Obras de Camce no se ejecutan con crédito chino

0
38
Foto: AFP

La planta de Sales de Potasio, la hidroeléctrica Misicuni, la ferrovía Montero-Bulo Bulo y el ingenio azucarero San Buenaventura, adjudicados a Camce, son financiados con recursos propios y no con préstamos chinos.

El expresidente Jorge Quiroga dijo que esto muestra que hubo tráfico de influencias en la adjudicación pues no había condicionamiento de tipo crediticio.

Las cuatro obras son parte de la investigación que realiza una comisión de la Asamblea Legislativa para determinar si hubo tráfico de influencias en la adjudicación directa a la empresa china Camce, donde trabajaba como gerente comercial Gabriela Zapata, la expareja del presidente Evo Morales.

Citado por Erbol, Quiroga dijo ayer en La Paz que “no había condición para dar todo a Camce”, en alusión a que el Gobierno aseguró en reiteradas oportunidades que se vio obligado a contratar a Camce porque el crédito chino venía atado a esa condición.

Añadió que el Gobierno se obligó a contratar a Camce a pesar de que los recursos no eran chinos, sino dinero de los bolivianos.

“Ese es el meollo del problema. Nadie ha dicho que las obras son fantasmas para viajar en inspección y mostrar taladros funcionando, sino que hay una sindicación y presunciones de adjudicación por 500 millones de dólares a una empresa china con plata boliviana, donde trabajó la expareja del Presidente”, manifestó.

La ferrovía Bulo Bulo – Montero, que está en proceso de ejecución, tiene un costo de 103 millones de dólares que fueron financiados por el Tesoro General de la Nación (TGN).

El Ministerio de Obras Públicas rescindió el contrato para el tramo I con la empresa Camce y ejecutó sus boletas de garantía por un monto de 23 millones de dólares

En tanto, la planta de Sales de Potasio de Uyuni que fue adjudicada a Camce bajo la modalidad de contratación directa, tiene un costo de 176 millones de dólares financiados por el TGN.

El ingenio de San Buenaventura alcanzó un costo de 166 millones de dólares que fueron financiados con recursos propios provenientes de un préstamo del Banco Central de Bolivia (BCB).

La hidroeléctrica Misicuni, que a la fecha alcanzó un costo de 59,2 millones de dólares y es ejecutada por la empresa china Camce, fue financiada por un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), del Banco Central de Bolivia (BCB) y con recursos propios.

Quiroga observó el papel distractivo de la comisión de la Asamblea Legislativa y planteó reorientar ese trabajo para investigar el tráfico de influencias convocando  a los ministros que adjudicaron los contratos, a Gabriela Zapata en su calidad de exgerente de la Camce y a los representantes legales de la empresa china.

 

OTROS CONTRATOS

Entre otros proyectos que fueron adjudicados a Camce figuran la adquisición de taladros de perforación por parte de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y la compra de una cisterna por la Gobernación de La Paz.

La comisión que investiga el supuesto caso de corrupción con la empresa china realizó la inspección en campo a los taladros y la planta de Sales de Potasio.