“El exfiscal Soza se acabó con la carta”

0
28

Entrevista con Cesar Navarro ex diputado que integró la Comisión Multipartidaria en Diputados que investigó la incursión de supuestos terroristas para desmembrar Bolivia.

Mientras habla extrae de uno de sus bolsillos una cajetilla de L&M light la levanta como pidiendo permiso y enciende un cigarrillo. Cesar Navarro fue uno de los nueve diputados de la Comisión Multipartidaria que se conformó en la Asamblea Legislativa para coadyuvar en la investigación del caso Terrorismo. Aclara que las indagaciones fueron exclusivamente de apoyo porque no ejerció cabeza de Ministerio Público. Hace énfasis: “era una comisión que no tenía fuerza coercitiva que pueda obligar a las personas para que vengan a declarar”. Con la afirmación puntal hace una separación evidente entre el trabajo de investigación y las derivaciones posteriores que dieron lugar a presumibles chantajes y la extorsión de los encargados de aclarar la incursión de la cedula terrorista en nuestro territorio.

Navarro toma aire y conversa con convicción. La entrevista comienza con una pregunta obvia.

¿Qué pruebas determinaron que el grupo del húngaro Eduardo Rózsa Flores haya sido apuntado como una peligrosa fracción terrorista que llegó por encargo a Santa Cruz para para desestabilizar al Gobierno del presidente Morales?

La prueba son las facturas de las personas que pagaron hoteles y de la que pagó los pasajes… Son dos pruebas irrefutables en el tiempo. Los propietarios de los hoteles donde se hospedaron mostraron facturas a nombre de Luis Hurtado Vaca y Enrique Vaca Pedraza y de personas que desaparecieron de Santa Cruz. Otro aporte fundamental es el informe de Aerosur que contiene la nómina de ocho pasajes comprados en Santa Cruz a nombre de Luis Alberto Melgar. Y dos elementos interesantes más: El gerente del Hotel Buganvillas nos informó que en una de las habitaciones encontraron escondida la caja de la mira telescópica que coincidía con las fotografías de armas de fuego que manipulaba la facción terrorista.

Además – sigue el exparlamentario- otro elemento vital es la confirmación que hacen Juan Carlos Guedes y Alcides Mendoza en sentido que el grupo se reunía en los stands de Fegasacruz y Cotas. Y, finalmente, están las declaraciones de Mario Tadic en sentido de que grupo andaba armado e instruía a jóvenes en formación militar y política. En varios mails Rózsa asegura: ´venimos a conformar en Bolivia un grupo armado de 1.000 personas y otras 20.000 se desplazarán por el departamento´.

Navarro hace referencia casi cronológica de los hechos. Es  como si la investigación se hubiera cerrado ayer. Pero antes de ingresar en mayores detalles, dice de manera concluyente que “desde el momento que la comisión multipartidaria entregó sus conclusiones al Ministerio Público, el fiscal Soza no descubrió nada relevante ni aportó con más pruebas”. Se limitó a interrogar a los presuntos involucrados en el caso y detenerlos o dejarlos en libertad. El libreto del ex fiscal se convirtió en una secuencia anunciada de extorsión y chantaje. Por eso, cuando se le pregunta a Navarro si el Gobierno siente presión por la salida de Soza aclara que “él (Soza) se acabó con la carta”.

No parece una opinión concluyente considerando las  declaraciones de los supuestos involucrados en el caso, o la versión de sus familiares que se jugaron la vida tratando de evitar la cárcel para sus seres queridos. Tenemos la novelada declaración del empresario Zvonko Matkovic que relató con detalles la forma como entregó dinero al grupo comandado por el ex fiscal. Están los videos de la senadora Carmen Eva González y los motivos expuestos por el mismo Soza en su carta de despedida en la que afirma que fue presionado “para que incluya en la investigación a líderes cruceños sobre los que no tenía ninguna prueba”.

Navarro enciende un segundo cigarrillo. Prefiere entrar en materia estableciendo un cuadro de situación que aporte en la historia antes de definir la suerte que correrá el proceso o valorar subjetivamente la carta del exfiscal; si se dilatará el juicio o sí como han sugerido los detenidos se deba extinguir la causa.

Hace más de un año ha sido nombrado Delegado Presidencial de la Agenda Patriótica 2025. Mientras subimos en el ascensor al 3er piso del edificio donde se encuentran sus oficinas, comenta de manera aleatoria que ha concluido su trabajo. En todo caso se trata no solo en apariencia sino en presencia de un funcionario bastante efectivo.

Antecedentes históricos

Para situarse en el caso del grupo separatista que actuó en Santa Cruz de Octubre de 2008 a Abril de 2009 cuando fue desarticulado, Navarro se concentra en la contextualización de los antecedentes históricos.

“Cuando demostramos quiénes pagaron hoteles, pasajes; cómo se desplazaban y la múltiple personalidad de Eduardo Rózsa se comenzó a admitir que en Santa Cruz habían corrientes de derecha muy fuertes. Se comenzó a reconocer que en la sociedad cruceña se desarrolló una influencia no solo del nacionalismo, ligadas al capitalismo de Estado, sino de facciones ultraderechistas. Esa comprobación se convirtió en una preocupación por la experiencia militar de Rózsa; ellos (los cruceños) admitían este hecho, pero también decían que el tema terrorismo era la única forma de descabezar en ese momento el liderazgo del Comité Cívico y la derecha cruceña frente a ciertos sectores y en algunos departamentos”.

¿Se  puede identificar a las personas que estaban ligadas con este movimiento?

