Venta directa de dólares en el BCB aumenta en 83%

0
25

En el primer semestre, las ventas directas de dólares en el   Banco Central de Bolivia (BCB) se incrementaron en 83% con relación a las de similar  periodo de 2014.

Uno de los factores de este aumento es el déficit comercial, según el Instituto Emisor.
El detalle está contenido en el  Informe de Política Monetaria (IPM) julio 2015 que expresa que hasta junio de 2014 la venta directa de  divisas llegó a   864 millones de dólares, mientras que este año llegó  a  1.580 millones de dólares. 

“Con el propósito de mantener ancladas las expectativas cambiarias, se generaron mecanismos que permiten proveer de forma adecuada y oportuna las divisas que demanda la población. En los últimos años el BCB llevó adelante varias medidas, entre ellas las ventas directas que se convirtieron en la modalidad más utilizada por el público. En el primer semestre, las ventas directas de divisas se incrementaron en 83% con relación a las observadas en igual periodo de 2014”, se precisa en el IPM. 
Según el ente emisor, el aumento se explica, en parte, por el déficit comercial. Por ejemplo, con cifras disponibles a mayo de 2015  se observó una balanza comercial negativa a causa de una caída de las exportaciones de 29,7% respecto a similar periodo de 2014.

“Este comportamiento se explica principalmente por las menores cotizaciones internacionales de las materias primas (…)”, resalta el documento oficial.
El análisis  también da cuenta de que la actividad económica en el mundo se caracterizó por la continuidad de la desaceleración de varias economías, principalmente de las emergentes y de las que están en desarrollo.
Dentro de las exportaciones no tradicionales  se observó un descenso en el valor de las ventas de soya y derivados  debido a menores precios y caída en volúmenes enviados  a mercados como Colombia, Perú, Ecuador y Venezuela.
En el caso de la soya en grano, la disminución en el volumen exportado está vinculado con el cese de la excepción temporal de presentación del Certificado de Abastecimiento Interno a Precio Justo, que es un requisito para obtener el permiso de exportación.
El expresidente del BCB  Juan Antonio Morales  afirmó que el aumento de la demanda de divisa es “fuerte”.
“La explicación del IPM, de que se debe al déficit comercial (mayores importaciones que exportaciones), es posiblemente correcta, pero  es incompleta y contradice a las afirmaciones del ministro Luis Arce que recientemente dijo   que en el primer semestre de 2015 habría habido un pequeño superávit”, añadió.
Explicó que si hay  déficit comercial se puede pensar que el requerimiento de divisas al BCB pueda ser explicado por las importaciones que se quieren hacer.
“Sin embargo, el IPM no informa  cuántas de esas divisas demandadas son para importaciones. Lo raro es que en el BCB la mayor parte sean ventas de divisas, que no pasan a través del sistema financiero.  Las operaciones importantes por sus montos de comercio exterior pasan por el sistema financiero. Entonces, ¿qué está sucediendo para que haya tanto aumento en la demanda de divisas?”, observó el experto.

Las adquisiciones
El IPM destaca que, al igual que en gestiones pasadas, las compras de dólares de parte del sector privado no financiero son las de mayor volumen, mientras que la venta a   entidades financieras tienen   una menor relevancia.
Entre enero y junio de este año   “las ventas de dólares del sistema financiero a sus clientes, en operaciones estándar y preferenciales, fueron superiores a las compras. Ambos tipos de transacciones se redujeron con relación a  2013  y 2014”, señala el informe (ver cuadro). El BCB comenzó a  realizar la venta directa de dólares en 2013.

A julio, el valor de las exportaciones disminuyó en un 31,5%. Entre enero y julio de este año   la balanza comercial registró un déficit de 142,7 millones de dólares, reportó el  INE.

 

Balanza  a julio
Reporte Entre enero y julio de este año, el saldo comercial  del país volvió a  registrar un déficit de 142,7 millones de dólares, sin tomar en cuenta las reexportaciones, según el INE. Las ventas al exterior alcanzaron un valor de 5.335,9 millones de dólares y las importaciones llegaron a 5.478,6 millones de dólares.