Bolivia y Brasil exigen aclarar la salida de Pinto.

0
53

ERBOL.- El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, dijo (el domingo) que es “impensable”  creer que el gobierno boliviano podría haber negociado  con su similar de Brasil la salida discreta del senador opositor, Roger Pinto, de la embajada del país vecino en La Paz, donde estaba refugiado por más de un año a la espera de que el Ejecutivo del Estado Plurinacional le otorgue el respectivo salvoconducto.

“Es impensable concertar o negociar  actos dolosos y delincuenciales de ciudadanos bolivianos con otros países, esto es innegociable por principio y la propia Constitución lo establece, no se puede negociar, así que no hay ninguna cabida para pensar en la negociación sobre la salida de Pinto, quien salió como un vulgar delincuente del país”, aseveró.

La ministra de Comunicación, Amanda Dávila, ratificó que Pinto sólo está evadiendo a la justicia boliviana y el gobierno de Evo Morales no hizo ninguna negociación para su salida del país.

“El gobierno no ha negociado la salida de Pinto, el gobierno boliviano no dio el salvoconducto, puesto que no podía hacerlo, teniendo él sobre sus espaldas procesos ya en macha y además una sentencia condenatoria, por tanto lo que ocurrió es simplemente una fuga desde la Embajada de Brasil en La Paz”, enfatizó Dávila.

Quintana agregó que el Ministerio Público tendrá que activar todos los mecanismos que corresponden en este caso.  Aseguró que el senador Pinto burló la seguridad de las fronteras, de la Embajada  de Brasil en La Paz y si se fue por tierra, también,  los puestos de control del territorio nacional.

Anuncian la intervención de Interpol para recapturar a Pinto

Quintana afirmó que desde su punto de vista, en este caso, lo que correspondería es activar la intervención de Interpol porque se trata de un delincuente que además ya tiene una sentencia condenatoria.

Por lo tanto “lo que corresponde ahora es detenerlo a través de Interpol y al asilo (otorgado por Brasil) lo antecede la condición de delincuente de Pinto, porque fue juzgado en un tribunal de justicia y hay una decisión jurídica sobre el delito que él ha consumado”, insistió.

¿Relaciones bilaterales Bolivia-Brasil afectadas?

Cuando se preguntó a Quintana si el caso Pinto afecta las relaciones bilaterales entre Brasil y Bolivia, la autoridad respondió: “Siempre afecta, afecta y hay que admitir que va afectar, pero eso lo tenemos que resolver en el ámbito diplomático”.

Sin embargo, la ministra Dávila aseguró que la fuga de Pinto no afecta las relaciones entre Bolivia y Brasil.

“Este caso no afecta las relacionales de Bolivia y Brasil, que se mantienen en absoluta cordialidad y respeto”, sostuvo la Ministra de Comunicación.

Brasil llama a su embajador en La Paz

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil, mediante un comunicado oficial difundido en su página web, aseguró que fue informado sobre  el caso Pinto el 24 de agosto y ahora está reuniendo información sobre las circunstancias en que se registró la salida del senador boliviano de su Embajada en La Paz y su posterior ingreso al territorio brasileño.

“El Encargado de Negocios de Brasil en La Paz, el ministro Eduardo Savoy, está llamado a Brasilia para una aclaración. El Ministerio de Relaciones Exteriores abre una investigación para tomar las medidas administrativas y disciplinarias correspondientes”, indica el documento.

Según g1.globo.com, el senador boliviano aterrizó a la  01.10 de este domingo al aeropuerto internacional de Brasilia, acompañado por el senador Richard Ferraço (PMDB-ES), presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado.

Comunicado de la Cancillería boliviana ratifica que Pinto es prófugo

Luego de establecer contactos con la Cancillería Brasileña, el Ministerio de Relaciones Exteriores del Estado Plurinacional de Bolivia informa a la opinión pública que el Sr. Roger Pinto Molina huyó del país con destino a la República Federativa del Brasil.

Al respecto, sobre el Sr. Pinto se encuentran vigentes cuatro arraigos o prohibiciones de abandonar el país por delitos comunes de corrupción pública con grave afectación económica al Estado Boliviano, uno de ellos con Sentencia Condenatoria de Primera Instancia.

La fuga del país, convierte al Sr. Pinto en un prófugo de la justicia boliviana.  Por lo tanto, se activarán todas las acciones legales que correspondan, en este caso, tanto dentro del derecho internacional, de los convenios  bilaterales, así como en el marco del propio Derecho Interno boliviano“.

