Salar de Uyuni: Nueve empresas harán pruebas piloto para extraer litio

El Deber
0
238
Litio Bolivia

El Gobierno apura el desarrollo del litio. El ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina, informó que nueve compañías realizarán pruebas piloto en el país sobre el uso de la tecnología de Extracción Directa de Litio (EDL), que permitirá acelerar la industrialización “del oro blanco” en el Salar de Uyuni, Potosí, según reporte de ABI.

La autoridad sostuvo que el Gobierne tiene como meta convertir a Bolivia en un país industrializador de litio.

Molina sostuvo que en el país están las mayores reservas certificadas de ese recurso evaporítico con más de 21 millones de toneladas en el Salar de Uyuni (Potosí) sin contar los reservorios de los salares de Coipasa (Oruro) y Pastos Grandes (Potosí).

Hemos lanzado, en abril de este año, una convocatoria para adquirir la tecnología de Extracción Directa de Litio (EDL). En el futuro, nueve compañías realizarán pruebas piloto en el país sobre el uso de esta herramienta que nos permitirá acelerar la industrialización del oro blanco”, dijo Molina.

Con la tecnología EDL, acotó, Bolivia podría acortar los plazos para comenzar con la producción industrial de cátodos, carbonato de litio y finalmente baterías de litio, pieza clave de los vehículos eléctricos que son el futuro del parque automotor mundial.

Desde hace más de una década el Estado lleva adelante diferentes proyectos para la industrialización de este recurso. No obstante, los esfuerzos han sido insuficientes para lograr esta meta.

En 2019, en medio de los conflictos sociales por las fallidas elecciones de ese año, el entonces Gobierno de Evo Morales, anuló el único proyecto concreto con la empresa alemana ACI Systems, que generaría recursos por $us 2.184 millones al año.

En marzo de este año, el presidente Luis Arce Catacora, anunció que el país reanudó las negociaciones con Alemania para la industrialización de sus reservas de litio.

Estamos reiniciando todas estas negociaciones que se tenían con Alemania y por qué no abrirnos también a otros países que pudieron hacer un mejor trabajo y ofrecernos una mejor tecnología”, dijo el mandatario.