Bruselas critica la “falta de lealtad” de EEUU por la alianza frente a China

El País
0
227
Pacto indopacífico

La Unión Europea le dio este lunes una caricia verbal a Francia en plena crisis con Estados Unidos. Desplazados a Nueva York, donde este martes se inicia la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, los principales líderes de Bruselas pidieron explicaciones a Washington y denunciaron su “falta de lealtad” tras la alianza militar sellada la semana pasada con Australia y Reino Unido para frenar a China en el Indopacífico y que excluye a la UE.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, llegó a cuestionar la voluntad del presidente estadounidense, Joe Biden, de restañar las heridas provocadas en los lazos transatlánticos por su predecesor, Donald Trump.

“América está de vuelta”

“América está de vuelta”, aseguró Biden y su Administración tras ganar las elecciones, cuando un halo de optimismo recorría el mundo occidental y auguraba un regreso al multilateralismo. “Quiero que toda Europa sepa que Estados Unidos está ahí”, dijo también en Bruselas, durante su visita en junio. Pero todo eso se produjo antes de la caótica salida de tropas de Afganistán y el reciente pacto, denominado AUKUS, que ha enfurecido a Francia porque supone la ruptura de un multimillonario contrato de venta de submarinos a Australia, que en cambio comprará sumergibles de propulsión nuclear a Estados Unidos y Reino Unido.

Sobre ese “América está de vuelta” Charles Michel ha expresado sus dudas este lunes desde Nueva York. “Este fue el mensaje histórico enviado por esta nueva administración y ahora tenemos preguntas.

¿Qué significa que América ha vuelto? ¿América en Estados Unidos o en otro lugar? No lo sabemos”, dijo Michel, según han recogido las agencias. Con Trump, añadió, “al menos estaba realmente claro –por el tono, el contenido, el lenguaje– que la UE no era en su opinión un socio útil, un aliado útil”. Michel aseguró que ha faltado en este caso “una clara falta de transparencia y lealtad”, y pidió reforzar la “capacidad de acción” del bloque comunitario.

Unión Europea

Esta llamada a una mayor presencia geopolítica de la UE en un mundo abocado a la bipolaridad entre China y Estados Unidos sigue la estela del discurso del Estado de la Unión pronunciado la semana pasada por la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen. “Lo que necesitamos es la Unión Europea de la defensa”, dijo la alemana en su intervención. “Europa puede -y claramente debe- ser capaz y estar dispuesta a hacer más por sí misma”.

El lunes Von der Leyen midió el fuego y la potencia de sus palabras de apoyo (a París) y protesta (contra Washington) en una entrevista concedida a CNN. “Hay muchas preguntas abiertas que tienen que ser respondidas”, aseguró ante las preguntas de la reputada presentadora Christiane Amanpour. “Uno de nuestros Estados miembros ha sido tratado de una forma que no es aceptable, así que queremos saber qué ha pasado y por qué, y clarificar esto en primer lugar antes de seguir como si nada hubiera pasado”.

Josep Borrell, alto representante de la UE para la Política Exterior, también de viaje en Nueva York, se entrevistó cara a cara el lunes por la tarde con la ministra de Asuntos Exteriores de Australia, Marise Payne, a la que trasladó su preocupación “por la falta de consultas previas” en la ruptura del contrato con Francia y la firma de la nueva alianza AUKUS y lamentó “que esta asociación excluya a los socios europeos”, según un comunicado emitido por el jefe de la diplomacia europea.

“Los actuales desafíos a la estabilidad en la región exigen una mayor cooperación y coordinación entre socios con ideas afines”, añade la nota. Ambos líderes se comprometieron a “trabajar para superar los desafíos creados por los acontecimientos recientes”.

Borrell también participó en un encuentro informal de los ministros de Asuntos Exteriores de la UE, que suele celebrarse anualmente en los márgenes de la Asamblea General de la ONU. Y aunque ningún líder europeo fue tan lejos como el titular francés de Exteriores, Jean-Yves Le Drian, que ha acusado estos días a Estados Unidos y Australia de dar una “puñalada por la espalda” a su país, el jefe de la diplomacia sí aseguró que los líderes del bloque comunitario han “expresado una solidaridad clara con Francia”, según recogen las agencias.