En la misma línea, el ministro Carlos Romero dice que Pinto está prófugo

 

La idea de transportar al senador de La Paz a Corumbá en un vehículo oficial había sido rechazada por Brasil

El Deber.- En junio de este año, la Advocacia Geral da União (AGU), algo así como la Fiscalía General de Brasil, rechazó un pedido de la defensa del senador Róger Pinto para sacarlo del país en un carro con placa diplomática. Según el sitio G1, en un documento de 50 páginas enviado al Supremo Tribunal General, la AGU explicó que no podría conceder la utilización de una movilidad con placas diplomáticas porque habían decisiones de la justicia boliviana que impedían a Pinto abandonar Bolivia.

La AGU explicaba que si el Gobierno brasileño tomaba ese camino estaba violando el orden internacional e incumpliendo las decisiones judiciales de los tribunales bolivianos, que ya habían dictaminado cuatro arraigos contra Pinto y una sentencia ejecutoriada por corrupción.

En el mismo documento, la AGU deja en claro que el único camino para que Brasil pueda brindar el asilo político concedido a Pinto en su territorio, es a través de un salvoconducto, algo que la ministra de Comunicación, Amanda Dávila, niega que haya otorgado Bolivia.

De confirmarse que Pinto abandonó la embajada de Brasil, donde vivió una habitación de 20 metros cuadrados por más de 400 días, en una movilidad con placa oficial, esta no pudo ser detenida ni demorada por ninguna autoridad boliviana hasta llegar a la frontera entre Puerto Quijarro y Corumbá. Es por ello que tal vez Pinto no fue detectado por los controles policiales que requisan a fondo los vehículos, sobre todo los localizados al ingreso y salida de Chapare.

Una vez en la frontera, los brasileños debían informar sobre los ocupantes de los vehículos y sobre la presencia de Pinto para no violar la soberanía de Bolivia. No se sabe si este paso fue cumplido.

Lo que sí se conoce es que Pinto pasó por la Policía Federal en Corumbá, donde habría llenado una solicitud de asilo político, que automáticamente le otorga protección mientras su caso es tramitado. Es por ello que en sus declaraciones a los medios Pinto pide que la protección del Estado brasileño se prolongue ahora que está en su territorio.

 

Claves

1 Bolivia firmó el tratado internacional de refugio político, pero el acuerdo no ha sido ratificado por el viejo Congreso ni la Asamblea Legislativa, lo que podría abrir un resquicio para que el Gobierno reclame a Pinto.

2 Según la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados, hay 774 refugiados bolivianos alrededor del mundo. Róger Pinto vendría a ser el número 775. Por el contrario, Bolivia acoge a 741 refugiados de otras nacionalidades.

3 El futuro de Pinto está en el estado de Acre, vecino de Pando. Allí están los refugiados bolivianos de la matanza de Porvenir.

 

Análisis


Brasil violó la jurisdicción boliviana

Hugo Siles – Experto En Relaciones Internacionales

Escuché por ahí que los abogados de Róger Pinto aseguran que, al estar en un vehículo oficial estaba en la extensión de la legación diplomática de Brasil. Es cierto, en la ficción de extraterritorialidad, se entiende que los vehículos son una extensión de la misión. Por ello son inviolables, no pueden ser detenidos ni multados.

Sin embargo, Brasil debió comunicar y, necesariamente, mostrar los documentos de los ocupantes del vehículo antes de cruzar la frontera. Es obvio que hubo uno de los ocupantes que no mostró su documentación. Eso vulnera la jurisdicción boliviana.

Brasil ha violado la jurisdicción de nuestro país si sacó del país a Pinto sin que el Gobierno le otorgue un salvoconducto. Si no lo tenía, la salida de Pinto es irregular y el personal diplomático que acompañó al senador ha tenido que no declarar o esconderlo en la frontera.

Ante ese hecho de vulneración tiene que haber una explicación oficial de parte de Brasil hacia Bolivia. Esa explicación debe ser por las vías formales que señala la diplomacia, es decir, a través de las cancillerías. Ahora, Brasil ha llamado en consultas a su encargado de negocios para que informe sobre lo sucedido. Sin embargo, por la tradición diplomática brasileña, no creo que los funcionarios de la embajada hayan trabajado de manera independiente. Me parece que existe nomás alguna información que no conocemos todos y que necesariamente tiene que ser revelada por la comunicación oficial de Brasil.

Todo lo sucedido, vuelve más compleja la agenda bilateral entre ambos países, en un momento en el que se debe discutir un ajuste al precio del gas. Si bien un tema no debería influir en el otro, las explicaciones de Brasil tendrán que ser muy convincentes

 

Fuentes: ERBOL/El Deber