Autonomías: los cinco pasos para aprobar el Pacto Fiscal

0
2

El Consejo Nacional de Autonomías (CNA) definió cinco pasos para aprobar el Pacto Fiscal que van desde la organización del consejo hasta la asignación de los recursos económicos a los gobiernos autónomos.

No obstante, el Gobierno insiste en que este acuerdo no debe ser solamente para redistribuir el dinero, sino además para darle un mejor uso a los recursos públicos.
El ministro de Autonomías, Hugo Siles, explicó el jueves pasado que en la segunda reunión del Pacto Fiscal que se realizó en La Paz se aprobaron el reglamento interno del CNA y la metodología para desarrollar la hoja de ruta para aprobar el Pacto Fiscal. En la cita no participaron los gobernadores de Beni y de Santa Cruz.
“La metodología tiene que tener etapas graduales con temas que van a permitir que las entidades territoriales autónomas y el nivel  central discutan por ejemplo agendas, fuentes de los recursos económicos y otros temas. Tenemos que trabajar en la gradualidad de un acuerdo que tiene que ir atravesando etapas”, dijo el ministro.
Los pasos
El primero de los cinco pasos para aprobar el Pacto Fiscal es la “etapa preparatoria” que consiste en la organización del Consejo Nacional de Autonomías y la institucionalización de esta entidad.
La segunda etapa es la “socialización” del proceso de construcción del pacto en las organizaciones de la sociedad civil y los sectores sociales.
El tercer paso es la “priorización” de las agendas para el Pacto Fiscal, es decir,  se compatibilizarán la Agenda Patriótica 2025 con las agendas departamentales y municipales. 
En este punto, el ministro de Autonomías lanzó una pregunta: “¿el Pacto Fiscal es un medio o un fin en sí mismo?”.
Para el Gobierno, el pacto es un medio para  reducir la pobreza, y para eso hay que compatibilizar las agendas.
La cuarta etapa consiste en la “asignación efectiva del gasto y la inversión” para realizar un mejor uso de los recursos públicos que son distribuidos entre el Gobierno  y las entidades territoriales autónomas porque actualmente varios municipios registraron ejecuciones presupuestarias por debajo del 50% anual.
El último paso es el “análisis de las fuentes de los recursos” en el que se debatirá sobre los ingresos que tiene el Estado y los gobiernos autónomos como los impuestos.
La propuesta oficial
La propuesta del Gobierno  es que las gobernaciones y los gobiernos autónomos municipales desarrollen políticas productivas y no sigan dependiendo de fuentes de ingreso como las transferencias del Tesoro General de la Nación (TGN) o coparticipación tributaria.
De esta manera, los gobiernos autónomos deberían crear empresas municipales o empresas departamentales para generar sus propios recursos económicos para mejorar su gestión.
El Consejo Nacional de Autonomías, que aprobará el Pacto Fiscal, está integrado por 24 miembros: el Presidente del Estado, tres ministerios (Ministerio de la Presidencia, Ministerio de Planificación del Desarrollo y Ministerio de Autonomías), nueve gobernadores, cinco representantes de las asociaciones de municipios de Bolivia, un representante de la autonomía regional (Chaco) y cinco representantes de las autonomías indígenas. 
El Órgano Ejecutivo, ahora mediante una propuesta de modificación de la Ley de Autonomías, busca incluir al Ministerio de Economía y al Vicepresidente como integrantes del Consejo Nacional de Autonomías.
Además busca que este consejo  se reúna más de dos veces al año o las veces que sean necesarias. 
En todo caso no hay un plazo determinado para aprobar el Pacto Fiscal.