Transporte pesado estima pérdida de $us 90 millones por disminución de la producción

El Deber
0
154
producción trigo Bolivia

Días después de que el sector oleaginoso de Santa Cruz alertara una disminución en la producción de 1,3 millones de toneladas de granos de sorgo, trigo, girasol, maíz y chía en invierno, a causa de la sequía prolongada y frío intenso con heladas, el sector del transporte pesado estima una pérdida económica de al menos $us 90 millones.

A decir del presidente de la Asociación del Transporte Internacional (Asociatrin), Marcelo Cruz, los efectos adversos en la producción de invierno, anticipado por Anapo, es un duro golpe a la economía sectorial, cuya expectativa era alcanzar un movimiento efectivo de carga como ocurrió en la campaña agrícola de verano, cuyo rendimiento en los cultivos fue óptimo.

Con estimaciones sectoriales, según Cruz, unos 7.000 propietarios de unidades de transporte sufrirán el deterioro de sus ingresos, en razón de que el cálculo de Anapo restará 48.000 viajes de transporte de carga de los campos agrícolas a los centros de acopio, industrias que transforman los granos y puntos de embarque de la oferta nacional con valor agregado a mercados de exportación.

En valor, Cruz dijo que calculan un efecto adverso de al menos $us 20 millones en el transporte local y unos $us 70 millones en el movimiento de carga en el contexto nacional e internacional. “Estas variables climáticas que son una amenaza recurrente a la economía productiva y que comprometen la seguridad laboral, en el transporte pesado, se hubieran evitados si los encargados de definir las políticas nacionales de incentivo al agro hubieran admitido el uso de la biotecnología, en el caso de la soya, resistente a la sequía. Vemos que no hay voluntad de apoyo al sector agroexportador que es el motor que jala la economía del país”, dijo.

Su par de la Federación de Transporte Pesado de Santa Cruz, Juan Yujra, apuntó que la incertidumbre y preocupación sectorial después del anuncio de Anapo es grande, dado que menos granos para movilizar significan menos oportunidad de carga y trabajo.

Otros actores de la cadena

A pesar del duro impacto en la actividad productiva del sorgo, el presidente del complejo granelero Granosol -transforma el sorgo en etanol-, William de las Muñecas, se declaró optimista y cree que las áreas no afectadas por sequía y heladas (norte de Pailón, San Julián y el norte integrado) cubrirán las expectativas de cosecha y volúmenes para abastecer el mercado agroindustrial para producir alcohol anhidro y la nutrición animal de ganado bovino, aves ponedoras, pollos parrilleros y cerdos.

De las Muñecas cree que la baja de precio en el mercado de los commodities (caso del maíz y del sorgo) hacen que la exportación no sea atractiva y eso garantiza la materia prima para la industria.

Desde la Asociación de Proveedores de Insumos Agropecuarios (APIA), el presidente Eduardo Nostas, cree que si bien las evaluaciones de la sequía y las heladas son parciales, los efectos van más allá del perjuicio en la parte agrícola y que trascenderán, de manera general, en la economía nacional.

Espera que la siembra de soya en el norte integrado y Guarayos revitalice al sector oleaginoso, porque es evidente que la oferta de granos en invierno está comprometida.