Ven insuficientes las medidas de empleo

0
37
Creditos Foto: Los Tiempos

Con un presupuesto de 146,4 millones de dólares, el presidente Evo Morales presentó ayer el Plan de Empleo Urgente, con el que, según dijo, se busca crear 56.600 nuevas fuentes de trabajo y reducir la tasa de desempleo de 5,4 al 2,7 por ciento en los próximos meses. No se informó de dónde saldrán estos recursos.

Además, Morales anunció la reactivación del Fondo Indígena con una inversión de 200 millones de dólares.

La Central Obrera Boliviana (COB) cuestionó el plan de empleo por considerar que sólo se trata de trabajos temporales (de entre dos y seis meses) cuando lo que se quiere son proyectos más sostenibles. Los empresarios privados, en tanto, dijeron que el plan es un “buen inicio”, pero que el sector persistirá en la atención a sus 10 planteamientos.

El primer programa de infraestructura tiene un presupuesto de 40 millones de dólares en proyectos de fabricación y colocación de losetas en calles de Oruro, Sucre, Potosí, Riberalta, Cobija y La Paz, sobre la base de proyectos que puedan elevar los alcaldes municipales. El impacto esperado es generar 6.600 empleos y será manejado por el Fondo Social Productivo (FPS).

El segundo programa es de Protección y Habilitación de Áreas Productivas, especialmente en los valles cochabambinos y cruceños, haciendo defensivos o diques que permitan recuperar tierras productivas en el río Grande de Tapacarí, el valle alto cochabambino, y los municipios de Sicaya y Tacopaya y la provincia Esteban Arze. En La Paz, el proyecto alcanzará Río

Abajo. En Beni se levantarán defensivos para evitar inundaciones. La unidad ejecutora será el Ministerio de Medio Ambiente y el Fondo Social Productivo. Se estima una inversión de 40 millones de dólares y tendrá una duración de cuatro meses a partir de octubre y noviembre, y se espera generar unos 5.000 empleos.

El tercer programa es dar un incentivo a las empresas para la inserción de jóvenes profesionales en el sector privado. Los jóvenes capacitados en programas del Gobierno tendrán un salario de 4.000 bolivianos, de los cuales el 70 por ciento será cubierto por la parte privada y el resto por el Estado. Este último porcentaje cubrirá beneficios sociales, AFP y Caja Nacional de Salud.

El Gobierno destinará 50 millones de dólares para apoyar al sector privado y se estima generar unos 45 mil empleos.

Morales precisó que este proyecto puede arrancar este mes, si algún empresario privado decide ingresar a este proyecto.

Un cuarto proyecto consiste en un incentivo a las empresas públicas para que puedan dar un 5 por ciento de calificación a aquellas empresas privadas que planteen la mayor generación de empleos, como un mecanismo de acelerar la ejecución correspondiente en el sector público.

El quinto proyecto consiste en crear un Fondo Capital Semilla con 9,4 millones de dólares para otorgar créditos a las micro y pequeñas empresas, en favor de nuevos técnicos profesionales que necesiten financiar nuevos emprendimientos productivos.

Este Fondo será administrado por el Banco de Desarrollo Productivo, que financiará 300 emprendimientos si fuera necesario desde este mes.

Morales dijo que con estos proyectos se espera bajar el desempleo a casi la mitad de lo reportado actualmente.

 

REACTIVARÁN FONDO INDÍGENA

El presidente Morales ratificó ayer que el Fondo Indígena volverá a funcionar este año con un presupuesto de 200 millones de dólares, destinados exclusivamente a proyectos productivos. “Después de reorganizar el Fondo Indígena, este año arrancamos, hemos comunicado a las alcaldías”, dijo.

Para los municipios que tengan cinco concejales, se destinarán 4 millones de bolivianos; los que cuentan con siete recibirán 5,5 millones, y los que tienen más de nueve obtendrán 7 millones de bolivianos, explicó.

Morales dijo que, sumados estos recursos con los del Plan de Empleo, se tienen más de 346 millones de dólares para enfrentar el desempleo.

En febrero de 2015, la Contraloría denunció ante el Ministerio Público 153 proyectos del Fondo Indígena (Fondioc) porque muchos de éstos no fueron concluidos, e incluso algunos ni comenzaron pese a recibir desembolsos.

Entre las principales acusados por esta malversación están la exministra de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Nemesia Achacollo, además de los miembros del directorio del ex Fondioc, entre ellos los ministros de la Presidencia, de Economía, de Desarrollo Productivo y de Planificación.

 

EMPRESARIOS: “BUEN INICIO”

La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) calificó el Plan del Gobierno como “un buen inicio”, pero aún no insuficiente, por lo que acudirán a las mesas de diálogo con el Gobierno y esperarán la respuesta a sus 10 planteamientos para aminorar el impacto del incremento salarial. “Esperamos que ese sea el inicio de una serie de medidas que beneficien la generación de empleo”, dijo el presidente de la CEPB, Ronald Nostas, quien añadió que se revisará en detalle la propuesta.

Por su parte, el presidente de la Federación de Entidades Empresariales Privadas de Cochabamba (FEPC), Javier Bellot, dijo que veían “con buenos ojos” la iniciativa del Gobierno, pero que aún no era suficiente. “Queremos empleos formales. En Bolivia ya el 80 por ciento de los empleos son informales”, dijo.

Agregó que su sector estará a la expectativa de las mesas de trabajo hoy y de la respuesta del Gobierno al pliego de 10 puntos, previsto, con probabilidad, para este fin de semana.

Estos 10 puntos están referidos a reformas impositivas, facilidades de trámites, revisión del segundo aguinaldo, posibilidad de pagar el retroactivo en partes y otros.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Marco Antonio Salinas, dijo, por su parte, que el sector está dispuesto incluso a dar empleo a los más de 45 mil jóvenes previstos por el Gobierno si éste da las condiciones.

 

COB: “SON SÓLO EVENTUALES”

El secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Guido Mitma, sostuvo ayer que el ofrecimiento del Gobierno de generar empleo eventual no es lo que buscan los trabajadores y tampoco es una propuesta fiable.

“Los compañeros que trabajen de dos a seis meses, ¿qué expectativa tendrán después? Además, durante este tiempo tampoco tendrán seguro ni estarán protegidos por ninguna ley social, entonces esto no es fiable ni sostenible”, indicó Mitma.

Para el dirigente cobista, el Gobierno debía generar un proyecto macro de trabajo y no empleos eventuales como en anteriores gestiones, que tiempo después demostraron no ser la solución al tema del empleo.

“El Gobierno debe hacer planes de trabajo productivo y masivo, además de sostenible como los textiles, manufacturas. Esto lo planteamos en las mesas de negociación y aún esperamos respuestas”, sostuvo el también dirigente minero.

Mitma indicó que esperan reunirse en esta semana con el presidente Evo Morales para reiterarle la posición de la COB de empleo permanente y sostenible.