Medio ambiente. Industrias interesadas en la energía solar para generar electricidad

0
54
Foto: MANUT

En el país, generar electricidad a través de energía solar cuesta 50 centavos de bolivianos por kilovatio hora (kW/h) y ayuda a reducir el calentamiento global, dos ventajas frente a la electricidad convencional generada por combustibles fósiles que cuesta 40 bolivianos por kW/h y puede llegar a 70 porque se cobra por potencia.

En los últimos años, varias empresas privadas e industrias en el país se han interesado en el uso de la energía solar por sus diferentes ventajas: tiene menos costo, es renovable, amigable con el medio ambiente y, sobre todo, les da a las empresas el reconocimiento de ser responsable, que cuida el planeta.

Desde 2017, unas 30 empresas entre grandes y medianas encargaron a Innovación Sostenible y Energética -dos instituciones cochabambinas que trabajan en desarrollos de sistemas de energías renovables- la realización de estudios para generar electricidad a través de paneles solares para sus instalaciones.

Actualmente, llevan adelante seis estudios para instalar paneles solares en diferentes industrias, la mayoría medianas y pequeñas, y algunas grandes, como Vidrio Lux, FINO, Soboce y una entidad bancaria. Para las primeras, los estudios ya están terminados, pero aún no se decidieron a iniciar la instalación.

A la fecha, Innovación Sostenible y Energética ya instalaron 10 sistemas para generar electricidad a través de paneles solares en empresas e instituciones de todo el país; sólo en 2017 fueron seis.

Hace dos meses, Mamut se ha convertido en la primera empresa industrial del país en generar su propia electricidad a través de paneles solares, con una capacidad de total de 10.26 kilovatios, y con ello alcanzar una triple acción: cuidar el medio ambiente, mejorar sus réditos económicos al reducir sus costos de consumo de energía eléctrica y reducir el calentamiento global.

Mamut es una fábrica de pisos de goma que utiliza como materia prima el caucho de llantas en desuso. Nació hace cinco años son una visión de producción sostenible.

Con los paneles solares Mamut llegará a ahorrar por mes hasta 200 dólares en la factura de energía eléctrica. Si bien el costo de la instalación del sistema es grande, de 15.000 dólares, esta inversión la recuperará en cinco años con la reducción del pago que hacía por el consumo de electricidad convencional.

“A las industrias les interesa el ahorro, bajar sus gastos económicos, su visibilidad como una empresa con responsabilidad social y ambiental y el marketing. Decir ‘mi empresa es ecológica’ siempre es un plus sobre la competencia”, destacó el jefe de proyectos de la organización Innovación Sostenible, Carlos Fernández Vázquez.

Explicó que la mayoría de las empresas tienen toda la intención de ser amigables con el medio ambiente, pero la toma de decisiones, sobre todo en las grandes, tiene un proceso largo, más aun si son transnacionales, por la inversión.

El costo de un sistema de energía solar para las empresas grandes puede oscilar entre los 80 mil y 100 mil dólares; sin embargo, es una inversión que, según el director ejecutivo de Energética, Miguel Fernández, se recupera en unos cinco años, por la disminución considerable del monto de la factura de electricidad convencional.

El especialista destacó que si la entidad bancaria para la cual realizaron los estudios toma la decisión de generar energía solar para sus oficinas, será la empresa más grande del país con este sistema. Los estudios para La Paz ya están concluidos y falta poco para Santa Cruz y Cochabamba.

“A ellos les interesa mucho, porque miden su huella de carbono, entonces la mejor manera de reducir la huella de carbono es bajar el consumo de electricidad, lo único que consumen es eso y si ya no se puede bajar, pueden autogenerarlo con energía solar, es un bonito el proyecto”, resaltó Fernández.

 

EVITÓ EL USO DE MILES DE L