Ministro Arce afirma que recetas del FMI sólo alargan las crisis

0
32

Washington, 10 abr (EFE).- El ministro boliviano de Economía, Luis Arce, aseguró hoy que una cosa es tener “buenas relaciones” con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y otra “seguir sus recetas económicas, que solo han servido para alargar periodos de crisis”.

“Las recetas del Fondo han alargado la crisis en Europa, en lugar de sacarla de la crisis. Los países europeos están sufriendo lo que pasó América Latina en las década de 1990”, indicó Arce en una entrevista con Efe en la sede del organismo internacional, donde se encuentra para participar en su reunión de primavera del FMI y el Banco Mundial (BM).

No obstante, el ministro boliviano señaló que con el Fondo “hemos guardado siempre una buena relación”, pero “no quiere decir eso que vayamos a seguir sus recetas económicas, eso es muy diferente”.

En sus últimas proyecciones económicas, presentadas esta semana, la institución dirigida por Christine Lagarde certificó el sólido crecimiento de Bolivia, para la que prevé un 5,1 % en 2014, una décima más de lo pronosticado en octubre, y un 5 % en 2015.

“Los datos son contundentes para el caso boliviano: una economía en crecimiento, con una inflación controlada, ocho años de superávit fiscal y cuenta corriente”, remarcó el ministro boliviano.

Además, mantuvo su cautela ante estas cifras ya que “siempre el Fondo se ha equivocado en los números en Bolivia, este 5,1 % estoy seguro que será 5,8 % o más”.

Como ejes de la política económica del país, Arce subrayó un modelo basado “en la recuperación de los recursos naturales y la redistribución del ingreso en marcha desde 2005”.

En este sentido, dijo, el gobierno de Evo Morales ha buscado diversificar la dependencia de la demanda externa, como ocurría en el pasado, y ahora se compensa con la creciente demanda interna.

“Todas las virtudes del modelo se han reflejado en el bolsillo de los bolivianos, ha aumentado el consumo, se ha reducido la pobreza extrema, y estamos entre los ocho mejor redistribuidos de América Latina”, dijo Arce.

Por otro lado, el ministro boliviano participó este jueves en la reunión plenaria del G77 más China, que representa a los países en desarrollo que buscan un mayor peso específico en los organismos internacionales y cuya presidencia rotatoria ocupa Bolivia este año.

En ella, reiteró la urgencia de “dar un giro a la estructura gobernativa del FMI con una participación mayor de los países en desarrollo”.

“La salida de la crisis en EE.UU. es sumamente lenta, en Europa continúa la crisis, en este ambiente tan desfavorable se requiere hacer cambios en el FMI, no solo en la estructura, que es un clamor de los países en desarrollo, sino en las políticas”, afirmó Arce.

Por último, el funcionario boliviano criticó la tardanza de los países avanzados, especialmente EE.UU., por sacar a adelante la reforma del sistema de cuotas en el FMI, aprobada en 2010, que busca aumentar el peso de los emergentes, y cuyo Congreso aún no ha ratificado.

“Es el doble discurso de los países ricos, que quieren aparentar ser democráticos, pero a la hora de poner los recursos, y de aprobar la medida legislativa, se dan un paso atrás”, explicó Arce.

Alfonso Fernández