El poder de las redes sociales en Rusia

0
2

Es sabido que la denominada “Primavera Árabe” no hubiera sido posible de no ser el impacto de la convocatoria a través de las redes sociales, el mismo efecto, aunque sin las consecuencias violentas ocurrió en Moscú tras la asunción de Vadimir Putín a la presidencia del país. Más de 20.000 personas se declararon en la red social Facebook dispuestas a participar en un “paseo” en el centro de Moscú contra el presidente ruso por iniciativa de escritores vinculados a la oposición, entre ellos Boris Akunin.

Boris Akunin, autor de novelas policiales traducidas en numerosos idiomas, llamó por el Facebook a una manifestación original contra Vladimir Putin, bajo forma de un paseo entre los monumentos de las dos grandes figuras de la literatura rusa, Alexandre Pushkin y Alexandre Griboyedov. Otros escritores rusos como Ludmila Ulitskaya, Lev Rubinstein, Dmitri Bykov y Viktor Chenderovich también llamaron a participar en este paseo. Desde la violenta represión por parte de la policía de una manifestación de la oposición el 6 de mayo pasado, cientos de opositores al presidente Vladimir Putin organizan cada día mitines en diversos puntos del centro de la capital, en los bulevares o en los parques.

Se limitan a pasearse o a conversar en pequeños grupos, lo que no impide a la policía dispersarlos. Se trata del poder y efecto que adquieren las convocatorias a través de las redes sociales en el mundo de las que Bolivia no parece quedar excluida tras el conflicto médico que sumó el alcance de dichas convocatorias por el momento restringidas a las clases sociales medias.