Oposición venezonala buscará sacar a Maduro del poder este año

0
0
Foto: REUTERS

La oposición venezolana anunció este martes que intentará sacar al presidente de Nicolás Maduro del poder este año.

Lo coalición opositora de la Mesa de la Unidad Democrática detalló en una rueda de prensa que lo hará a través de tres vías: la presión social para lograr la renuncia, una enmienda constitucional para recortar el periodo presidencial y un referendo revocatorio.

Maduro, quien fue electo para el período 2013-2019, ha reiterado que no va a renunciar y las instituciones consideradas afines al gobierno, como las Fuerzas Armadas y el Tribunal Supremo de Justicia, han dicho que no permitirán lo que llaman métodos inconstitucionales para derrocar el gobierno legítimo.

La oposición argumentó que después de las elecciones parlamentarias de diciembre, en las que la oposición ganó una mayoría en el Parlamento por primera vez en 17 años, el oficialismo no ha rectificado y de ahí “la necesidad” de un cambio de gobierno.

“Ante esta grave realidad, y ante un régimen que utiliza al Tribunal Supremo de Justicia y a otras instituciones como barricada para alcahuetear a los corruptos y a los ineficientes, la Unidad democrática convoca y apela a la máxima instancia de decisión que tiene nuestro país, como lo es la expresión democrática del pueblo“, se lee en un comunicado dado a conocer por la coalición.

La MUD informó que desde la próxima semana instalarán comandos de campaña por todo el país en busca de “promover el cambio” y movilizar a los venezolanos.

 

Las tres vías

La oposición ha dicho que debido al control institucional del gobierno es necesario combinar tres mecanismos diferentes para alcanzar la transición gubernamental.

Cada una de las estrategias planteadas cuenta con pros y contras y representa a una de las diferentes ramas de la oposición, por lo que algunos han dicho, que al decidirse por las tres, la MUD demostró que no lograron ponerse de acuerdo en cuál es la más eficiente”, añade el corresponsal de BBC Mundo en Venezuela, Daniel Pardo.

La renuncia a través de la presión social, que es apoyada por el ala considerada radical que representa figuras como Leopoldo López y María Corina Machado, implica movilizar al país descontento, incluso a aquellos que vienen de considerarse chavistas.

El obstáculo de esta propuesta es que Maduro no dé su brazo a torcer y cuente con el apoyo de las instituciones clave que podrían presionar para que renuncie, como las Fuerzas Armadas.

La enmienda constitucional, certificada por el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, pretende que se acorten los años de periodo presidencial y se derogue la reelección inmediata, que se aprobó cuando el fallecido Hugo Chávez estaba en el poder.

El riego que plantea esta propuesta, que se haría a través del Parlamento, es que el Tribunal Supremo de Justicia la bloquee alegando que es inconstitucional.

El referendo revocatorio, propuesto por el ala considerada moderada de líderes como Henrique Capriles y Julio Borges, es considerada la vía más dispendiosa para sacar Maduro, porque implica una masiva recolección de firmas, un sufragio mayor al que obtuvo Maduro cuando fue elegido y la aprobación en diferentes instancias del Consejo Nacional Electoral.

Sin embargo, el referendo revocatorio cuenta con la ventaja de que no depende del Tribunal Supremo de Justicia ni de las Fuerzas Armadas, dos instituciones manejadas por personas que abiertamente apoyan a la revolución, sino que le da a los venezolanos el poder de derrocar al presidente.