Cultivos de girasol en 9 años decrecen en 68%

0
16
Foto: ENID LÓPEZ / LOS TIEMPOS

La superficie cultivada de girasol en la campaña de invierno es de 90 mil hectáreas, 68 por ciento menos que lo que se cultivó en 2008, cuando la siembra de este  grano alcanzó su mayor expresión, según datos de la Asociación Nacional de productores de oleaginosas y Trigo (Anapo).

Para 2017 se prevé una producción de alrededor de 60 mil toneladas de girasol frente a los 459 mil que se produjo en 2008. Desde hace nueve años, la disminución de la producción de girasol se fue acentuando.

En una visita a sectores productivos, organizada por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) para medios del interior del país, el técnico extensionista de Anapo, Luis Cortez, explicó que la superficie de la producción de girasol se redujo, debido a la enfermedad de la sclerotinea porque se desecha hasta 200 kilos por hectárea. En ese sentido, sostuvo que los costos de producción superan al precio por tonelada, constituyéndose en una desventaja.

Para la producción de una hectárea de girasol se necesitan 60 dólares para semilla, los equipos para la siembra son 20 dólares; la cosecha, 50; la fumigación, 15, y el transporte 10 dólares. “En el girasol no se usan muchos agroquímicos, en lo que más se gasta es en la semilla certificada”, dijo.

El precio de la tonelada de girasol es superior, entre 30 y 50 dólares, al de la soya. “Si pagaron en la soya 280 (dólares la tonelada), puede ser que el precio esté entre 300 y 310 dólares (la tonelada)”, ejemplificó. Añadió que el precio del girasol fue bajando junto al de la soya.

Anteriormente, los rendimientos de los cultivos de girasol alcanzaban la tonelada por hectárea, pero ahora sólo se logra producir 700 kilos por hectárea.

El vocal de la Filial Este de San Julián, Ramiro Casazola, explicó que cuatro industrias monopolizan el precio del girasol: Rico, Crisol, Fino y SAO. “No podemos negociar como debe ser, porque lo que hacen las industrias es acopiar primero toda la producción, el problema son los precios; se charlan cuando el grano ya está adentro”, dijo.

Indicó que lo ideal sería negociar antes de que inicie la cosecha, pero que los pequeños productores negocian de manera individual. El 2016 se logró un precio de 290 dólares por tonelada de girasol y para este año aún no se fijó un costo, se prevé que para inicios de septiembre termine el proceso de negociación con las industrias.

 

“SOMETIDOS” A EMPRESARIOS

Gerardo Ojeda, miembro del directorio de la empresa Unión de Productores (Unipros), sostuvo que los productores están “sometidos a los empresarios” de cuatro industrias que adquieren toda la producción de Santa Cruz. “Acá no pone nada el Gobierno porque mandan los empresarios. Nosotros trabajamos individualmente, pero ahora nos estamos asociando para hacer un mejor volumen”, dijo.

Ojeda manifestó que los productores de San Julián pretenden crear una empresa para negociar el precio del girasol con la industria y a largo plazo constituir una planta industrializadora del grano para ofertarlo directamente a los consumidores.

“Sería bueno que el Gobierno ponga de su parte, por lo menos para defender lo que nosotros producimos porque como nos ven nos quedamos cosechando hasta la madrugada, pero no hay nada que nos favorezca en precios, peor en cuestión de insumos”, explicó.

 

EXPORTAMOS 4 DERIVADOS

Según el gerente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, Bolivia exporta actualmente cuatro derivados de girasol, entre los cuales figura la torta de girasol, el aceite bruto, el aceite refinado y aceite refinado mezclado con soya y girasol.

“Es un producto más de la oferta exportable no tradicional de Santa Cruz. Vendemos aceite refinado, pero también la torta que es el resultado de la extracción del aceite de las pepitas del girasol y que sirve para la alimentación animal”, explicó.

El gerente del IBCE explicó que el girasol se constituye en una alternativa de rotación en el invierno en campos donde se cultiva soya en verano. “Son volúmenes importantes, en el pasado habíamos exportado más pero el precio ha hecho que los productores se dediquen más a otros rubros que les rinden más económicamente”, manifestó.

Santa Cruz es el único departamento donde se produce girasol.