El satélite ya cuenta con siete clientes asegurados

0
0

Las estatales Entel, YPFB Transportes, la Agencia Nacional de Hidrocarburos y la Aduana contrataron los servicios. También las empresas privadas Viva y Tigo

Cuatro empresas estatales y tres privadas ya compraron, por adelantado, los servicios del satélite Túpac Katari, confirmó Marco Antonio Torrico, ingeniero en aplicaciones de la Agencia Boliviana Espacial (ABE).

El satélite, según el experto, se lanzará al espacio para brindar servicios en un área específica: las telecomunicaciones. “Estas empresas compraron nuestro servicio. Ellas apuntan ahora a otros satélites extranjeros. Lo primero que tendrán que hacer es migrar al nuestro en breve”, explicó.

El principal cliente es Entel. “Se firmó contrato con esa empresa, se trabajará también con Aduana Nacional, con  la Agencia Nacional de Hidrocarburos, YPFB Transportes, y las privadas con Viva, Tigo y también Cotas”, dijo el ingeniero.

Al mismo tiempo, Torrico confirmó que el Gobierno sostuvo conversaciones con empresas mineras que manifestaron interés en el servicio.

Utilidad

Por medio del satélite se puede ofrecer servicios de televisión, telefonía, transmisión de datos e internet. Sin embargo, el experto puntualizó que no basta  con poner en órbita el satélite para que Bolivia tenga cobertura, por ejemplo de señal de celular, de punta a punta.

“No se puede hablar de eso, porque hay que entender que un satélite es un medio de transmisión. Su ventaja es que tiene cobertura en cualquier punto de Bolivia, donde sea. Pero, las empresas, para contar con cobertura en ese lugar deben instalar estaciones Bisat. Por lo tanto, asumo que cada compañía lo hará en los puntos del país a los que quiera llegar, eso no depende de la ABE”, manifestó.

El Túpac Katari es como un espejo en el cielo. “No hace más que transmitir las señales. Por ejemplo, YPFB Transportes utiliza. Todo el ducto que tiene hacia Brasil es monitoreado a través de antenas Bisat. Así, miden el flujo de la exportación”, explicó el funcionario.

Tras el lanzamiento de hoy, “lo que se tiene que hacer es poner en órbita, y luego se hara una revisión de los sistemas, el satélite tiene nueve. Para brindar servicios, posteriormente, se deben hacer pruebas con las estaciones terrenas de Amachuma, en La Paz, y La Guardia, en el departamento de Santa Cruz”.

El experto admite que solo entonces se sabrá cómo está el equipo en el espacio, “hay que medir que las potencias y todo lo que teníamos en el papel, en el diseño que se hizo, se replica en la realidad a 36.000 kilómetros de distancia”.

Asegura que se deben revisar los paneles solares, las baterías y la parte térmica. “Todo eso tomará un par de meses y en marzo el satélite ya estará prestando servicios”, señaló el especialista.

Para hoy, a las 12:40 (hora boliviana), se prevé el lanzamiento del Túpac Katari hacia su órbita en el espacio