BM prevé que crecimiento en Bolivia baje de 4.7% a 3.6%

0
16

El Banco Mundial (BM) prevé que el crecimiento económico en Bolivia sufrirá, en el próximo trienio, una leve baja.

Según las perspectivas de los analistas del BM, la expectativa bajará en 2014 a 4,7 por ciento, en 2015 a 4 por ciento y en 2016 a 3,6 por ciento.

Estos datos están contenidos en el capítulo referido a América Latina y el Caribe del informe “Perspectivas económicas mundiales”, divulgado el martes pasado.

Asimismo, se anticipa un crecimiento promedio de 2,9 por ciento para la región continental en 2014, 3,1 por ciento  en 2015 y 3,7 por ciento en 2016.

El informe no especifica las causas de la desaceleración del crecimiento de Bolivia, pero explica que toda la región continental se verá afectada en próximos años por la desaceleración del comercio mundial, las condiciones financieras más difíciles y los mercados de productos básicos menos favorables en 2013.

Con todo, las proyecciones ubican a Bolivia como el país con el tercer mayor crecimiento en la región durante el presente año, pues con su 4,7 por ciento, sólo es superado por Panamá (7,3 por ciento) y Perú (5,5 por ciento).

Otros crecimientos significativos este año, aunque menores al de Bolivia, son los proyectados para Paraguay (4,6 por ciento), Colombia (4,3), Costa Rica (4,3), Nicaragua (4,2) y Ecuador (4,1).

En tanto, los de más bajo desempeño son Venezuela (0,5 por ciento), Brasil (2,4), Argentina (2,8) y México (3,4).

Entre los países que mostrarán crecimientos débiles en los próximos dos años están Venezuela (1,7 y 2,3 por ciento, respectivamente), Argentina (2,5 en ambos años), Brasil (2,7 y 3,7).

Los países con mayores desempeños, algunos mejores que Bolivia, están Colombia (4,2 y 4 por ciento), Costa Rica (4,1 en ambos casos), Nicaragua (4,4 y 4,3) y México (3,8 y 4,2). Para Chile no presenta proyección alguna.

Se prevé que el crecimiento regional repunte de 2,9 por ciento en 2014 a 3,1 en 2015 y 3,7 en 2016. El fuerte aumento de las exportaciones junto con el incremento estable del consumo deberían impulsar el crecimiento de Brasil a 3,7 por ciento en 2016.

Dependiendo de la recuperación de Estados Unidos, se espera que México crezca 3,4 por ciento en 2014, acelerándose a 4,2 en 2016. Los riesgos de deterioro de la situación en la región incluyen un alza descontrolada de las tasas de interés mundial y una disminución brusca, prolongada y profunda de los precios de los productos básicos.