Chimoré tendrá aeropuerto con la pista más larga del país

0
24
Foto: EL DEBER

Solo bastarían los 5.200 metros cuadrados de la terminal de pasajeros para reunir a todo el pueblo de Chimoré. De hierro, concreto y vidrio, las onduladas líneas de arquitectura del aeropuerto podrían ser el techo para un gran ampliado donde los 21.000 habitantes del pueblo, según el último censo, se concentren a razón de cuatro personas por metro cuadrado.

Anclado en el verdor del trópico de Cochabamba, así de descomunal es el Aeropuerto Internacional de Chimoré, obra de casi cuatro años de trabajo, lista para su apertura, mañana, con la operación de tres líneas aéreas, dos estatales y una privada.

Proyecto del presidente Evo Morales, la infraestructura a entregar se yergue en Carrasco, provincia bastión del líder cocalero, a lado del cuartel de la Unidad Móvil de Patrullaje Rural (Umopar), de la fuerza antinarcóticos.

Un oasis
“Es un lunar aquí; su tamaño y sus características así lo hacen ver”, dijo Rubén Meriles, el ingeniero argentino que supervisa la obra del Consorcio Constructora Chimoré, firma que en 2011 se adjudicó el contrato llave en mano por Bs 240.510.400. Hasta acá llegó EL DEBER, horas antes de su inauguración.

Tiene razón Meriles. Las 10 piezas de este aeropuerto hacen un juego de conjunto que poco o nada tienen para envidiarle a Viru Viru o a El Alto, donde las poblaciones se cuentan por millones.

Su pista de aterrizaje es una de las más largas de Bolivia: mide 4.000 metros lineales, igual de larga que la del aeropuerto de El Alto y unos 400 más que la de Viru Viru. O sea, de la misma longitud del cambódromo.

Desde el aire se ven las dos calles de rodaje que vinculan la pista con una plataforma de 24.000 metros cuadrados diseñada para el parqueo simultáneo de cuatro aeronaves, una torre de control de 25 metros de alto, un edificio para los servicios técnicos del aeropuerto y para el servicio contra incendios. 

“Aquí puede operar un DC10, un Jumbo o tranquilamente, un Antonov ruso”, afirmó Meriles, arriba de la torre de control, donde todavía hay obreros retocando detalles de pintura.

Eso sin contar las obras de accesos, los parqueos para automóviles y la mole de 3.100 metros cuadrados que es este edificio de la terminal de carga.

Exportaciones

El presidente Evo Morales sostiene, al igual que la firma contratista, que el objetivo de alzar un aeropuerto de este vuelo en Chimoré, allí, lejos de las capitales, es como soporte para las operaciones comerciales de la producción regional.

Meriles cree que puede facilitar las exportaciones de piña, plátano y palmito, productos del desarrollo alternativo como un paliativo a las pérdidas que generan los bloqueos. Otros miran esa proposición con desconfianza.

“¿Qué se puede exportar por aire que verdaderamente sea rentable, si los costes de transporte de carga aérea son más altos que los del transporte terrestre?”, preguntó un comerciante de frutas de Chimoré que planea llevar naranjas y piñas a Santa Cruz.

Según cálculos de los empresarios de la ex Cámara de Bananeros (Caban) consultados, los costos del flete de una aeronave ni por asomo competirán con su sistema de exportación en camiones refrigerados.
Además, indicaron que los $us 4,50 que cobran por cada caja del producto puesto en Yacuiba (frontera con Argentina) derrumban cualquier sueño de exportar por aire para las 5.000 familias que viven de la producción bananera.

Otros usos
De todos modos, el tamaño de la terminal de carga revela uno de los cuatro usos de la obra.

El representante del Consorcio Constructora Chimoré, que reúne a dos empresas de Santa Cruz y una de Tarija, explicó que cuando el presidente Evo Morales inaugure el aeropuerto, el sábado a las 19:00, estará listo para operaciones con pasajeros, de carga, de servicio a la Fuerza Aérea y a Umopar, además de servicio a la aviación civil con fines de apoyo a la agricultura.

En la pista, mientras alguien toma instantáneas con un dron, un coronel abocado a rociar pesticidas con la avioneta que tiene acaba de llegar. Oye atento los detalles sobre la apertura del aeropuerto y comenta que volverá a trabajar aquí. 

Pista
En el lugar donde se construyó el aeropuerto de Chimoré funcionó la pista de aterrizaje de los aviones de Estados Unidos que operaban en la erradicación de cocales y en la lucha contra el narcotráfico en Bolivia.
En septiembre de 2011, cuando el presidente Evo Morales firmó el contrato para la ejecución de la obra, afirmó: “Ninguna aeronave norteamericana aterrizará en la terminal aeroportuaria que el Gobierno empezará a construir, en el trópico de Cochabamba”

 

EtiquetasAeropuerto