la Central Campesina de los Productores Eterazama, Delfin Olivera.

Las sustancias hacen que el producto agrícola tenga una mejor imagen y tamaño, requisitos que garantizan su preferencia y una buena remuneración.

Mientras más intensivo es el cultivo de un producto, hay cada vez más enfermedades, aparece otro tipo de plagas y se requieren otros químicos.

“Yo puedo producir ecológicamente tomate, pero va a ser más pequeño y quizá con polilla y, cuando vaya al mercado, la gente no le va a comprar; la gente hoy en día quiere un producto bonito”, dijo el alcalde municipio de Omereque, Héctor Arce. Los casos son más recurrentes en las zonas más productivas del departamento.

 

LAS FLORES SE FUMIGAN DOS VECES POR SEMANA

El uso de los agroquímicos también se ha incrementado en la floricultura y su uso sin protección ha dañado la salud de la gente.

Los gladiolos se fumigan dos veces a la semana. “Se ha dado casos de tumores o cáncer a la cabeza en gente que hace mucho tiempo siembra gladiolo. Los niños nacen con deformidades en la nariz, los ojos, algunos nacen con cáncer y cuando crecen se detecta”, dijo la representante de los floricultores, Teresa Barrionuevo.

Explicó que necesariamente deben fumigar para que la flor no pierda belleza a causa de las plagas. “Son tremendos los medicamentos, ya no son tan simples, causa vómitos mareos, un malestar en general”.

 

FERTILIZANTES Y HERBICIDAS SON LOS MÁS USADOS

REDACCIÓN CENTRAL

Los agroquímicos más usados en Bolivia son los fertilizantes y los herbicidas; sólo en 2018 se compraron 86 y 33 millones de kilos respectivamente. En menos cantidad, se usan insecticidas, fungicidas y desinfectantes.

El director de Probioma, Miguel Ángel Crespo, indicó que uno de los herbicidas más usados en el país es el glisofato, que tiene el nombre comercial de Roundup. “Se usa en toda Bolivia, inclusive en los parques y jardines para eliminar malezas, en los cultivos del valles, trópico y chaco”, dijo.

Los herbicidas son ampliamente usados en el trópico porque la hierba crece con frecuencia por la humedad.

Crespo indicó que el uso de estos químicos sin protección puede causar en los manipuladores cáncer, esterilidad, hipotiroidismo y problemas mutagénicos.

El investigador de la UMSS, Carlos Arostegui, indicó que los agroquímicos también pueden afectar al consumidor final. Dijo que el tomate y la uva son los productos más rociados con estos químicos, y aseguró que pelarlos o lavarlos bien podría ayudar un poco.

Los agroquímicos también pueden llegar a las aguas superficiales y subterráneas, donde pueden dañar la vida silvestre y el agua potable.

Arostegui explicó que en la región del trópico los productores dejan recipientes de estos químicos en sus mismos cultivos y otros los arrojan a los ríos.

 

EL BANANO SE FUMIGA CON AVIONETAS CADA 20 DÍAS

REDACCIÓN CENTRAL

En el trópico cochabambino hay unas 15 mil hectáreas cultivadas de banano y, hasta noviembre de 2018, se exportaron 127 millones de kilos. Para que la fruta ingrese a mercados extranjeros, los productores fumigan sus cultivos con avioneta, cada 20 días y usan 20 litros de agroquímicos por cada hectárea.

Los días que las plantaciones se rocían desde el aire, está prohibido que los pobladores ingresen a esas áreas, pero muchos no hacen caso, por lo que en la región se incrementaron los casos de cáncer de piel, problemas en la vista, además de recién nacidos con deformidades, informó el representante de los productores Bananeros, Agustín Conde.

“Los productos son cancerígenos. No son los ojos nomás, hay casos en que la gente fumiga con mochila a motor. Ellos están ya están con problemas de cáncer de piel. Hay señoras que sus hijos han nacido con deformidades, un pie o mano pequeño; fumigan cuando estaban embarazadas, es que no se cuidan”, dijo.

Explicó que al país no ingresan agroquímicos para el banano, por lo que ellos fumigan con los productos que se usan para la soya. “Hacemos malabarismos para fumigar, los técnicos más que todo están en el campo y hacen el monitoreo y, si está infectada la hoja, directo lo meten. Es muy complicado el tema de fumigación. Si no fumigamos, el fruto ya no sirve, el hongo está haciendo más resistencia”, agregó.

Explicó que hay mucha gente que no se cuida a pesar de las recomendaciones. “La fumigación entra por los poros de las manos de los pies, por ahí entra el veneno, por lo poros. Mucha gente se cuida por su cabeza, pero con la calor les vale el barbijo, todo. Hay casos en que la gente ya no quiere fumigar, porque ya están mal de salud”. El representante indicó que los productos chinos son los más peligrosos.