La más grande trabaja en Bolivia

0
59

La poderosa compañía japonesa de automotores Toyota Motor figura entre las 10 más grandes del mundo y en la primera en el sector automotor. La revista Forbes, una de las publicaciones del sector económico más prestigiadas del planeta, señala que “el fabricante japonés de automóviles vio crecer sus utilidades en un 57% en el año fiscal que terminó en enero de 2014”. Semejante ritmo de crecimiento apenas la sitúa detrás de grandes conglomerados como son las tiendas Walmart (1er lugar) y gigantes del  sector petrolero como Royal Dutch Shell entre otras grandes del mismo rubro.

 

En Bolivia, Toyota Motors está representada por su concesionaria TOYOSA S.A. que ha trabajado en el mercado nacional por más de tres décadas en la importación de las movilidades construidas por el fabricante en Japón. Ser representante de Toyota Motor es una preferencia de alta responsabilidad porque la firma japonesa, haciendo tradición a la mesura y recato de su cultura, escoge a sus representantes y exige una serie compromisos para cuidar del prestigio y la tradición que a lo largo de sus más de 70 años de existencia se ha ganado en el mundo entero. Toyota Motors se fundó en 1950 y desde entonces se ha convertido en uno de los fabricantes de automóviles más destacados del orbe. Es así que los representantes de Toyota Motors deben guardar como regla  de oro una máxima de confiabilidad y transparencia. Con excepciones que no llegan ni al 5% Toyota Motors otorga la distribución de su marca a terceros.

Conformación piramidal y ventas

Tras las denuncias en sentido que altos funcionarios del Gobierno serían socios de la firma, los ejecutivos de la casa en Bolivia se remiten a las reglas de origen que cumplen para haber llegado a representar en el mercado local a la firma de automotores más grande del planeta. Una de las clausulas de coparticipación accionaria establece que se velará por el cumplimiento de reglas claras de acuerdo a los registros de la matriz en Japón.

Toyota Motors está representada en Bolivia por TOYOSA S.A. y cualquier cambio en su razón social debe ser comunicado e ingresar en una minuciosa revisión aplicable a las normas de la compañía en sus oficinas de Tokio. En el caso de Bolivia, desde su fundación hace 33 años, la compañía es una empresa cuya conformación societaria en su 100% corresponde a miembros de la familia Saavedra Mendizábal. Una aclaración de la empresa publicada en los medios de comunicación señala que “no ha tenido en ninguna oportunidad un accionista ajeno a la familia”.

Durante todos estos años que la firma trabaja en Bolivia ha ocupado sistemáticamente los primeros lugares de confiabilidad y su ranking de ventas siempre ha sido alto. Entre el 18 a 20% de las ventas del sector automotriz en el conjunto del mercado nacional son lideradas e impulsadas por la marca japonesa. El estudio de reputación RepTrak Pulse Bolivia 2011 publicado por el diario El Deber de Santa Cruz identificó a las empresas con mayor reputación corporativa y a los líderes en cada uno de los 18 sectores evaluados. “Los analistas destacaron la importancia de esta muestra en la que TOYOSA S.A. ocupa el Tercer lugar y la preferencia de un 70% del público consultado”, precisa el diario mayor cruceño.

FOTO DE FERIA

Este hecho tiene una explicación razonable. TOYOSA S.A. es una de las pocas firmas que durante años -aunque esto ha podido cambiar en los últimos cinco debido al crecimiento de la economía boliviana-, ofrece servicio especializado y una gama de repuestos que están al alcance del bolsillo de quien ha decidido adquirir un vehículo Toyota. Por otra parte, TOYOSA S.A. es una de los principales contribuyentes al Servicio Nacional de Impuestos del Estado Plurinacional.

