Caso Belaunde: identifican a supuestos implicados

0
1

Los nombres de anteriores y actuales autoridades fueron mencionados como parte de una sucesión de supuestos sobornos, en relación a la presencia de Martín Belaunde en Bolivia. El abogado del empresario peruano, Jorge Valda, denunció estas irregularidades que le costaron a él mismo su libertad.

Las personas que nombró el abogado son: el magistrado Pastor Mamani; el viceministro de Justicia, Diego Jiménez; su predecesor, Gabriel Machicao; la funcionaria del Ministerio de Gobierno, Elba Terceros; y el exministro de Gobierno, Hugo Moldiz. A ellos se suman los ya procesados vocales del Tribunal de Justicia de La Paz, Ramiro López y Ricardo Chumacero.  

Valda solicitó ser sometido a juicio abreviado y admitió ciertos delitos en su declaración. Su confesión está impresa en un documento, firmado por él mismo, al que tuvo acceso ERBOL.

Belaunde pidió refugio en Bolivia, luego de escapar de su país donde lo acusan de corrupción. Entonces, su suerte pasó a manos de la Comisión Nacional del Refugiado (CONARE) y autoridades judiciales.

El presidente de la CONARE, César Siles, y el viceministro Jiménez negaron las acusaciones en una conferencia de prensa. Argumentaron que no favorecieron al peruano porque decidieron de manera unánime negar el refugio que solicitó Belaunde.

Los personajes mencionados

Pastor Mamani, magistrado

Valda mencionó primero al magistrado del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Pastor Mamani.

Indicó que un supuesto asesor de la autoridad judicial se presentó en casa de Belaunde para ofrecer “que él lo podría mantener a tanto de todo lo acontecido en Sucre en la solicitud de detención preventiva que había presentado a la embajada de Perú. Pidió $us 40.000 porque se comprometía que el magistrado Mamani haría un proyecto negativo, o denegando la solicitud de detención preventiva”.

El abogado aseguró que aconsejó al peruano no aceptar, porque jurídicamente aún no era posible que lo detengan.

Tras el rechazo de CONARE al refugio de Belaunde, el peruano apeló. Entonces, según Valda, el empresario buscó asesoría cercana a esta institución para lograr una resolución favorable ante la comisión de apelación.

Elba Terceros

En su testimonio, Valda mencionó a Elba Terceros, representante del Ministerio de Gobierno en la CONARE.

Según su relato, él se contactó con el abogado Ricardo Salazar, quien le dijo “la Dra. Terceros podría dar su voto a favor a cambio de la suma $us 50.000”.

Belaunde le dijo a Valda que aún no tenía dinero y le pidió prestado. El abogado, a su vez, indicó que se vio en la necesidad de solicitar préstamos por su parte para cubrir el requirimiento.

De acuerdo al documento, Valda entregó 50 mil dólares a Salazar. “Se lo entregue en la zona de Miraflores, cerca del monumento a Busch en horas de la noche, esto entre la última semana de febrero o los primeros días de marzo aproximadamente”, recordó.

El jurista afirmó que Salazar le mostró un video en su celular. En el film se observaba a Terceros hablando con los otros miembros de la CONARE, aseguró.

Gabriel Machicao

Valda aseveró que pidió ayuda al abogado “Fito” Luna Orozco, cuyo nombre de pila no recuerda. Este colega suyo le dijo que se contactó con el entonces viceministro Gabriel Machicao, quien le había pedido 100.000 dólares por su voto en la CONARE.

Consiguió, con préstamos, 50 mil dólares y se los entregó a Luna en su oficina del edificio Mariscal Ballivián, dice el texto que propuso a la Fiscalía.

“(Luna) me dijo que ese dinero fue entregado en una funeraria de la av. Busch y que se lo entregó directamente a la esposa de Machicao, que había envuelto el dinero en papel estañado y lo había metido en un taper”, señaló Valda.

Diego Jiménez

Machicao fue reemplazado del Viceministerio por Diego Jiménez. Valda narró que el mismo Belaunde se reunió con la nueva autoridad y le había entregado 50 mil dólares.

“Yo escuché que hablaron por teléfono en forma directa, Martín Belaunde lo tuteaba y le llamaba por su nombre de pila Diego”,  señala la confesión.

El abogado indicó que después de eso vio en persona a Jiménez en el local nocturno Gitana. “Él me dijo que pese a que se le había rechazado el refugio, él continuaría ayudando al Martín Belaunde Lossio en todo lo que él pueda”, indicó.

