¿Quién es Alexei Navalny?

0
90
Creditos Foto: BBC

El líder de la oposición rusa, Alexei Navalny, fue sentenciado a tres años y medio de prisión después de que un tribunal de Moscú dictaminó que había violado una sentencia suspendida mientras se recuperaba de una intoxicación por agentes nerviosos en Alemania.

 

Parece irrisorio que el principal opositor del presidente ruso Vladimir Putin reciba apoyo de varios países europeos para su liberación, siendo que Alemania lo devolvió a Rusia después de un tratamiento por intoxicación. Navalny nació en 1976 en Butin, región de Moscú. Su padre fue un oficial del ejército de la URSS. Alexi paso su infancia en un ambiente militar. Se afirma que se licenció en derecho en la Universidad de la Amistad de los Pueblos de Rusia en 1998. Muy joven compró participaciones minoritarias en las petroleras Transneft y Gazpromneft, así como en bancos, y luego exigió, como accionista, la publicación de datos sobre sus actividades de gestión, lo que no siempre le reportó simpatías en los entornos. Presentó pruebas de malversación y logró que se iniciara un proceso penal contra uno de los gerentes de Gazprom y el director de VTB-Leasing Bank. En 2001 se convirtió en miembro del Partido Democrático Unido de Rusia “Jabloko”, que defendía las libertades económicas y democráticas y los lazos más estrechos con EEUU y la UE. En 2007, Navalny y el escritor Zahar Prilepin fundaron el Movimiento Democrático Nacional “Pueblo”. A Navalny se le imputa constantemente el epíteto de nacionalista porque defendió muy enérgicamente la anexión rusa de Crimea y partes de Ucrania.

New Yorker recuerda que “el proyecto de Navalny se ha convertido en el Fondo Anticorrupción, una producción multimedia con decenas de investigadores. Uno de sus mayores éxitos fue una serie de películas sobre el entonces primer ministro Dmitry Medvedev en la que describe sus hábitos de coleccionar zapatillas; su propiedad con tres helipuertos, una pista de esquí, piscinas en cascada, un hotel para el personal y una casa del lago de los patos. Las autoridades rusas están luchando por eliminar estas películas de YouTube, donde uno de los videos ya tiene 36 millones de visitas”.

El Kremlin, Navalny y la CIA

Navalny fue becario del programa internacional de Yale, y antes del final del programa, apareció la noticia de que lo amenazaron con una demanda penal. “Se suponía que eso evitaría mi regreso a Rusia. Sin embargo, volví y luego la historia comenzó a intensificarse”. Nikolai Tokarev, director de Transneft, dijo que Navalny contaba con el apoyo de políticos estadounidenses.

En las elecciones para la alcaldía de Moscú en 2013, ganó el segundo lugar, detrás del favorito de Putin, Sergei Sobyanin, con el 27% de los votos. “Es un éxito sensacional porque no tenía acceso a los medios de comunicación. Entre 2012 y 2014, Navalny, según consta en la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos fue detenido siete veces en diversas concentraciones públicas. La Gran Sala del Tribunal Europeo dictaminó que se violaron sus derechos.

Candidato presidencial

En 2016, Navalny anunció su candidatura en las elecciones presidenciales previstas para 2018, pero la Comisión Electoral Central la declaró inadmisible explicando que cumplía condena condicional. Mientras viajaba por Rusia y dirigía la campaña para las presidenciales, un asaltante desconocido vertió un líquido verde sobre Navalny. Él escribió en Twitter: “¡Abriré la sede en Barnaul como si fuera de la película ‘Máscara’! Estupendo. ¡Incluso mis dientes son verdes!”. Fue trasladado al hospital y posteriormente operado en España.

En julio de 2019, estuvo detenido durante 30 días y mientras cumplía esa condena, “cayó misteriosamente enfermo”. Anastasia Vasilieva, médico de Alexei Navalny, cree que fue envenenado.

En agosto de 2020, cayó enfermo en un avión que se vio obligado a aterrizar en Omsk. Se sospecha que Navalny bebió té al que se le habían agregado algún ingrediente sospechoso. Navalny había dicho poco antes que “gracias a las reformas adoptadas, Putin podría ser presidente de Rusia hasta 2036”.

Laboratorios de Alemania, Francia y Suecia, así como las pruebas realizadas por la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas, determinaron que Navalny estaba expuesto a un letal veneno desarrollado en la ex Unión Soviética. En una entrevista con la revista alemana “Spiegel”, Navalny afirmo que Putin está detrás del crimen.

Regreso y arresto

Las autoridades rusas dieron a Navalny 24 horas para presentarse a los servicios penitenciarios de acuerdo con la sentencia de prisión suspendida que se le impuso después de que fuera declarado culpable de malversación de fondos y lavado de dinero. Como no se presentó las autoridades emitieron una orden de detención. Navalny regresó a Rusia el 17 de enero, y tan pronto como aterrizó en el aeropuerto de Moscú fue arrestado por la policía.

“Lo que más temen estos bandidos (en el poder) es que la gente salga a la calle …, no tengas miedo, sal a la calle, no por mí sino por ti, por tu futuro”, dijo Navalny en un video grabado en la sala del tribunal., que se publicó en las redes sociales. Una gran cantidad de ciudadanos respondió a su llamado, y la policía rusa detuvo a más de 5.000 personas que exigían la liberación de Navalny. Navalny pasará un total de dos años y ocho meses en prisión. Acusa al presidente Putin de estar detrás del ataque contra él con un agente químico llamado “novacok”. “Todo el mundo estaba convencido de que era solo un burócrata que fue nombrado para el cargo. Nunca participó en ninguna discusión. El asesinato es la única forma en que sabe luchar. Pasará a la historia como nada más que un envenenador. Todos recordamos a Alejandro el Libertador y a Jaroslav el Sabio. Ahora vamos a tener a Vladimir Trovač”, dijo el opositor en su discurso ante la corte.

Navalny, de 44 años, se encuentra actualmente en prisión en la colonia correccional número 2, a unos 100 kilómetros de Moscú. La prisión es conocida como una de las penitenciarías más severas de Rusia. Cientos de médicos rusos han exigido que las autoridades brinden atención médica de emergencia al político opositor encarcelado Alexei Navalny en medio de una creciente preocupación por su salud.

El encarcelamiento de Navalny desencadenó en una ola de protestas nacionales y represión contra sus partidarios.