CBBA: Agrarios piden declarar emergencia por sequía

0
9
Foto: El Diario

“Se están secando los cultivos, no hay riego”, señaló consternado el secretario ejecutivo de la Central Sindical Única de Trabajadores Campesinos de la provincia de Cercado, Ariel Gutiérrez, al alertar que la sequía ya afecta a 400.000 familias de cinco subcentrales agrarias y lecheras en Pucara Grande, Valle Hermoso, Azirumarca y La Maica. El sector pide a la Alcaldía la declaratoria de emergencia.

El pedido se realizó luego de que el martes fueran gasificados en puertas de Alcaldía cuando realizaba una protesta en demanda de la declaratoria, el cierre de la planta de aguas servidas de Albarrancho y la ejecución de proyectos con recursos de Participación Popular.

Gutiérrez informó que el 85 por ciento de la producción de leche está en el Distrito 9, al sur de la ciudad. Por día, el ganado que consume 100 litros de agua produce 250.000 litros de leche. “Si no hay riego, no hay sembradío de maíz forrajero, entonces no hay forraje para el siguiente año para el ganado lechero”, señaló.

Una vecina agraria, Julia Orellana, lamentó que a pesar de los intentos, las familias afectadas se vieron imposibilitadas de perforar pozos por el alto costo.

Ante ello, Gutiérrez indicó que el plan de emergencia debe contemplar la perforación de pozos y la dotación de forraje y semillas. Según el docente investigador del Centro Agua de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS), Alfredo Durán, la perforación del metro lineal de un pozo oscila entre 70 y 140 dólares.

El secretario de relaciones de la subcentral Azirumarca, Emilio Medrano, denunció que el alcalde José María Leyes invirtió 1,1 millones de bolivianos para la entrega de dos tractores, semillas de soya y herramientas a los agrarios del Distrito 9. Sin embargo a este sector no llegó “ni una picota, ni un grano de soya”.

El asesor de la Alcaldía, Sergio Coca, informó que elaboran un plan de contingencia contra la sequía sin discrimar a nadie.

 

RETIENEN A TRES FUNCIONARIOS

Las subcentrales de la Central Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Cercado bloquearon ayer el  ingreso a la planta de tratamiento de Albarrancho y retuvieron por cuatro horas a tres funcionarios de la Alcaldía que se hacían pasar por periodistas.

Al intentar abandonar la zona en un vehículo azul (1886TUP ) casi arrollaron a un comunario. Los manifestantes encontraron dentro del auto afiches del alcalde José María Leyes.

Las tres personas se identificaron luego como funcionarios de la coordinadora con Movimientos Sociales de la Alcaldía y dijeron que se dirigían a una escuela para planificar la entrega de un bus odontológico. Los tres funcionarios fueron liberados con resguardo policial. El secretario ejecutivo de la Alcaldía, Álex Contreras, dijo que la movilización de los agrarios y comerciantes, el martes, tenía fines políticos y de atentar contra la Alcaldía.