Otra novela sobre Escobar

0
15

La amante del narco colombiano dio su versión sobre vínculos con la Argentina. La mujer dijo en Miami que el capo del Cartel de Medellín blanqueó en la Argentina 800 millones de dólares y que tuvo relación con la muerte de Carlos Menem Junior. El hijo de Escobar le dijo a Página/12 que “es un disparate”.

La presentadora colombiana de televisión Virginia Vallejo, quien fuera amante de Pablo Escobar y de varios otros narcos notorios, dijo en Miami que el capo del Cartel de Medellín blanqueó en la Argentina 800 millones de dólares y que tuvo relación con la muerte de Carlos Menem Junior. Vallejo vive actualmente en Miami, en donde pactó en su momento declarar contra los carteles colombianos, pero volvió en forma súbita a la notoriedad a raíz del éxito de la serie El patrón del mal. Para la Justicia argentina, Carlitos murió en un accidente, producto de que estaba jugueteando con el helicóptero y se llevó por delante cables de alta tensión. Zulema apeló a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA y se logró una solución amistosa por la que la Argentina aceptó un ADN del cuerpo enterrado en el cementerio islámico y, tras cartón, el magistrado admitió también que se realice una pericia sobre las fotos del helicóptero que se tomaron enseguida después de la caída.

Vallejo tiene hoy 64 años y muy poco después de la muerte de Escobar pactó con los fiscales norteamericanos su declaración contra los narcos. Por eso vive en Estados Unidos como testigo protegida, aunque ella argumenta que no quiere volver a Colombia, “ese país de mierda”, según dice. En su momento testimonió contra Escobar, pero también contra Gilberto Rodríguez Orejuela, capo del Cartel de Cali, e incluso contra Alvaro Uribe, de quien contó que en su momento favoreció a los narcos, consiguiéndoles hangares en aeropuertos. También imputó a otros políticos colombianos.

Quienes la conocen, afirman que está sola, desequilibrada y vive en un departamento alquilado frente al mar. En 2007 escribió el libro Amando a Pablo, odiando a Escobar, que no tuvo gran trascendencia, pero se convirtió en un best-seller a raíz de la serie televisiva que se puso al aire el año pasado, al cumplirse 20 años de la muerte del narco.

En el marco de una entrevista que le hizo la televisión de Miami, Vallejo dijo dos cosas respecto de la Argentina.

– Que Pablo Escobar lavó 800 millones de dólares en el país, dinero que habría quedado en poder de su familia, actualmente residente en la Argentina.

– Que en su momento se enteró de que Pablo Escobar tuvo que ver con la muerte de Carlos Menem Junior, “cuyo helicóptero explotó”, según dijo en la entrevista.

Respecto del lavado de dinero, la esposa de Pablo Escobar, María Victoria Henao, que ahora usa el nombre de María Isabel Santos Caballero, fue investigada y absuelta por la Justicia, con fallo confirmado por la Corte Suprema. “Llevamos 20 años en la Argentina y mi mamá todavía vive en un departamento alquilado. Es un disparate”, le dijo a este diario, vía mail, el hijo de Escobar.

En cuanto a la muerte de Carlitos, ocurrida el 15 de marzo de 1995, el juez Carlos Villafuerte Ruzo dictaminó, luego de una larguísima investigación, que el joven murió tras pilotear el helicóptero, jugueteando con una mujer que iba en un vehículo por la ruta, y se llevó por delante los cables. El helicóptero no explotó, como dice Vallejo, sino que cayó a tierra. Desde el primer día, la madre de Carlitos, Zulema Yoma, sostuvo que se trató de un atentado porque su hijo investigaba un caso de corrupción en la Casa Rosada. Su hipótesis -presentada por el abogado Juan Gabriel Labaqué- es que le dispararon francotiradores y eso produjo la caída. Para ello se apoyó en una pericia de la Gendarmería que señala que hay elementos químicos compatibles con proyectiles. Villafuerte Ruzo, en cambio, tomó en cuenta a unos 50 testigos que dicen que el helicóptero volaba normalmente, derecho, que se llevó por delante los cables, que ninguno escuchó disparos y que nada evidenció la pérdida del control del aparato hasta el choque con el tendido. También diagnosticaron que fue un accidente -no un atentado- tanto la Junta de Accidentes Aéreos como la firma Bell, fabricante del aparato, y otros peritos. Todos ellos revisaron los restos del helicóptero enseguida después de la caída.

El fallo de Villafuerte Ruzo fue confirmado por la Cámara de Apelaciones de Rosario y luego por la Cámara de Casación. Finalmente, la Corte Suprema rechazó el recurso presentado por Zulema. Hace unos años, la OEA admitió la demanda de la madre de Carlitos y, tras varias reuniones en Washington, se acordó hacer un ADN del cadáver de Junior, porque Zulema alegaba que había sido sustituido. Sin embargo, la ex primera dama desistió luego de su pedido. Aun así, el juez admitió una pericia más: que se haga un estudio sobre 96 fotos tomadas por la Junta de Accidentes Aéreos, la Fuerza Aérea y varios medios periodísticos. Las tomas son inmediatamente posteriores a la caída del helicóptero y lo que se buscará son rastros de disparos. El trabajo lo iba a hacer la Gendarmería francesa, pero todavía no pasó el presupuesto y habrá que ver si el Estado está dispuesto a pagar lo que piden los especialistas franceses. Mientras tanto, Zulema propuso que intervenga el Conicet. En principio, una perito tucumana de esa institución verá las fotos a principios de junio.