Bolivia convoca a 2ª Cumbre de los Pueblos por el Cambio Climático

0
11

El presidente Evo Morales oficializó ayer la convocatoria  a la segunda cumbre mundial de los pueblos sobre el cambio climático, organizada por el Gobierno para el 10 al 12 de octubre próximos, en Tiquipaya, en la que aseguró la participación de movimientos sociales de los cinco continentes.

La convocatoria se da en medio de un conflicto con los indígenas guaraníes que demandan respeto a la consulta previa y se oponen a la actividad hidrocarburífera en áreas protegidas.

En una lectura de la convocatoria mundial, transmitida por Bolivia TV, Morales señaló que la segunda cumbre climática que organiza Bolivia servirá para evaluar los logros alcanzados en favor del planeta y articular la “lucha por la defensa de la vida”. La convocatoria está firmada por “casi todas” las organizaciones afiliadas a la Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam).

Estamos “asumiendo esa responsabilidad por la vida, por la Madre Tierra”, dijo. Bolivia organizó la primera “Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra”, en respuesta a la Conferencia de Copenhague de 2009, que organizó las Naciones Unidas y que fue calificada como un fracaso.

Explicó que entre los temas a debatir está la “amenaza del capitalismo contra la vida”, la construcción del vivir bien y la cultura de la defensa de la vida. “El mundo precisa recuperar toda la seguridad milenaria y ancestral para devolver el equilibrio y la armonía a la Madre Tierra”, dijo Morales.

También destacó la encíclica “Laudato si” del papa Francisco que “inspira a continuar promoviendo el cuidado de la casa común a través de la unidad de toda la familia humana y la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral”.

Dijo que el trabajo será organizado en mesas, al igual que en la cumbre de 2010, y que las conclusiones serán expuestas en la próxima Conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático en París, Francia, del 30 de noviembre al 11 de diciembre de 2015.

Consultado sobre el conflicto con los indígenas guaraníes, dijo que el tema de fondo para el rechazo a la actividad hidrocarburífera en su territorio es que los dirigentes quieren compensación económica para luego disponer de los fondos.

“Algunos dirigentes con asesores de ONG sacan plata”, dijo y recordó que hace tiempo, en una carta enviada por una organización indígena, le pedían que vaya a negociar a Bruselas la consulta previa y las compensaciones para operar en sus territorios. “La consulta previa está garantizada, pero no bajo chantaje ni condiciones”, afirmó.

Deploró las acciones de ese sector indígena y que no asistieran a una convocatoria de diálogo por parte de YPFB y el Ministerio de Hidrocarburos.

“No podemos paralizar la actividad y por Constitución si es una empresa estratégica de interés nacional ninguno puede perjudicar”, recordó.