Alberto Nisman, (in)justicia

0
47

Alberto Nisman cuya vida privada tras su muerte, ocupó el centro de la escena mediática, debido a sospechas de oscuros manejos con fondos públicos y a su apego a la vida nocturna con jóvenes modelos, obtuvo su lugar entre los personajes destacados en 2015 Poco después de conocerse la noticia de su muerte miles de argentinos ganaron las calles consternados en protesta contra el Gobierno y el Poder Judicial que ocultaron los móviles del crimen.

Nisman acusó a la expresidenta de encabezar una “confabulación criminal” para encubrir a los sospechosos del atentado contra la sede judía en Buenos Aires en 1994 con el Memorándum de Entendimiento firmado con Irán.

El fi scal había pedido su indagatoria juntó a la del canciller Timerman entre otros políticos del oficialismo. Algunos opositores ya habían adelantado la posibilidad de impulsar un juicio político contra la presidenta.

La guerra sórdida que se declaró para desprestigiarlo no alcanzó a revelar a los

responsables. Dos días antes de aparecer muerto en el baño de su departamento había llamado a una de sus hijas para explicarle que su nombre sería el centro de una feroz campaña por lo que estaba dispuesto a decir.