Jiménez aseveró que los miembros de esta Comisión se han presentado voluntariamente ante la Fiscalía para esclarecer el hecho y entregaron sus datos, incluyendo sus cuentas bancarias para ser investigados”.

Advirtió que “no solo observamos algún tipo de venganza ante las actitudes contundentes de a CONARE, sino es una estrategia bien pensada que pretende enlodar, manchar”.

El Viceministro acusó a Valda de ser cómplice de la fuga de Belaunde y expresó su satisfacción con que se esté desmantelado el “consorcio de abogados” del defensor del empresario peruano.

El otro miembro de la CONARE

Valda aseveró que Martín Belaunde no pudo contactarse con el otro miembro de la CONARE, representante de la Cancillería, pero intentó conseguir su voto a través de las embajadas de Cuba y Venezuela.

“Supe que no lo ayudaron pero la embajada de Cuba, según Martín Belaunde Lossio, afirmó que habían hablado con el ministro de Gobierno, Hugo Moldiz, para que él lo ayudara”, dice la declaración.

La fuga

Valda no reconoció haber participado en coordinar la fuga de Belaunde, pero asumió que se estaba pagando dinero para hacerlo.

Narró que en Santa Cruz conoció a Rodrigo Quispe, quien luego fue detenido como nexo de la fuga de Belaunde y sentenciado a tres años de cárcel, éste lo presentó con George Peter Nava, quien estuvo acusado de perpetrar un atentado en 2008 contra las oficinas de UnItel en Yacuiba.

“Ofrecieron (Quispe y Nava) sacarlo (a Belaunde) del país a cambio de la suma de $us 100.000 que debía realizarse en dos pagos”, según Valda.

El jurista sostuvo que no aceptó y le recomendó al peruano tampoco hacerlo, pero que Quispe y Nava se contactaron con su colega en Santa Cruz Freddy Vidovick, quien también ya capturado y sentenciado.

Valda mencionó que en la madrugada del día 23 de mayo, un día antes de la fuga de Belaunde, entregó 25 mil dólares a su asistente para que se los entregara a Vidovick, como lo pidió Belaunde. “Yo asumí que ese dinero sería utilizado para una probable fuga”, afirmó.

Hugo Moldiz

El abogado de Valda, Alberto Melgar, mencionó el nombre del exministro Hugo Moldiz, quien renunció a su cargo tras la muerte de Belaunde.

Melgar aseveró que Nava y Quispe fueron a visitar a Belaunde pidiendo 500 mil dólares “a nombre del ministro Moldiz, garantizándole que lo sacaban, que Peter Nava era de confianza número uno para el Estado y responsable de Inteligencia, y que durante 24 horas iban a desactivar todos los mecanismos policiales de persecución para que él salga tranquilamente”. 

Walter Chávez

Valda mencionó al exasesor de campaña de Evo Morales, el peruano Walter Chávez, en su proyecto de acuerdo para juicio abreviado.

“Me llamó Walter Chávez, ex asesor de palacio presidencial ofreciendo su ayuda, quedé en llamarlo para reunirnos posteriormente. Días más tarde nos reunimos pero nada trascendió de dicha reunión”, aseguró.

El pago a Chumacero a López

Los vocales del Tribunal Departamental de Justicia (TDJ), Ricardo Chumacero y Ricardo López, fueron capturados tras ser acusados de recibir dinero de Belaunde.

Valda aseguró, en su confesión, que López requirió un soborno de 100 mil dólares. “Dijo que había hablado con Ricardo Chumacero con quien habían acordado pedir ese monto porque el riesgo era alto”, añadió.

El empresario, según su abogado, entregó primero 40 mil dólares y un auto BMW como prueba de que haría el resto del pago. El vehículo supuestamente llegó a López.

Luego de que se emitiera una resolución a favor de Belaunde, López devolvió el auto y pidió que se le pague el resto. El peruano ya le había entregado 80 mil dólares para entonces, faltaba 20 mil.

Valda narró que Belaunde le pidió recoger el auto, que había sido dejado en el Mega Center. El abogado accedió y envió a su ayudante que lo recogió, previos papeleos.

El proceso contra Valda

La Fiscalía rechazó el pedido de juicio abreviado de Valda. Melgar acusó al Ministerio Público de usar argucias para conseguir su declaración y después no cumplir con otorgarle ese beneficio a su defendido.

En una audiencia realizada anoche, Valda fue enviado a la cárcel de manera preventiva acusado de cohecho y de ayudar a la fuga de Belaunde.