Empresarios advierten desempleo si se define incremento salarial

0
90

Mientras el Ejecutivo y la dirigencia de la Central Obrera Boliviana (COB) comenzaron el análisis del incremento salarial 2021, la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) afirmó que la atención a ese pedido “arriesga de manera irresponsable las pocas fuentes de empleo digno”.

A través de un comunicado, el sector expresó su rechazo a la ausencia de participación del sector privado en el diálogo para definir el porcentaje y recordó la situación que atraviesa el país por la crisis económica debido a la pandemia del coronavirus.

“La atención a un pedido de incremento salarial no sólo desconoce la realidad devastadora que atraviesa el sector productivo, sino lo que es más preocupante aún, arriesga de manera irresponsable las pocas fuentes de empleo digno que, aún se pueden sostener, en detrimento de aquellos trabajadores que todavía tienen la oportunidad de acceder a un empleo formal y protegido”, señala parte del documento.

Entre las cifras registradas en 2020, la CEPB mencionó la caída del Producto Interno Bruto (PIB) del -11.1%. Ese porcentaje, dijo, es la “más críticas de la historia moderna del país”, aún mayores a las registradas en la hiperinflación de 1982 (-6.5%) y comparables con la de 1954 (-9,5%).

Por ello, el sector vio con “mucha preocupación” las consecuencias de las medidas de un incremento salarial, ya que solo beneficiará al 16% de la población ocupada, lo que incide “gravemente en el incremento del desempleo y la subocupación”.

Mientras se deja de lado la solución de los “verdaderos problemas” como son la reactivación de la economía y la generación de más empleos, la atención a la crisis sanitaria.

La dirigencia de la COB y autoridades de Gobierno instalaron mesas de trabajo para tratar las demandas de los trabajadores, entre ellas, se encuentra la propuesta de un incremento del 5% al básico y al mínimo nacional.