Liberan exportación del 60% de soya; agro ve una solución parcial

0
18
Foto: El Deber

El Gobierno, a través del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, liberó la exportación del 60% de la producción de grano de soya, a contramano del pedido de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo) que exige una liberación absoluta.

“Hemos evaluado la situación de la producción de la soya en relación a los precios bajos a escala internacional. Decidimos autorizar la exportación del 60% de la producción porque nosotros utilizamos alrededor del 30%. Tenemos expectativas de mejorar el consumo interno (con producción de biodiésel) al que no vamos a poner en riesgo. Por eso, con el objetivo de preservar el consumo interno, es que se reserva el 40% de la producción, para garantizar la provisión de alimentos, especialmente, al sector avícola, porcinocultor y bovino”, explicó el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico.

El martes, la autoridad no quiso poner fecha a la respuesta que daría el Gobierno al sector soyero -es el principal complejo exportador cruceño- que amenazó con un bloqueo de carreteras, desde hoy, para exigir la liberación plena, sin cupos ni restricciones, de las exportaciones de grano de soya.

La medida fue adoptada “en respuesta a la emergencia” del sector y constituye “un importante apoyo a quienes se vieron afectados por la caída de precios en el mercado internacional”, escribió el presidente Evo Morales en su cuenta de Twitter.

Luego del anuncio de la liberación de la exportación del 60% de la producción de grano de soya, el Gobierno señaló que será responsabilidad de los mecanismos privados para buscar los mercados para la exportación del grano, aunque el Gobierno también tiene avances para posicionar el producto boliviano en el exterior.

Créditos

El decreto que será publicado en las próximas horas en la Gaceta Oficial, contiene la disposición de autorizar a la Autoridad de Fiscalización del Sistema Financiero (ASFI) y a los operadores de intermediación del sistema financiero, la evaluación ‘caso por caso’ de los créditos que tienen los productores de soya.

Un sabor agridulce

En un pronunciamiento sectorial la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) insiste en la solicitud de liberación plena de las exportaciones de grano de soya y sus derivados como un elemento básico para generar crecimiento productivo, al igual que la liberación de eventos biotecnológicos.

“La medida reciente de liberar hasta un 60% de la producción nacional de grano de soya, bajo una serie de condiciones burocráticas, no resuelve el problema de los agricultores, porque seguimos con las mismas restricciones que no garantizan la rapidez de los trámites y la certeza de que se podrá exportar con facilidad”, puntualiza la CAO.

Asimismo, la organización productiva más grande e importante del país solicita que la producción de soya pueda ser exportada sin certificados de abastecimiento, ni cupos de exportación para generar mayor certidumbre a los agricultores. “Requerimos que de forma inmediata se realice la reglamentación del presente decreto”, refiere el comunicado.

Sector oleaginoso

Conocido el anuncio de la autorización de la liberación de la exportación del 60% de la producción del ‘grano de oro’, el presidente de Anapo, Marcelo Pantoja, informó de que el directorio decidió suspender el bloqueo anunciado para hoy. Empero, dijo que se acordó exigir la aplicación de tres medidas urgentes al Gobierno.

La primera, libertad plena para exportar el grano de soya, sin trámite de cupos ni certificados de abastecimiento de mercado interno, como ocurre hoy. A la par, Anapo solicita la aprobación de normativas, a través de la ASFI, que permitan la flexibilización y reprogramación de las deudas de todos los actores de la cadena productiva, es decir, pequeños y medianos productores, proveedores de insumos y maquinaria, transporte y prestadores de servicios. Piden no cambiar la calificación de los deudores.

En el tercer punto, el sector solicita e insiste en el uso de la biotecnología en los cultivos de maíz y algodón. Aseguran que la herramienta tecnológica en el maíz, que es un cultivo de rotación, es clave para generar el rastrojo que requiere el suelo antes de recibir una nueva cosecha.

Pantoja aclaró que el sector sigue e