El problema por partida doble que provoca la pandemia para la minería en América Latina

0
25
Foto: Getty Images

En el mundo entero se toman medidas en diferentes sectores para afrontar la pandemia del covid-19, sin embargo hay unos más vulnerables que otros.

Uno de ellos es la minería, que no solo se encuentra seriamente amenazada por la desaceleración económica y posible caída drástica de la demanda en los siguientes meses, sino por el problema sanitario latente, dado que es un sector en el que su fuerza de trabajo tiene mayores dificultades para practicar el distanciamiento social

Por eso, la preocupación por los contagios de coronavirus y complicaciones crece.

Mucho más porque entre los trabajadores mineros son frecuentes los casos de enfermedades pulmonares, una condición que puede volver al coronavirus en letal.

¿Por qué los mineros son más vulnerables?

Los pulmones son uno de los órganos más exigidos por el virus y a la vez de los más castigados cuando se trabaja en una mina, por ello la combinación de ambos en un paciente compromete seriamente sus expectativas de recuperación.

Así se lo explicó a BBC Mundo Javier Pereira, experto en neumología y quien trabaja en una unidad de terapia intensiva atendiendo casos de covid-19 en Ciudad de México.

“Esta situación complica mucho. Las estadísticas y estudios que se fueron publicando señalan que la mortalidad en las personas está alrededor del 0,8% y el 1,5%, pero en pacientes con complicaciones metabólicas, cardiacas o pulmonares, como en el caso de un minero, esta tasa puede llegar hasta el 12%”, indica el terapeuta que ha publicado ensayos sobre el tema en revistas médicas.

Pereira añade que otro factor que influye negativamente es que en este sector se desempeña mucha gente que se aproxima o supera los 50 años.

“En el caso de los mineros se presentan casos de fibrosis pulmonar o de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica que impiden que los pulmones funcionen de manera correcta”, indica.

El entrevistado explica que el coronavirus empieza a destruir los alveolos que se encuentran dentro del pulmón y eso impide una correcta oxigenación porque allí se realiza el intercambio gaseoso del proceso respiratorio.

Si le sumas a eso una condición previa, la respiración va a ser mucho más difícil y por eso se complican tanto los que tienen ese tipo de patologías”, concluye.

Estas patologías incluyen las que sufren los mineros y representan mayor riesgo que las que sufren los fumadores crónicos.

“El minero tiene muchísimo más riesgo porque a largo plazo el minero siempre termina con problemas pulmonares, por eso se llama a esa patología como el ‘pulmón del minero‘”, añade.

La preocupación

La minería representó el 9% del Producto Interno Bruto de Perú en la última década y la venta de metales alcanza casi el 60% de las exportaciones de ese país, informó la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía a finales del año pasado.

Por si fuera poco, el 20% de lo recaudado por el impuesto a la renta provino de las empresas mineras.

Eso convirtió a la minería en uno de los pilares del crecimiento económico de Perú en los últimos 10 años.

El sector empleó de manera directa a cerca de 220.000 personas en 2019 y se estima que los trabajos indirectos superan el doble de esa cifra.

Y ya son cientos los contagios confirmados de coronavirus de este sector.

Desde que el 15 de marzo pasado se declaró cuarentena nacional en ese país, las actividades mineras se redujeron paulatinamente aunque todavía existe movimiento en el sector.

Las empresas de la gran y mediana empresa del sector afirmó en ese entonces al gobierno que algunas operaciones no podrían suspenderse.

Uno de los ejemplos es el drenado de minas subterráneas, que debe continuar porque su suspensión podría generar desastres ambientales.

Es por eso que todavía hay trabajadores que acuden a los campamentos bajo nuevos protocolos de seguridad, aunque la preocupación ante contagios que pueden ser fatales persiste.

Este 29 de abril, la Defensoría del Pueblo de ese país envió una nota al gobierno advirtiendo que el traslado de mineros a los campamentos de trabajo no solo los pone en riesgo a ellos y