Caso taladros: una segunda jueza se excusa del proceso

0
39
La jueza primero Anticorrupción de La Paz, Cinthya Delgadillo, es la segunda autoridad jurisdiccional en excusarse de tratar  el caso taladros.   Para  ser apartada del proceso argumentó que ella y una de las acusadas (la exgerente Legal de YPFB Andina, Lola Tellería)  son patrocinadas por una misma abogada.
“El viernes nos han notificado con la excusa promovida por la doctora Cinthya Delgadillo aduciendo de que la abogada de la doctora (Lola) Tellería, sería la misma abogada que estaría viendo y atendiéndola en un proceso (a Delgadillo)”, informó  el abogado del expresidente de Yacimiento Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Guillermo Achá, Héctor Castellón, según la agencia ANF.
La excusa procesal procede cuando un juez se abstiene de conocer un asunto porque cree que pueden existir circunstancias legales que podrían poner en duda su imparcialidad.
En este caso, Delgadillo contrató a una abogada para que la atienda en un caso particular. La misma jurista sería la defensora de  Tellería, quien se encuentra detenida  de forma preventiva  en el Centro de Orientación Femenina de Miraflores por estar implicada en irregularidades en la adjudicación de tres equipos de perforación de la empresa italiana Drillmec.
El pasado 14 de marzo, la Unidad de Transparencia del Ministerio de Hidrocarburos detectó irregularidades y posible sobreprecio en el proceso de contratación de la empresa italiana Drillmec para la compra de tres taladros por parte de YPFB.
La primera jueza  en excusarse del caso fue  Melina Lima. Ahora el proceso se trata en  el Juzgado Segundo Anticorrupción de La Paz.
Por el caso taladros, Lima determinó la detención preventiva en las cárceles de Palmasola en Santa Cruz, San Pedro, Centro de Orientación Femenina y Miraflores de La Paz de tres abogados, dos ingenieros petroleros, la ex Gerente Legal Corporativa, Cinthya Novillo, y la ex Gerente Legal de YPFB Andina, Lola Tellería.
Estos exfuncionarios de la empresa estatal son acusados  por los presuntos delitos de incumplimiento de deberes, uso de influencias y conducta antieconómica, entre otros.
A raíz del proceso, el  expresidente de la  petrolera Guillermo Achá   fue destituido  en junio y guarda detención domiciliaria. El exejecutivo  está imputado por los delitos de incumplimiento de deberes, uso indebido de influencias y conducta antieconómica por irregularidades en el proceso de adjudicación de la empresa italiana Drillmec para la adquisición de tres equipos de perforación.

 

 

Antecedentes
  • Caso.- En diciembre de 2016 se conoció la adquisición de parte de YPFB, en ese entonces al mando de Guillermo Achá, de tres taladros por un valor de 148 millones d dólares a la empresa italiana Drillmec.
  • Proceso.- Achá está imputado por los delitos de incumplimiento de deberes, uso indebido de influencias y conducta antieconómica por irregularidades en el proceso de adjudicación de la empresa italiana Drillmec para la adquisición de tres equipos de perforación. En la actualidad, el exejecutivo guarda detención domiciliaria desde el pasado mes de junio.