Nueve empresas estatales acumularon pérdidas de Bs 475 millones hasta 2019

Los Tiempos
0
314
Mutún

Un informe no publicado de la Oficina Técnica para el Fortalecimiento de la Empresa Pública (AFEP) del Ministerio de la Presidencia, devela que nueve empresas estatales acumularon pérdidas por 475,26 millones de bolivianos hasta 2019.

Según el informe, publicado por Página Siete, las estatales que registran altas pérdidas son:  Empresa Azucarera San Buenaventura (Easba), Empresa Estatal  de Textiles Yacana, Empresa Boliviana de Industrialización de Hidrocarburos (EBHI), Empresa Pública Quipus, Empresa Siderúrgica del Mutún, Empresa Pública Productiva Cementos de Bolivia (Ecebol), Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB), Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa) y  Empresa Naviera Boliviana (Enabol).

El pasado viernes, en su discurso por el 196 aniversario de Bolivia, el presidente Luis Arce afirmó que las empresas estatales sufrieron pérdidas en el Gobierno transitorio, pero el informe demuestra que las firmas estatales ya tenían pérdidas en 2019.

El viernes, durante la sesión de honor por los 196 años de la Independencia de Bolivia, el presidente Luis Arce afirmó que durante la gestión de Jeanine Añez se   paralizaron las empresas públicas generando grandes pérdidas y “desmantelando” el aparato productor del Estado.

De las nueve empresas mencionadas, Easba es la que presenta mayores pérdidas: 228,88 millones de bolivianos desde su creación en 2014 hasta su puesta en marcha en 2018.

Enabol es una empresa descentralizada de transporte por vía acuática. La empresa estaba una etapa de declive.  “No operó por  la imposibilidad de uso de sus activos productivos”.  Se detalla que a diciembre de 2018 la pérdida acumulada era de 11,76 millones de bolivianos.  La inversión en la empresa en capital al cierre de dicha gestión alcanzó a  211,32 millones de bolivianos y no tenía  deudas.

La Empresa Boliviana de Industrialización de Hidrocarburos (EBHI), dedicada a la producción de tuberías y accesorios para redes de gas, empezó sus actividades en 2018 y tuvo ingresos de 11,73 millones de bolivianos en esa gestión.

De acuerdo con el informe de la  OFEP, la Empresa Siderúrgica del Mutún en  2017 y 2018 logró  un crecimiento promedio de 1102,72%. Al momento de la recolección de datos, la planta estaba en etapa de proyecto y por tanto no generaba utilidades.  “Tiene una pérdida acumulada de 88,77 millones de bolivianos desde 2014”,  indica el estudio.

Según la información contable del Mutún, en la gestión 2018 se adquirió una deuda pública de 393,99 millones de bolivianos,  que equivale a 1,88 veces el patrimonio de la empresa. Por el lado  del capital recibió un aumento de 58,47 millones de bolivianos. No se proporcionó información preliminar para la gestión 2019.

La Ecebol, cementera estatal, se encuentra en implementación y sus operaciones fueron reactivadas hace un mes, luego de más de un año de paralización. La suma de las pérdidas generadas desde 2014 hasta 2018 es de 27,70 millones de bolivianos.