Políticas de Trump afectarán economía del país y la región

0
25

El Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) y analistas advierten que las políticas proteccionistas del nuevo presidente de Estados Unidos (EEUU), Donald Trump, tendrán impacto negativo en el país y la región.

El lunes el mandatario norteamericano firmó una orden para retirar a su país del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TTP, por sus siglas en inglés).
Para el gerente del IBCE, Gary  Rodríguez, hay que comenzar a preocuparse por el futuro del comercio internacional, porque Trump antes de  su campaña electoral  desechó el acuerdo transatlántico con la Unión Europea y  también anticipa la revisión del NAFTA con México y Canadá Lo próximo que puede ocurrir es que ese mercado  comience a blindarse con la elevación de aranceles para países como China,  que vende mucho a EEUU.
“Si la idea es recuperar empleos, empresas y promover consumo de productos  americanos, eso va a impactar en el  comercio internacional”, precisó.
Según Rodríguez,   el primer escenario que se puede presentar es que China, al no poder vender la misma cantidad de productos a EEUU que antes, por una elevación de aranceles, buscará colocarlos en países alternativos.   El segundo escenario es que si China baja su nivel de ventas, producirá menos  y  demandará  menor cantidad de  materias primas. Caerán los precios y eso le afectará  a Bolivia en sus exportaciones de minerales e insumos industriales.
Además, como repuesta a las políticas de Trump, algunos bloques como el Mercosur, que históricamente ha sido proteccionista, profundizarán esa política.
Rodríguez señaló que ese mercado protege mucho a su industria y ésa es la razón por la que Bolivia no puede vender medicamentos, textiles, metalmecánica u otros con valor agregado.
“Si Bolivia avanzó y creció  en exportaciones es gracias al libre comercio. De  forma indirecta puede cargar con las  consecuencias de las políticas de EEUU. Si se cierran mercados,  las exportaciones bajarán  e incrementarán las   importaciones”, recalcó.
El analista económico Gonzalo Chávez  opinó que los efectos  para Bolivia serán  indirectos, ya que esas políticas pueden ocasionar   que el comercio internacional disminuya, que la economía mundial se desacelere y se provoque incluso una recesión.
Eso repercutirá  en Bolivia porque si el mundo produce menos, los precios de las materias primas no se recuperarán.
El experto en comercio internacional Julio Alvarado   anticipó que las políticas proteccionistas de Trump afectarán a naciones  como Chile, Perú, Colombia,  Brasil y Argentina. De hecho,  este último país ya no puede vender limones a EEUU.
Esto a su vez provocará que los socios comerciales de Bolivia demanden menos productos.
Un mercado de mil millones en riesgo de quedar trunco  Luego de la decisión de Estados Unidos (EEUU) de retirarse  del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TTP), para   los países latinoamericanos, el mercado de casi 1.000  millones de consumidores al que ese bloque  daría acceso no será igual de fácil de conseguir mediante otros acuerdos.
Según un análisis de BBC Mundo,  hay quienes creen que la región no puede supeditar sus esperanzas de crecimiento a los intercambios con países de Asia y las grandes potencias, sino que debería atender al “comercio intrarregional que es bajo pero se incrementa lentamente”,  señala Miguel Tavera, de la consultora de riesgo Risk Cooperative y columnista en International Policy Digest.
Chile fue la nación pionera de la región en buscar sociedades comerciales distintas de las tradicionales con Estados Unidos y Europa.
Mediante la membresía, México y Perú también buscan aumentar sus exportaciones y atraer importantes inversiones de países asiáticos.
Según estimaciones de la Secretaría de Economía de México,  al momento del anuncio del TPP, el país norteamericano podría exportar más de 150 mil  millones de dólares en cinco años hacia otros países del  bloque.
El TPP iba a empoderar a las clases medias, mediante el acceso a mercancías más baratas y el fomento del consumo doméstico, apunta Tavera. Eso, a su turno, podría facilitar la creación de empresas medianas y pequeñas, con costos más bajos y acceso a un mercado mayor.  Eso ahora podría quedar trunco.