Piñera afirma que ni él ni ningún presidente de Chile van a entregar la soberanía y el territorio de su país nunca

0
9

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, ha acusado al Gobierno boliviano de “intentar sacar el conflicto marítimo en cada oportunidad que tiene”, en alusión al caso de los tres soldados, al tiempo que ha reiterado que “no le va a entregar la soberanía chilena”.

Según Bolivia, los conscriptos Álex Choque Quispe, Augusto Cárdenas García y José Luis Fernández Choque, que no superan la mayoría de edad en Bolivia (21 años), fueron detenidos el pasado 25 de enero por entrar ilegalmente en Chile, cuando llevaban a cabo un operativo contra la compraventa de vehículos indocumentados.

Tras 32 días de enfrentamientos verbales, finalmente los tres soldados bolivianos fueron liberados y retornaron con honores a Bolivia, donde el presidente Morales los recibió y afirmó “Frente a la soberbia y a la prepotencia, la verdad se impone y esta liberación sin culpa, sin condena, es el triunfo de la dignidad del pueblo boliviano”.

 

“Chile y este Presidente van a cumplir los tratados que han firmado y los van a hacer cumplir. Y eso no es dureza, no es soberbia”, consideró por su parte el mandatario chileno.

“Desde el primer momento nuestro Gobierno intentó resolver este problema lo antes posible, incluso recuerdo que quisimos resolverlo antes de que el presidente Morales llegara a la cumbre de la Comunidad de Estados de Latinoamericanos y Caribeños (CELAC)”, ha dicho Piñera.

El presidente chileno ha explicado que no fue posible porque “hubo muy poca colaboración por parte de los soldados bolivianos, probablemente, por instrucciones de su defensa y, tal vez, del propio Gobierno boliviano”.

“Por tanto, hicimos todo lo que estaba a nuestro alcance para resolver este problema lo antes posible, pero hubo un tremendo doble estándar por parte de Bolivia, ya que de una parte exigían soluciones y de otra frenaban todas las posibles soluciones”, ha sostenido.

Piñera ha atribuido esta actitud a la intención de Morales de “sacar el conflicto marítimo en cada oportunidad que tiene”, aunque “con mucha contradicción”. “Un día dice que hay que negociar el tratado, otro que se ha incumplido, otro que está muerto. Así no es fácil la relación”, ha lamentado.

“El presidente Morales sabe perfectamente que entre Chile y Bolivia existe un tratado que fue válidamente celebrado y por eso intenta una negociación, que a veces avanza y a veces retrocede, porque evidentemente cuando ellos plantean que quieren recuperar (la salida al mar) … Por favor, eso no va a ocurrir nunca”, ha sentenciado.

El líder derechista ha subrayado que “es territorio chileno y está respaldado por un tratado válidamente celebrado y plenamente vigente”, por lo que ha adelantado que ni él ni “ningún presidente de Chile va a entregar la soberanía y el territorio de nuestro país”, según ha informado el diario ‘El Mercurio’.

Así, ha aclarado: “Queremos tener la mejor relación posible con Bolivia, y vamos a mantener siempre un espíritu de dialogo, pero este presidente va a defender nuestra soberanía, porque es legítimo lo que sustentamos, defendemos lo que nos es propio”.

Disputa territorial

En el trasfondo del conflicto por los tres soldados está la disputa que enfrenta a ambos países desde 1879, cuando Bolivia perdió su salida al Pacífico tras la guerra que mantuvo con Chile, que culminó con el Tratado de Paz y Amistad de 1904, sobre el derecho de libre tránsito de mercancías bolivianas hacia y desde puertos en el océano.

Chile asegura que con el acuerdo