Apagón abre la discusión sobre oferta de energía

0
23

La Gobernación criticó el corte, que en algunas zonas duró nueve horas. ENDE habla de un alivio con la generadora de Warnes.

Inician una investigación para determinar responsabilidades

La paralización, de forma súbita, del motor económico del país por falta de energía eléctrica, que genera el 70% de los alimentos y aporta un 28,2% ($us 8.536 millones) al Producto Interno Bruto (PIB) abrió el debate sobre la suficiencia del abastecimiento regional.

En horas de la mañana, Herland Soliz, secretario de Hidrocarburos, 
Energía y Minas de la Gobernación cruceña, afirmó que el país no está preparado para un corte de la magnitud que se produjo el lunes, donde solo se registraban 600 megavatios (MW) de los 1.600 que se consumen a escala nacional.

Indicó que esto demuestra una inseguridad energética en el país y en Santa Cruz. Reclamó que se acelere el proyecto hidroeléctrico Rositas.
La Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) señaló que en Bolivia el consumo máximo fue en octubre y llegó a 1.300 MW.

Inician investigación
Anoche, la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Electricidad (AE), mediante un comunicado de prensa, informó de que iniciará de oficio un proceso de investigación para determinar las causas de dicha falla y las responsabilidades del operador.

También precisó que el apagón afectó a casi el 80% de la población cruceña y que una de las razones es que la CRE realiza el retiro de energía en un gran porcentaje solo de la sub- estación de Guaracachi.
Amilkar Jaldín, Jefe de la Unidad de Comunicación de la CRE, indicó que el principal punto de donde retira electricidad es de Guaracachi, las otras son las subestaciones Urubó y La Arboleda, y que cuando entre en funcionamiento la subestación de Warnes, también tendrán otro nodo de donde retirar energía.

Qué significó el corte

Para Jorge Cwirko, presidente del Parque Industrial de Santa Cruz, donde operan 360 empresas y trabajan unas 27.000 personas, la falta de energía es negativa, pues crea incertidumbre. No obstante, indicó que se trató de algo extraordinario y que para hacer frente a un nuevo apagón, será necesario que las empresas, las que puedan, compren generadores.

Desde la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz indicaron que la falta de energía siempre es negativa y subrayaron que esperan que se haya tratado de un caso aislado.

Plan de contingencia
ENDE considera que la puesta en funcionamiento de la subestación de Warnes será un alivio, ya que generará 200 MW.

Arturo Iporre, gerente de ENDE, explicó que con este nuevo punto de carga la subestación Guaracachi, que actualmente oferta entre 450 y 500 MW, no se verá presionada, por lo que indicó que una vez que entre en operación, la CRE tendrá otro punto para cargar energía.

Iporre remarcó que al contar con una sola opción, la situación se puede tornar crítica para Santa Cruz