En Bolivia, el crecimiento de las ventas de los vehículos Toyota hace honor a la calidad del fabricante japonés, pero además está ligado al rendimiento. Solamente por citar un ejemplo: gran parte de los operadores de turismo locales escojan una movilidad Toyota para cumplir su servicio. Es lo que ocurre en el Sur del país y se repite a lo largo y ancho de Bolivia.  Operadores de turismo en el Salar de Uyuni consultados por dat0s manifestaron su total disposición a comprar una vagoneta Toyota. Y explican el por qué de sus preferencias: “Por su resistencia y porque se encuentran repuestos a precios accesibles en cualquier punto del país”.

Tampoco es un secreto escuchar que las movilidades Toyota están hechas a la medida de las carreteras de Bolivia. Su resistencia y versatilidad se han ganado un lugar en la preferencia de los bolivianos.

Mercado dinámico

Es un hecho que el rubro automotor en Bolivia ha mostrado un crecimiento sorprendente en los últimos años. La venta de vehículos de todo tipo y marca ha beneficiado al conjunto de los importadores, a unos más que a otros, pero el boom ha tocado casi a todos por igual. De acuerdo a datos proporcionados por la Cámara Automotora de Bolivia existe en el país una enorme variedad y oferta de movilidades nuevas y usadas que han permitido a grandes conglomerados sociales adquirir un auto propio.

AUTOS CHUTOS

Por otro lado, se han endurecido las leyes que antes permitían importar los famosos “transformes” y los “chutos” que ingresaron sin ningún control durante varios años. La legislación ha limpiado el mercado “chatarra”, también denominado “chuto” o “basura” con el propósito de renovar el parque automotor a nivel nacional y sacar de circulación movilidades que constituyen peligro y atentan la contra la seguridad. Si a este hecho sumamos los planes de acceso, ferias y un conjunto de ofertas que realizan las casas importadoras, habida cuenta del dinamismo de la economía, el resultado es muy favorable a los planes de expansión del mercado. Con datos de la Cámara Automotora se calcula que en Bolivia se comercializan aproximadamente 150 marcas de vehículos.

Tampoco se puede desconocer que este novedoso cambio, ha sido impulsado por la ola del ritmo del crecimiento de la economía boliviana, favorable para que miles de familias bolivianas que antes no tenían la posibilidad de acceder a un crédito, hoy tengan ofertas verdaderamente tentadoras para comprar un vehículo cero kilómetros, con créditos  accesibles a tasas preferenciales por el empeño de socializar la cultura crediticia a sectores que antes no tenían acceso a fuentes de financiamiento.

Comportamiento de crecimiento y participación en el mercado

De acuerdo a datos proporcionados por la Cámara Automotora de Bolivia desde el año 2010 a 2013 el país registra la siguiente tendencia de crecimiento y participación de tres marcas de vehículos japonesas en el mercado nacional:

 

Año     Marca      % (Part)   % (Crecimiento)

2010 —Toyota 21% — 64%

2010 — Nissan —14%— 43%

2010 — Suzuki — 26% —122%

2011 Toyota16%13%

2011 Nissan18%43%

2011 Suzuki26%67%

2012 —Toyota— 18%—64%

2012— Nissan —10%— 11%

2012— Suzuki— 23% —15%

2013 Toyota16%36%

2013 Nissan8%26%

2013 Suzuki28%95%

 

El boom automotriz en la política

Bolivia está viviendo un intenso clima político por la proximidad de las elecciones generales que se celebrarán el próximo 12 de octubre. Los motores se han calentado en la contienda electoral trayendo a colación el vertiginoso crecimiento de la economía que unos atribuyen al buen manejo de las cuentas fiscales, mientras los adversarios apuntan a los altos precios que gozan nuestras materias primas en el mercado internacional que no durará por mucho tiempo. Sea como  fuere, el país ha entrado en la vorágine de las campañas proselitistas y con ella a una guerra sucia de acusaciones que han tocado al sector empresarial.

