Áreas mineras en Madidi y Pilón Lajas ocupan 23.475 hectáreas

0
30
Creditos Foto: Página Siete

Autorizaciones Transitorias Especiales (ATE) y contratos mineros ocupan  23.475 hectáreas  del área del Parque Natural Madidi y la reserva de biosfera y Territorio Comunitario de Origen (TCO) Pilón Lajas, es decir la extensión llega al 1% de ambos parques.

Los datos se encuentran en  documentos  de la Autoridad Jurisdiccional Administrativa Minera (AJAM) al 15 de junio de 2016, entidad  dependiente del Ministerio de Minería.

De acuerdo con los documentos a los que tuvo acceso Página Siete, en las Áreas Protegidas (AP) de Madidi y Pilón Lajas existen 41 operaciones mineras, además de 13 solicitudes de contratos mineros y nueve áreas mineras en trámite dentro de los dos parques nacionales.

Estas 41 operaciones suman 923 cuadrículas, además de una ATE por pertenencia de 400 hectáreas, lo que suma 23.475 hectáreas equivalentes a 234,8 kilómetros cuadrados. Esto es  el 1% del área total de las AP de Madidi y Pilón Lajas, que  asciende a 22.957 kilómetros cuadrados.

De acuerdo con la Ley 535 de Minería, la cuadrícula minera tiene forma de un volumen piramidal invertido, cuyo vértice inferior es el centro de la tierra y su límite exterior la superficie topográfica, planimétricamente corresponde a un cuadrado de quinientos metros por lado, con una extensión total de 25 hectáreas.

Estas operaciones se encuentran en su mayoría al suroeste de la reserva natural, en la zona adyacente a los municipios de Curva, Charazani y Pelechuco.

La operación de mayor tamaño es un contrato minero que ocupa 129 cuadrículas (3.225 hectáreas) y la más pequeña sólo ocupa una cuadrícula.

De acuerdo con el artículo 220 de la Ley 535 de Minería y Metalurgia,  la minería en áreas protegidas está permitida siempre y cuando se cumplan ciertos requisitos concernientes a la protección del medio ambiente.

“Los actores productivos mineros podrán realizar actividades mineras en áreas protegidas y forestales previo cumplimiento de la normativa ambiental y conexa específica, y cuando dichas actividades no afecten el cumplimiento de los objetivos de protección del área. Las actividades mineras con inicio anterior a la declaración de área protegida deberán adecuarse a la normativa ambiental respectiva”, especifica  la norma.

El Ministerio de Minería debe  velar por el cumplimiento de la normativa ambiental.

En Bolivia existen actualmente 22 AP, que abarcan una superficie de 170.048 kilómetros cuadrados. Es igual a 15,5%  del territorio boliviano, de acuerdo con  un informe del Servicio Nacional de Áreas Protegidas (SERNAP).

El ex Defensor del Pueblo, Rolando Villena, indicó el año pasado  que de las 22 AP,  unas 20 se encontraban en riesgo por la minería, la explotación de hidrocarburos y la agricultura.