Planta de urea de Bulo Bulo pasa a manejo de técnicos nacionales

0
28

El 100 por ciento de las tareas de operación y mantenimiento de la planta de urea y amoniaco de Bulo Bulo estará a cargo de personal boliviano, debidamente capacitado, desde los próximos días, puesto que el último grupo de aproximadamente 40 funcionarios de Samsung, empresa que construyó la planta, inició su desplazamiento del complejo petroquímico.

El contrato entre Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y Samsung establece que la firma surcoreana debe capacitar a profesionales bolivianos para que estos tomen el control de la planta. Desde su inauguración, el 14 de septiembre de 2017, Samsung dirigía la operación y mantenimiento de la planta, aunque desde inicios de la presente gestión fue transfiriendo algunas responsabilidades a los técnicos nacionales.

Según el vicepresidente nacional de operaciones de YPFB, Gonzalo Saavedra, la planta de urea actualmente atraviesa por un proceso de transición que consiste en la desmovilización del personal de Samsung. Hasta el 31 de diciembre, o incluso antes, los técnicos coreanos habrán abandonado la planta.

“Todavía tenemos un contingente de aproximadamente 40 a 50 personas (de Samsung), todos los demás son bolivianos. Esperamos que el personal clave, que es el último que se va a desmovilizar en estos días, deje en manos de técnicos bolivianos que están en ese proceso de transición”, explicó Saavedra.

El ejecutivo de la estatal petrolera considera que se trata de una buena noticia porque el hecho de operar la planta de urea con personal 100 por ciento boliviano “nos da mayor seguridad para avanzar en los demás proyectos que tiene previsto YPFB”, puesto que existen propuestas petroquímicas en agenda como la construcción de una planta de nitrato de amonio, otra de urea-formaldehído, la planta de sulfato de amonio y la de polipropileno.

La planta de urea y amoniaco, ubicada en Bulo Bulo, actualmente tiene una taza de operación que oscila entre el 75 y 85 por ciento en relación a su capacidad máxima que alcanza a 2.100 toneladas de urea granulada por día.

 

PRODUJERON 300 MIL TONELADAS DE UREA

La producción de urea en Bolivia cerrará la gestión 2018 con un volumen total de aproximadamente 300.000 toneladas.

A la fecha, la cantidad de fertilizante destinado a la exportación es de 190.000 toneladas, mientras que el volumen comercializado en el mercado interno supera las 19.000 toneladas, informó el vicepresidente nacional de operaciones de YPFB, Gonzalo Saavedra. “Estamos en la época más fuerte de consumo, octubre, noviembre y diciembre son los periodos de mayor consumo”, dijo el ejecutivo.

El presidente de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo, Richard Paz, estima que existiría un potencial de compra de 100.000 toneladas anuales  de urea en Bolivia si hubiera un plan de uso masivo, que incluya la capacitación y demostración hacia los productores.

 

PRECIO DEL PETRÓLEO NO INCIDE EN EL DE LA UREA

A pesar de que la caída del  precio referencial  del petróleo  genera un impacto negativo en los ingresos nacionales por la exportación de gas, el impacto es menor en el negocio de la urea, cuyo precio está indexado a factores climáticos y a los precios internacionales de productos agroindustriales como maíz, algodón y trigo, además de otras materias primas.

“El hecho que haya bajado el precio del petróleo en el mercado internacional no tiene una incidencia significante en lo que es la variación del precio internacional de la urea”, informó el vicepresidente de Operaciones de YPFB.