Avalan exportación de soya sin descuidar abastecimiento interno

0
14
Foto: APG

El Gobierno dio su visto bueno al pedido del sector agropecuario de liberar las exportaciones de soya para atenuar las pérdidas generadas por la caída del precio internacional de este grano. Pero, pidió al sector que actúe con racionalidad y que primero abastezca al mercado interno.

El ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, aseguró ayer que se trabaja en esta demanda a la espera de una mejora de precios, sin embargo, pidió racionalidad a los productores que anunciaron movilizaciones a partir de mañana en caso de que no concrete la libre exportación.

“Estamos trabajando en este momento en esta liberación de exportación que ha anunciado nuestro Presidente, pero asegurando los márgenes de seguridad de la producción interna”, dijo Cocarico. Agregó que “ojalá que con esta medida puedan mejorar los precios de las industrias oleaginosas con relación a los productores agrícolas”.

El presidente interino de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), Fidel Flores, informó que actualmente el precio de la soya es de 225 dólares por tonelada, monto que solamente cubre el costo de producción y que está lejos de la expectativa de 280 y 300 dólares.

La soya es cotizada en función a un precio internacional, el cual bajó de aproximadamente 450 a 350 dólares por tonelada debido a una sobreoferta provocada por la caída de la demanda de China, que atraviesa por un periodo de contingencia a raíz del brote de fiebre porcina.

Según Flores, la caída del precio internacional generó pérdidas de al menos 160 millones de dólares en los productores bolivianos, situación que aumenta la emergencia del sector porque perdió otros 150 millones de dólares debido a la sequía en los primeros meses de 2019.

Ante la emergencia, Anapo y la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) anunciaron medidas de presión a partir de mañana en caso de que el Gobierno no autorice la libre exportación de soya. Al respecto, Cocarico pidió que no pongan en riesgo la seguridad alimentaria nacional.

“Cada organización tiene su mecanismo de funcionamiento, pero también aquí tenemos que ser racionales en poder trabajar una medida como ésta, y lo que no podemos poner en riesgo es el consumo interno; la seguridad alimentaria en Bolivia no se puede poner en riesgo”, manifestó el Ministro en conferencia.

Por su parte, el secretario general de la Cámara Agropecuaria de Cochabamba (CAC), Germán Aguilar, indicó que este sector está de acuerdo con la exportación de la soya, pero únicamente si se garantiza la provisión del grano para el consumo interno, sobre todo para los pequeños productores.

 

Anapo y la CAO anunciaron medidas de presión a partir de este jueves si el Gobierno no libera la exportación.

 

CUATRO INDUSTRIAS TIENEN MONOPOLIO

El precio de la soya en el mercado interno es fijado actualmente por cuatro industrias que, en los últimos días, determinaron pagar 225 dólares por cada tonelada de soya, algo que molestó a los productores, denunció el presidente interino de Anapo, Fidel Flores.

“Nosotros estamos en manos de cuatro industrias. Si el Gobierno libera las exportaciones vamos a tener otro mercado y la industria nos van a ofrecer un mejor precio”, dijo.

La industria oleaginosa absorbe aproximadamente el 30 por ciento de las 2,7 millones de toneladas de soya que se produce anualmente en todo el país.