Terumi Matsuo de Claverol Embajadora de Paraguay El futuro para el comercio internacional será más ágil y eficiente

0
65
Foto: Revista dat0s 238

Terumi Matsuo de Claverol es la embajadora de Paraguay en Bolivia. La diplomática es una convencida de que hoy como nunca con los acelerados cambios por efecto de la revolución tecnológica, soplan nuevos vientos en la integración comercial de los países. Terumi tiene una visión integracionista como funcionaria de su Cancillería desde 1988. Su experiencia lo dice todo. Ha sido Jefe de Mesa Internacional para América del Sur (1991-1992), Primer Secretario en Brasil (1992-1996), Asistente Técnico de la Secretaria del Grupo de Rio en 1996; Directora de Asia, África y Oceanía (1996-2000); Consejero ante la Organización de las Naciones Unidas en Nueva York (2000-2004); Ministro de Embajada ante la Organización de las Naciones Unidas con sede en Nueva York (2000-2004); Directora de Organismos Internacionales (2006-2008); Embajadora ante la República de Chile (2009-2015); Viceministra de Asuntos Técnicos (2015 – 2018) y Embajadora en Bolivia desde 2019. Con ella dialogamos largamente para conocer su visión y espíritu integracionista. Su experiencia internacional puede ser un gran ejemplo que oriente el desarrollo productivo de las relaciones bilaterales. Terumi Matsuo cree que fortaleciendo compromisos de relación entre los sectores público y privado se pueden generar grandes oportunidades que acompañen procesos de largo plazo en América latina.

Paraguay ha probado ser un modelo de economía de mercado exitoso, ¿qué factores intervinieron o contribuyeron para haber logrado ese posicionamiento? El Paraguay ha vivido en las últimas dos décadas, importantes cambios en su economía, desde la expansión de la frontera agrícola y la transición hacia un sistema de producción mecanizado, la incorporación de una serie de incentivos fiscales y monetarios, así como de regímenes especiales, pasando también, hay que decirlo, por crisis financieras, importantes ajustes fiscales y de deuda, los que sumados a la estabilidad macroeconómica, algo reconocido por diversos países del mundo y organismos internacionales, propiciaron años de crecimiento notable del PIB. Se han implementado una serie de medidas que han propiciado una mayor apertura de la economía y eso sin duda alguna se ha proyectado a nivel internacional, tanto para apuntalar nuestro comercio exterior como en materia de inversiones.

del mundo y organismos internacionales, propiciaron años de crecimiento notable del PIB. Se han implementado una serie de medidas que han propiciado una mayor apertura de la economía y eso sin duda alguna se ha proyectado a nivel internacional, tanto para apuntalar nuestro comercio exterior como en materia de inversiones.

A veces el sector privado es el mascaron de proa de las iniciativas y el sector público acompaña los procesos para su consolidación, facilitando el comercio, facilitando las condiciones logísticas, la obtención de requisitos sanitarios, lo referente a la materia arancelaria, otras veces es el Gobierno quien sale a la búsqueda de oportunidades comerciales y de negocios, y otras es como tiene que ser es fruto de un trabajo finamente coordinado entre ambos sectores.

La región pasa progresivamente ciclos políticos de inestabilidad, ¿influye este aspecto en diseñar políticas económicas de largo plazo en América latina y en el caso particular en su país? Como señalé antes, en el caso del Paraguay en particular, el manejo de la política macroeconómica, la fiscal y monetaria, la creación de regímenes especiales, es algo que ha transcendido gobiernos y es algo que ha funcionado muy bien. Es algo del que nos sentimos orgullosos y que es reconocido por propios y extraños. Ha habido momentos de inestabilidad, sin duda, pero también hemos tenido la grandeza de reponernos. S