Gob. cambiará Ley de Hidrocarburos y admite que reservas no crecen

0
92
Franklin Molina, ministro Hidrocarburos Bolivia

La comparecencia del ministro de Hidrocarburos, Franklin Molina, en el Senado, lanzó dos revelaciones oficiales. La primera es que el Gobierno adelantó que modificará la ley de Hidrocarburos y la segunda, fue que el propio ministro admitió que las reservas petrolíferas de Bolivia no crecen.

“Definitivamente, en los últimos años no tenemos incremento de las reservas, esto nos lleva a repensar todo el marco normativo, incluyendo la Ley de Incentivos, incluyendo los reglamentos, que sin duda, son importantes. Estamos modificando algunos decretos porque tenemos que ser autocríticos, los resultados no han sido los esperados y necesitamos en este momento incorporar reservas, incorporar volúmenes de producción de gas, pero también un elemento importante: necesitamos sustituir importaciones”, dijo el ministro Molina cuando se presentó a defender el proyecto de Ley que modifica el contrato para que la estatal petrolera explore y explote en el área de Charagua.

El ministro explicó que la dificultad de la Ley de Hidrocarburos consiste en que para aprobar contratos petroleros estos deben ser analizados en dos oportunidades por la Asamblea, la primera para el permiso y la segunda para aprobar el contrato, lo que provoca la reticencia de las empresas petroleras interesadas.

El 17 de mayo de 2005 el entonces presidente del Senado, Hormando Vaca Díez, promulgó la Ley de Hidrocarburos (3058) luego del veto que impusiera Carlos Mesa, pero fue impulsada por la bancada del MAS y desde entonces está vigente. Ahora el Gobierno cree que llegó el momento de modificarla para atraer inversiones.

Molina advirtió que si la Asamblea no aprueba la modificación de este contrato, se pone en riesgo la inversión petrolera de otras empresas que tienen intereses en el país. Dijo que los campos petroleros como Sábalo, San Alberto o Margarita, “están en declinación natural” y se requiere reponer las reservas.

“Consideramos imperiosa la aprobación dada la necesidad que en este momento se tiene para las operaciones y continuar las inversiones petroleras. De no suscitarse este contrato, incluso ponemos en riesgo las inversiones previstas no solo por YPF, sino por las señales que se estaría dando a otras empresas operadoras que desarrollan servicios petroleros en el país, lo que podría provocar una fuga de inversiones y eso sería muy crítico para el Estado“, dijo en su justificación de motivos.

El ministro dijo que con la exploración del área Charagua se puede generar hasta Bs 9 mil millones de renta petrolera y esos ingresos podrían aliviar la crisis que enfrenta el país.

Pero los opositores reclamaron del por qué si es una buena inversión, la petrolera argentina YPF está retirando su presencia. El ministro no respondió a esa observación. Luego protestaron porque la comisión de Economía Plural elaboró su informe en cinco páginas que no explican nada sobre lo que manifestó el ministro Molina.

Al final, el MAS aplicó su rodillo mayoritario y aprobó en grande el proyecto de Ley. Luego ingresaron a la fase en detalle donde los opositores tampoco pudieron cambiar algún artículo de la Ley que fue sancionada por la mayoría oficialista.