Alejan a Villegas del caso represión en Chaparina

0
1

La comisión de fiscales del caso Chaparina determinó excluir de las investigaciones al exdirector de Régimen Interior del Ministerio de Gobierno de ese entonces, Boris Villegas; al excomandante de la Policía, general Jorge Santiesteban, y al exinspector general Edwin Foronda, acusados de haber tenido alguna participación en la represión policial a los miembros de la octava marcha del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) el 25 de septiembre de 2011.

Consultado sobre esta determinación, el líder de la marcha indígena, Fernando Vargas, dijo que Villegas tenía conocimiento de cómo se armó la intervención a la marcha. “Ha estado permanentemente en ella y su alejamiento significa que el Gobierno quiere evitar que hable lo que sabe.

La abogada de las víctimas, Claudia Lecoña, dijo que le llamó la atención la exclusión de Villegas, porque el ahora acusado de extorsión declaró ante la Fiscalía que el exministro Sacha Llorenti ordenó la represión. La jurista presume que la intención del Ministerio Público es “callar las denuncias de este señor”.

Lecoña anunció que se realizará un análisis de la determinación del Ministerio Público para presentar un recurso de impugnación con varias pruebas para demostrar lo contrario ante el piscal de Distrito de La Paz, José Ponce, y se los vuelva a incluir en las investigaciones.

La querella contra Villegas y los militares fue presentada por el exdirigente del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq), Rafael Quispe y el Movimiento Sin Miedo (MSM).

La abogada lamentó que la comisión de fiscales haya excluido a estas tres personas así como lo hizo con el exministro de Gobierno y actual embajador ante las Naciones Unidas (NNUU), Sacha Llorenti, ya que existirían elementos probatorios de que estos funcionarios de Gobierno y policías conocerían quién ordenó la represión en la localidad beniana de Chaparina.

“Vamos a impugnar esta resolución ante el fiscal de Distrito, primero se hace ante el fiscal de Distrito y si es que hay una respuesta negativa lo que podemos presentar es un amparo constitucional (ante el Tribunal Constitucional) como lo habíamos hecho en el caso de Sacha Llorenti”, sostuvo Lecoña.

La resolución del Ministerio Público señala que Villegas y Marcos Farfán se negaron a la solicitud del general Óscar Muñoz de intervenir la marcha y llegaron al lugar de la represión cuando ésta ya pasó.

Un juicio que no avanza

Desde el inicio de las investigaciones de este proceso, el Ministerio Público presentó 18 imputaciones formales en contra de las personas que habrían tenido alguna participación en la represión policial del 25 de septiembre de 2011 en la localidad beniana de Chaparina.

Sin embargo, tras pedir la aplicación de las medidas cautelares para algunos implicados hasta la fecha la autoridad del control jurisdiccional no realizó la convocatoria a audiencia.

Por el caso Chaparina están imputados el exviceministro de Régimen Interior, Marcos Farfán; el exdirector de Interpol, Alberto Zapata; el expresidente del Tribunal Disciplinario Superior de la Policía, Modesto Palacios; y el exsubcomandante de la Policía, Óscar Muñoz Colodro.

A ellos se suman los generales Carlos Remberto Cuellar y Gino Antonio Catacora Belmonte, además de los coroneles Óscar Chávez Rueda, Edwin Ponciano Durán Velasco, William Albarracín Treviño y Rubén Antonio Zegada Portugal.

La comisión de fiscales del caso Chaparina presentó la pasada semana la ampliación de imputación formal en contra de 14 efectivos policiales entre oficiales y subalternos quienes no habrían colaborado con las investigaciones para establecer las responsabilidades de la represión contra los marchistas del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure.