La persona del año de Time: periodistas en peligro

0
34

La revista Time nombró a un grupo de periodistas, incluido el periodista asesinado Jamal Khashoggi, como su persona del año para 2018, con lo que reconoce su búsqueda dedicada de la verdad a pesar de una guerra en contra de los hechos y de enfrentar tremendos obstáculos, entre ellos la violencia y el encarcelamiento.

Además de Khashoggi, entre los homenajeados se encuentra el personal de los periódicos de Capital Gazette en Maryland, en donde cinco personas fueron asesinadas con arma de fuego en junio; Maria Ressa, fundadora de Rappler, una empresa emergente informativa que es atacada por el autoritario presidente de Filipinas, así como U Wa Lone y U Kyaw Soe Oo, dos periodistas de Reuters encarcelados en Birmania por reportar la masacre de diez hombres musulmanes.

La revista Time publicó portadas para homenajear a cada uno de ellos, quienes de forma colectiva fueron llamados los Guardianes de la Verdad.

“Decidimos destacar a cuatro individuos y a un grupo que han corrido grandes riesgos en la búsqueda de una mayor verdad”, dijo Edward Felsenthal, editor jefe y director ejecutivo de Time, durante el anuncio en el programa Today de la cadena estadounidense NBC la mañana del 11 de diciembre. “Queda claro que la manipulación y el abuso de la verdad es el hilo conductor de muchas de las principales historias de este año, desde Rusia pasando por Riad hasta Silicon Valley”.

Una portada de Time muestra a catorce miembros de Capital Gazette. Paul Gillespie, un fotógrafo en ese medio, dijo que desearía que “no hubiera sido necesaria la pérdida de” sus “cinco guardianes de la verdad @WendiWinters, Rob Hiaasen, Gerald Fischman, John McNamara y Rebecca Smith para mostrar que el periodismo importa”.

“Y ahora estoy llorando al pensar sobre todas las cosas que pasaron ese día”, escribió Gillespie en Twitter.

Quienes se quedaron atrás en la selección de persona del año, de acuerdo con Felsenthal, fueron el presidente estadounidense, Donald Trump, quien ha llamado a los medios informativos “el enemigo del pueblo” y obtuvo la designación en 2016, y Robert Mueller, el fiscal especial que investiga la injerencia de Rusia en la elección estadounidense de 2016.

Como parte de una estrategia de mercadotecnia, desde la década de los veinte Time ha elegido a un individuo o a un grupo de personas como su persona del año con base en su influencia en los acontecimientos del año.

No obstante, por primera vez los editores de la revista designaron a alguien de manera póstuma, Felsenthal escribió en un ensayo. Aunque Khashoggi era un disidente y escritor muy conocido en el Medio Oriente y más allá, indicaron los editores, su trabajo llegó a un público más amplio después de su muerte violenta a manos de un equipo de agentes sauditas que lo mataron y desmembraron su cuerpo en octubre.

“También es poco común que la influencia de una persona crezca tanto con la muerte”, escribieron los autores.

Karen Attiah, la editora en The Washington Post que reclutó a Khashoggi para escribir para el periódico, agradeció a Time por homenajearlo. Después del anuncio, Attiah compartió varias de sus columnas en Twitter, así como una frase que le atribuyó a Khashoggi: “Algunos parten para permanecer”.

Los editores de Time eligieron al grupo de periodistas de una lista de diez finalistas, los cuales fueron revelados el 10 de diciembre. Otros candidatos eran el presidente ruso, Vladimir Putin; Ryan Coogler, director de la película Pantera Negra, y las familias separadas por la política de tolerancia cero contra la migración en la frontera del gobierno de Donald Trump.

El año pasado, Time también reconoció a un grupo de personas para persona del año: quienes rompen el silencio, las mujeres que hablaron públicamente para acusar a hombres poderosos de abuso y acoso sexual como parte del movimiento mundial #MeToo.