Nunca tomamos declaraciones a Carlos Velarde (aclara: no Valverde) que era presidente del Consejo de Administración y  Vigilancia de Cotas, que escapó del país. Rózsa dice en la entrevista que sostiene con el periodista Andrea Kepes en Hungría, que le convoca un consejo cruceño y en algunos mails describe como está conformado el consejo. Está Rubén Costas, Eduardo Paz, Branko Marinkovic y otros. Rubén Costas no se presentó a declarar, pero sí el secretario general de la Gobernación. Él confirmó que existía el grupo “La Torre” que se había conformado para planificar la campaña autonómica. Ronald Castedo reveló en sus declaraciones que aportó a La Torre 200 dólares ´al igual que muchos cruceños aportamos al tema autonómico´, dice. Y en otras declaraciones se confirmó que a La Torre venían extranjeros. La empresaria Kathia Rakzuc dijo que el grupo manejaba cerca a 180 mil dólares mensuales. Por lo tanto, se confirma la existencia de ese grupo y la persona que manejaba los recursos económicos huye del país.

¿A quién se refiere?

A Orlando Justiniano. Por eso la élite cruceña habla primero de un montaje del Gobierno y luego de aparecer estas pruebas dice que el grupo fue traído por el Gobierno. Es decir ya no pudieron negar en segunda instancia la presencia del grupo.

Una vez aclarado este aspecto el exparlamentario explica que la Comisión Multipartidaria comenzó su trabajo con nueve diputados -cuatro de la oposición y cinco de la bancada oficialista- y concluyó con una baja. “El parlamentario Peter Maldonado de Unidad Nacional (UN) se retiró del grupo por sus aspiraciones presidenciales”. Indica que “de las pruebas recuperadas en la investigación y de las opiniones vertidas en las declaraciones informativas la comisión estableció la estructura de movimiento de la cédula terrorista”.

Cita dos momentos apremiantes. Cuando estando en Sucre les llegó información en sentido de que Rózsa se desplazaba por el interior del país haciendo uso de identidad falsa. “Nos manifestaron que una persona de apellido Hurtado, asesor de la campaña electoral de Sabina Cuellar llegó de Santa Cruz; otra información hacía referencia a personas extranjeras que asesoraron las movilizaciones por la capitalía contra la Asamblea Constituyente. Estas versiones que no llegaron a confirmarse fueron dos momentos de discrepancia entre los miembros de la comisión”.

Soza afirma en su carta que tuvo que someterse a los informes de balística y a los exámenes forenses. No es un dato menor considerando que los mismos han sido puestos en duda.

El IDIF es una organización estatal que está formada por profesionales. Lo que tiene la comisión es lo que tiene el Ministerio Público que es el informe del IDIF que nos enseña habitación por habitación el desplazamiento de los proyectiles. Un documento que tiene un nivel de confiabilidad y fidelidad porque es una organización pública y del Estado. El informe de medicina forense establece que las personas no fueron ejecutadas a una distancia menor a un metro.

¿La comisión llega a alguna conclusión definitiva sobre la versión de separatismo?

Lo que avanzamos aquí es la experiencia y la formación militar de Rózsa; él participa en la guerra de los Balcanes que termina en una ruptura territorial. Luego es la aseveración que hace de que ´me están convocando de Santa Cruz porque el comité cree que Santa Cruz va a ser invadido y no tiene la fuerza para defenderse´. Es decir lo que dice es que lo están convocando para la defensa. Había una idea en Santa Cruz muy fuerte que los collas a la cabeza de Evo querían tomar Santa Cruz. Una psicosis muy desarrollada sobre ese aspecto. Aportan en este caso las declaraciones de Tadic que señala que descargaba manuales de información militar y se los entregaba a Rózsa. Siguiendo la línea de esas declaraciones, dice Tadic que ´un día cuando Eduardo se encontraba indispuesto me mandó entregar en el lobby del hotel el manual de inteligencia a una persona que viene con el distintivo de la prefectura cruceña´. Todos estos elementos configuran en que Rózsa iba a ayudar a organizar un equipo irregular con la finalidad de buscar un nivel de enfrentamiento con las fuerzas de seguridad.

Antes de concluir la conversación, el Delegado Presidencial que no ha dejado de escuchar las noticias que suenan desde la radio en un lugar de su oficina, hace una última analogía del caso terrorismo con las condiciones de la conyuntura que entonces se vivía en el país. Dice que la presencia del mercenario se produjo en un contexto muy agrio.

“A principios de 2008 se realizaron los referéndums autonómicos en Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija, después de esos referéndums le pidieron al presidente que  convoque a una reunión de prefectos para discutir la nueva constitución sobre la base de los 4 estatutos y luego que convoque a elecciones; entonces había un clima… y ese clima se modificó drásticamente por el resultado del referéndum revocatorio de agosto que cambia la correlación de fuerzas y la misma media luna reconoce que ellos planificaron el desacato civil, la desobediencia y la toma de instituciones en Pando, Beni y Santa Cruz, Chuquisaca y Tarija. Tanto Leopoldo Fernández como Rubén Costa sacan dos decretos en los que se auto facultan a designar autoridades en varias representaciones como el INRA, Impuestos Nacionales y en otras instituciones. Ellos habían tomado la decisión de avanzar sobre las instituciones públicas aislar al Gobierno de las regiones y por lo tanto estaba en marcha un golpe cívico prefectural. No era una toma clásica de un golpe militar sino empezar a tomar política, social y territorialmente las instituciones públicas. Ellos no tomaron en cuenta que esa toma degeneró en a actos delincuenciales. En ese clima hace su presencia Rózsa en octubre de 2008, es el escenario y el momento para entender la radicalidad con la que se presenta este grupo”.