Obama pone a Chile como ejemplo de democracia en AL

0
30
Foto: KEVIN LAMARQUE (REUTERS)

El presidente de EEUU recibe en la Casa Blanca a su “segunda Michelle favorita”, la presidenta chilena Bachelet

No sólo la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, es su “segunda Michelle favorita” después de su esposa y primera dama Michelle Obama. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, también considera que Chile mismo es un modelo a seguir en la región en cuanto a democracia se refiere, y así se ha encargado de destacarlo al recibir este lunes en el Despacho Oval por segunda vez a su par sudamericana.

En los últimos años, “Chile ha sido un modelo de democracia en América Latina, capaz de realizar la transición de gobiernos de centro-izquierda a centro-derecha, pero siempre de manera respetuosa con las tradiciones democráticas”, ha valorado el presidente demócrata, quien se apresuró a invitar a Bachelet a la Casa Blanca al comienzo de su mandato en 2009 y que también recibió, hace un año, a su sucesor conservador, Sebastián Piñera, para repetir ahora de nuevo con la mandataria socialista.

En referencia al no tan distante pasado de dictadura de Chile, Obama ha insistido en que el cambio trascendental vivido por el país sudamericano, que hoy en día “respeta y defiende el proceso democrático a lo ancho y largo de todo el espectro político”, un hecho que lo convierte en un “gran modelo para todo el hemisferio”. Sobre todo en momentos en que “sigue habiendo algunos puntos conflictivos que se deben atender”, ha destacado sin querer hacer sin embargo menciones específicas.

Obama también ha tenido palabras amables y laudatorias para la selección chilena de fútbol, que regresó el domingo tras su “dura” derrota ante Brasil en octavos de final. Su actuación en Brasil ha sido “extraordinaria” y el hecho de que perdieran el sábado no empaña la “increíble habilidad y talento” del equipo chileno, ha asegurado.

Eso sí, no ha podido evitar un pequeño punto de orgullo cuando ha recordado que Estados Unidos sigue en liza, con el partido este martes contra Bélgica para tratar de pasar a cuartos. “Nosotros también tenemos un partido duro por delante, así que quiero desearle al equipo estadounidense toda la suerte”, ha aprovechado para decir Obama ante la presidenta chilena, que ha seguido esas palabras con el gesto triste de quien incluso retrasó unas horas su partida hacia Washington para recibir en La Moneda al derrotado equipo nacional.

Lo distendido del encuentro entre Obama y Bachelet es una muestra más de la buena sintonía que existe entre los dos países y que ambos presidentes han asegurado este lunes en Washington que pretenden seguir reforzando.

“Chile y Estados Unidos han mantenido durante muchos años una relación muy fuerte y madura y queremos profundizarla y mejorarla en diversas áreas”, ha asegurado en un casi inmaculado inglés Bachelet, cuya agenda para Washington incluye la búsqueda de una “mayor cooperación” en educación, energía y ciencia y tecnología, según ha destacado.

De hecho, tras su reunión en el Despacho Oval, Bachelet se ha trasladado hasta el Departamento de Estado, donde ha asistido a la firma de varios acuerdos antes de ser agasajada con un almuerzo por el vicepresidente, Joe Biden, y el secretario de Estado, John Kerry.

De este modo la visita de Bachelet a Washington, además de buenas palabras, se traducirá en algunos acuerdos concretos. Además de repasar el estado de las negociaciones del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP) en el que ambos participan, Chile y Estados Unidos tienen previsto firmar varios acuerdos y memorandos de entendimiento en materia energética, educativa o fronteriza.

Se espera además que Washington aproveche que Chile es miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU para tratar de asegurarse su apoyo en este organismo ante crisis internacionales como las de Irak, Siria o Ucrania.