Cristóbal Roda Vaca, desafíos, sueños

0
28

Se trata de uno de los empresarios más destacados de Bolivia por su aporte al desarrollo nacional.  Es presidente ejecutivo del Ingenio Sucroalcoholero  “Aguaí” y socio del descollante proyecto habitacional  Urubo Village. Obtuvo reconocimientos de varias instituciones por sus logros empresariales que redundan en el beneficio y el desarrollo de la sociedad.

“Cristóbal Roda es un ejemplo para los empresarios de Bolivia”, dice el reconocimiento Paul Harris como el mejor empresario otorgado por el Rotary Club Chuquiago Marka de La Paz. El reconocimiento fue entregado por sus aportes al sector empresarial en términos de innovaciones, montos de inversiones y emprendimientos que hacen de sus industrias las más importantes del país. Uno de los logros es que sus inversiones son realizadas con capitales nacionales.

Roda dice que el gesto de que instituciones paceñas premien el esfuerzo y el emprendimiento que se hace en la parte oriental del país no sólo enaltece sino que “promueve la unidad con que todos debemos trabajar por tener un país mejor”.

Con una inversión que supera los US $300 millones Cristóbal Roda ha desarrollado el proyecto urbanístico más importante y moderno del país: Urubó Village. El complejo aún en maquetas está desarrollado en un toral de 198 hectáreas que se presenta como el más grande de la atractiva zona del Urubo y que incluye la construcción de un puente de 400 metros de longitud que costará US $12 millones. 

El proyecto es parte de una sociedad del Grupo Roda y del Grupo Urubo Golf, representado por Luis Carlos Kinn. Cristóbal Roda, presidente del Grupo Industrial Roda, manifestó que luego de dos años de idealizar este proyecto se animaron a emprender Urubó Village. “Será el proyecto inmobiliario más grande de Santa Cruz”.  El proyecto inmobiliario estará ubicado a 5,8 kilómetros de la plaza principal de la capital cruceña.  En la primera fase del proyecto se invertirán US $70 millones, que se destinarán al desmonte y planimetría de 800 terrenos y la infraestructura básica (servicios básicos, internet, gas domiciliario y pavimentación). Posteriormente, se tiene pensado construir 23 edificios (de cinco pisos) que en conjunto tendrán 1.300 departamentos desde 135 hasta 200 m2. En el lugar ya se iniciaron las obras de pavimentación y de paisajismo.

Se trata de uno de los proyectos más modernos que se hayan conocido en el país, que incorporará una laguna artificial (de 13,8 hectáreas), y la distribución de los terrenos se asemejará a las palmeras de Dubái. “Cada terreno tendrá su propio embarcadero con acceso a un club house”, han explicado los socios. Además contará con canchas de tenis, de fútbol y un club hípico. 

En la última fase del proyecto se desarrollará el centro empresarial Torres Toborochi (tres torres de 23 pisos cada una), que incluirá un hotel cinco estrellas con helipuerto.

 

EtiquetasSanta Cruz