Datos de la votación se desviaron a las 18:40 y Neotec tenía acceso a TREP

0
71
Creditos Foto: APG

El exresponsable de la Dirección Nacional de Tecnologías, Información y Comunicación del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Windsor Saire reveló que el desvío de datos empezó a las 18:40 aproximadamente del día de la votación y asegura que Neotec tenía los accesos a todos los servidores de la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP) .

“La empresa que estaba monitorizando, Ethical Hacking, ha señalado que hubo un alto tráfico de datos y eso es básicamente lo que ha generado este problema. De acuerdo a los informes, (el desvío de datos) es desde las 18:40“, explicó Saire en una entrevista con ATB.

Además indicó que el manejo de datos del TREP estaba bajo el cargo del Servicio de Registro Cívico (Sereci) quienes a su vez coordinaban con la empresa Neotec.

“La administración de los datos del TREP como tal, lo veía el Sereci y los técnicos del Sereci. Ellos, con los de Neotec, coordinaban todas esas tareas. Quien tenía todos los accesos a a los servidores es Neotec. Neotec administraba los servidores del TREP“, apuntó.

También explicó que tras detectar el alto tráfico de información la Sala Plena ordenó el aislamiento del flujo del TREP.

“Nos solicitaron que aisláramos los datos, para salvaguardar los datos del cómputo oficial, para que no se contaminen esos datos“.

A su vez indicó que la decisión de suspender el TREP fue unilateralmente y Saire no tenía conocimiento.

“La empresa Ethical Haking es la que ha informado a Sala Plena unilateralmente, a mí no me informaron. Después que la Sala Plena ha tomado conocimiento y ha instruido esta situación (suspensión) he pedido que me informen por qué están pidiendo eso, porque nunca estaba previsto parar ningún sistema. Tenemos planes de contingencia para cortes de luz de conexión de internet“, expresó.

Al ser consultado sobre Sergio Martínez, el “asesor” de los vocales, aseguró que lo vio por primera vez una semana antes del 20 de octubre y los vocales lo presentan como un supuesto funcionario del Sereci departamental de La Paz.