FOTOS AUTOS TOYOTA

El candidato al senado por Unidad Demócrata Arturo Murillo ha lanzado duras acusaciones contra la firma TOYOSA S.A. indicando que se ha beneficiado de manera inescrupulosa asociada al Gobierno en licitaciones y otros beneficios. En una secuencia de acusaciones a los medios de comunicación el político y postulante a un curul a la Cámara Alta ha indicado que TOYOSA S.A. ha sido favorecida con el 60% de las licitaciones estatales. Una investigación promovida por Murillo señala que “existe un entramado de relaciones oscuras entre el Gobierno del MAS y el grupo empresarial dirigido por Edwin Saavedra Toledo.

En base a información oficial proporcionada por SICOES sobre ventas al Estado, señala de manera puntual que la firma japonesa ha participado del 24% de las licitaciones del sector público y no con el 65% que dice el denunciante. La misma información del SICOES puntualiza que de un total de 325 licitaciones públicas realizadas en la gestión 2013, TOYOSA S.A. ha ganado 79, no se ha presentado a 205, no adjudicó en 37 y cuatro (4) licitaciones fueron declaradas desiertas.

De acuerdo a esta información corroborada por el importador, se consigna que las ventas de movilidades Toyota a través de su concesionario TOYOTA BOLIVIA S.A. al sector público significaron para la compañía solamente el 12% del total de sus ventas en la gestión 2013. Sus ventas a particulares ascienden al 58% y 30% corresponden al sector privado.

Embajador de Bolivia en Japón

Entre las denuncias realizadas por el postulante al Senado por el Departamento de Cochabamba, apuntan al hijo del empresario y presidente TOYOSA S.A., Edwin Saavedra; Michel Saavedra Mendizábal, que ha sido nombrado embajador del Estado Plurinacional de Bolivia en Japón. Dice Murillo que ese nombramiento explica la retribución de favores entre el Holding empresarial y el Gobierno. Pero la retribución de favores a la que hace alusión el postulante al Senado no es una novedad, dice el Gobierno.

El canciller David Choquehuanca salió a defender el nombramiento señalando que se trata de un empresario que al igual que el resto de los embajadores representan la diversidad de Bolivia. “Tenemos embajadores que representan a diferentes sectores, unos vienen desde la empresa privada otros desde los movimientos sociales, movimiento campesinos, hay de todos los sectores”. Además, el canciller recordó que “el requisito es tener compromiso con Bolivia, tienen que tener experiencia, tienen que tener algunas cualidades”. De acuerdo a las declaraciones del responsable de las relaciones internacionales de Bolivia, “Saavedra tiene experiencia porque ha estado en Japón, conoce esa realidad, sabe de inversiones y es boliviano”.

Siempre de acuerdo al Gobierno se trata de un nombramiento que beneficiará al país debido a los contactos empresariales que Michel Saavedra Mendizábal posee en Japón. El hijo del presidente de TOYOSA S.A. ha sido gerente general de la compañía y ha estudiado Administración de Empresas en la Suffolk University de Boston, Estados Unidos, habla fluidamente japonés e inglés y ha estado repetidas veces en Tokio en negociaciones de trabajo con prestigiosos grupos empresariales del país, aseguraron a dat0s en el departamento de Relaciones Públicas de TOYOSA S.A. en La Paz.

El Banco Unión y TOYOSA S.A.

Pero la denuncias del postulante a la Cámara Alta tomaron un nuevo curso. A los pocos días Murillo volvió a la carga en lo que parece el inició de una guerra sucia electoral.

Esta vez el turno fue del Banco Unión. Los dirigentes del frente político denunciaron que el 39% de la cartera corporativa de la institución bancaria correspondería a TOYOSA S.A.

Esta nueva denuncia mereció de inmediato una aclaración por parte de los ejecutivos del Banco Unión. En una entrevista con dat0s ejecutivos de la institución bancaria precisaron que ningún cliente corporativo sobrepasó el 15,4% de la cartera bruta corporativa de corto plazo.

Además, indicaron que la relación entre TOYOSA S.A. y el banco viene de hace más de 20 años antes de que la institución bancaria pase a ser estatal. En el banco se asegura que estas denuncias son graves porque afectan su imagen y prestigio; dijeron además que se trata de una denuncia con fines políticos y se reservaron el derecho de iniciar acciones legales para evitar que en el futuro se relacione al banco con acusaciones que mellan su reputación.

