Menor demanda de gas de Brasil obliga a importar más gasolina

0
26

Debido a la  menor demanda de gas natural por parte de Brasil desde diciembre pasado, la producción de líquidos asociados  se ve disminuida y obliga a importar mayores volúmenes de gasolina para el consumo interno, advirtieron ayer los expertos en hidrocarburos Álvaro Ríos y Raúl Velásquez. Desde finales del año pasado, Brasil disminuyó sus requerimiento de gas natural en aproximadamente un 50%, debido a una mayor oferta interna y a un mejor funcionamiento de sus hidroeléctricas gracias a las precipitaciones  de verano.

Según el  exministro de Hidrocarburos Álvaro Ríos  los menores volúmenes de gas transportados a Brasil generan una  merma en los líquidos asociados al gas, los cuales son destinados a la producción de gasolina y gas licuado (GLP). “La reducción de los volúmenes requeridos por Brasil trae consigo  una merma de líquidos asociados al gas natural, que si los valoramos al precio de la gasolina, estamos hablando más o menos de un millón de dólares al día adicionales  que hay que importar de gasolina”, explicó. A esto se sumaría el millón de dólares que el Estado deja de percibir por la reducción de los volúmenes enviados a Brasil. Por su parte, el analista del tema hidrocarburos de la Fundación Jubileo Raúl Velásquez sostiene que si bien la reducción de la demanda brasileña de gas  genera una merma, por otra parte se  observa un ligero aumento en los envíos de gas a Argentina. “Esto nos indica que parte de la producción de líquidos asociados ha pasado de la planta de Río Grande (hacia Brasil) a la de Gran Chaco (hacia Argentina)”, señaló. Sin embargo, Velásquez aclaró que al no tratarse de los mismos volúmenes entre la reducción de la demanda brasileña y el aumento de los envíos a Argentina, la producción de líquidos en la Planta de Gran Chaco no compensa la caída. “Se trata de volúmenes diferentes, por lo que la producción  no se compensa”, explicó.

Otro factor a considerarse, señaló Velásquez, es la riqueza del gas que se envía al Brasil, ya que si éste es de buena calidad y contiene grandes concentraciones de líquidos, la merma será menor. El año pasado se importaron 713,6 millones de dólares en carburantes, cifra menor en 34,3%  a la registrada en 2015. Ayer, el secretario de Energía, Minas e Hidrocarburos de la Gobernación de  Santa Cruz, Herland Soliz, indicó que la reducción de los volúmenes enviados a Brasil generará gastos adicionales y perjuicios a los campos productores, ya que al reducir los volúmenes producidos se producen problemas técnicos. “Al abrir los  pozos vamos a tardar mucho tiempo en que éstos vuelvan a tener los niveles de producción estables”, alertó el funcionario.

 

 

Líquido asociado

  • Separación Los líquidos asociados  son subproductos resultantes de la extracción y separación del gas para su transporte, están compuestos principalmente por butano y propano.
  • Gran Chaco La planta separadora de líquidos de Gran Chaco, con una capacidad de procesamiento de hasta  32 millones de metros cúbicos día (MMmcd)  , 2.247 toneladas métricas por día (TPD) de gas licuado, 1.658 barriles por día (BPD) de gasolina , según datos de YPFB.
  • Río Grande Río Grande procesa 5,6 millones de metros cúbicos día (MMmcd) de gas natural para obtener 361 toneladas métricas diarias (TMD) de GLP y 350 barriles por día (BPD) de gasolina.

 

El Salvador quiere importar urea y GLP desde Bolivia

 

Página Siete/  La Paz
Autoridades de El Salvador expresaron ayer   a las autoridades bolivianas su intención de comprar urea y gas licuado de petróleo (GLP) en un futuro acuerdo comercial.

El ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, se reunió ayer en Santa Cruz  con representantes del Gobierno de El Salvador para avanzar en las negociaciones de venta.

“Hemos avanzado en los acuerdos que iniciamos el año pasado en cuanto a la compra por parte de nuestro país de GLP y urea, que son necesarios en El Salvador y en Centroamérica.

Las negociaciones van por buen camino”, señaló el viceministro de Inversión Extranjera y Financiamiento para el Desarrollo, José Luis Merino, de El Salvador,  tras la reunión sostenida.

En el caso de la urea, explicó que su país  consume entre 50 y 70 toneladas métricas (TM) mensuales y que se realizará un estudio de factibilidad para evaluar el traslado de este producto desde Bolivia hasta El Salvador. Desde ahí además existe la posibilidad de distribuir este producto  en la región.  “Guatemala, Honduras y Nicaragua consumen volúmenes mucho más altos de urea que los nuestros”, precisó Merino.

Para el ministro Sánchez, Centroamérica se constituiría en un mercado más de urea si las negociaciones logran concretarse.  Ambos países trabajan desde el año pasado en la posibilidad de que Bolivia pueda ser proveedora, comercializadora y distribuidora de GLP. “Estamos hablando inicialmente de 25.000 toneladas métricas al mes, que es un volumen importante . Queremos que YPFB pueda internacionalizarse con el objetivo de que nuestro Estado tenga más ingresos”, destacó Sánchez.