Más denuncias

Uno de los flancos elegidos en el vuelo que visualiza a TOYOSA S.A. en la campaña proselitista llegó al prestigioso Club Hípico Los Sargentos. Mostrando una carta que solicita incluir al hermano del vicepresidente Álvaro García Linera, Raúl García Linera y su esposa, como “beneficiario de Toyosa”, Murillo volvió a poner un nuevo ingrediente a la campaña electoral, apuntando nuevamente contra TOYOSA S.A. de donde habría salido esa solicitud.

En una larga charla con la revista dat0s un miembro del directorio de esa institución privada de socios dijo que el pedido no es un tema que se lo atiende a través de solicitudes firmadas a solo requerimiento, sino que debe pasar por un largo proceso de selección. Es finalmente una reunión de directorio que decide la incorporación de “beneficiarios”. El Club Hípico Los Sargentos ha ganado mucha tradición entre los amantes de la equitación y de otras disciplinas deportivas.

Murillo por su parte insiste que la nota pidiendo la incorporación del hermano del vicepresidente al Club Hípico Los Sargentos es una inequívoca demostración de la relación que existe entre TOYOSA S.A. y el Gobierno. Al día siguiente de la denuncia Milenka Dávalos, Gerente General de Los Sargentos dirigió una nota en la que pide que en las posteriores aclaraciones de este penoso incidente se cuide el buen nombre y el prestigio de la institución.

 

Teleférico Metropolitano de La Paz

FOTO TELEFERICO Y CIUDAD EMPRESARIAL (MAQUETAS)

El representante de Unidad Demócrata (UD) también ha denunciado sobre la construcción de la estación Verde y Amarilla del Teleférico Metropolitano de La Paz en la Curva de Olguín que ingresa a la zona de Obrajes de la ciudad.

Murillo señala en la denuncia que el presidente de TOYOSA S.A. Edwin Saavedra luego de haber ganado al Gobierno Municipal de La Paz la propiedad de 80.000 metros cuadrados ha llegado a un acuerdo con el Ministerio de Obras Publicas para ceder 11.000 metros cuadrados de ese terreno donde se ubica la estación de dos líneas del Teleférico a cambio de construir un Complejo Empresarial denominado “La Ciudad de los Leones”.

Murillo dice que el “convenio no es específico pero Saavedra podrá aprovechar comercialmente y de forma permanente este edificio como pago por su terreno”. Al respecto, responsables de la construcción del Complejo Empresarial señalaron que la maqueta de la obra y la remoción de tierra para iniciar la construcción de la obra se realizó mucho antes de que el Gobierno piense dotar de un Teleférico a la ciudad de La Paz.

Al respecto los ingenieros que trabajan en la construcción del Complejo Empresarial manifestaron que el proyecto fue presentado en junio de 2013 en un acto con la presencia del presidente de TOYOSA S.A. Edwin Saavedra y el alcalde de La Paz Luis Revilla. En esa ocasión el burgomaestre destacó el esfuerzo empresarial de Saavedra y mencionó que por las características de la obra será de gran utilidad para La Paz que no cuenta con un centro comercial de estas condiciones.

Por otra parte los encargados que tendrán  su cargo la construcción del proyecto explicaron que data de por lo menos 20 años atrás hasta que se logró perfeccionarlo y finalmente fue aprobado por el Municipio. Después de un arduo trabajo se lograron los permisos correspondientes para construir allí  el moderno centro empresarial. Explicaron finalmente que para la construcción de la estación de las líneas Verde y Amarrilla del Teleférico Metropolitano de La Paz cedieron 11.000 metros cuadrados en una clara demostración de que en lugar de buscar beneficios como señala la denuncia cedieron por tratarse de una obra que reporta enormes utilidades para solucionar el transporte público de la ciudad.