Evo espera el fallo con optimismo y Bachelet opta por pedir tranquilidad

0
15

Optimismo. Ese es el sentimiento que el presidente Evo Morales ha manifestado respecto al fallo que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) emitirá este jueves sobre su competencia para resolver la demanda boliviana. Por su lado, la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, insistió en que este 24 de septiembre aún no se define la situación territorial, por lo que pidió a su pueblo tener “tranquilidad”.

Los chilenos pretenden que la CIJ se declare incompetente bajo el argumento de que el tema del mar se zanjó con el Tratado de 1904, sin embargo, Bolivia sostiene que su demanda no tiene nada que ver con este convenio.  

“Somos optimistas porque estamos con la verdad, porque estamos  con la justicia (…) Felizmente todos el mundo se plegó a esta reivindicación de Bolivia”, dijo Morales en una conferencia de prensa en Santa Cruz. 

Antes, Bachelet se reunió con expresidentes chilenos y al terminar su encuentro se pronunció ante su nación para llamar a la tranquilidad.

“Vamos a conocer un fallo que puede tener distintos escenarios (…) creo que lo que está claro es que cualquiera sea el escenario que se abra mañana esto no significa cesión territorial de Chile, y por tanto el país puede esperar con tranquilidad y con seriedad los resultados del día de mañana”, manifestó la mandataria chilena.

En efecto, la CIJ este jueves no decidirá si Bolivia tendrá acceso al mar, sino decidirá si el juicio sigue adelante o no.

A pesar de que no es la decisión final, el agente boliviano ante la CIJ, Eduardo Rodríguez Veltzé, destacó que un fallo favorable a Bolivia sería un paso más para seguir adelante. “Es una decisión fundamental para proseguir en este espacio de justicia”, dijo, según un reporte del canal estatal.

El canciller Chileno, Heraldo Muñoz, dijo este miércoles que su país está listo para cualquiera de los escenarios que deriven del fallo de la CIJ.

Sobre el mismo tema, el fin de semana, el ministro de la Presidencia boliviano, Juan Ramón Quintana, indicó que el Estado Plurinacional tiene otras opciones jurídicas, como la Diplomacia de los Pueblos y recurrir al incumplimiento del Tratado de 1904.

Otra de las opciones que se manejó en Chile es retirarse del juicio, sin embargo, este miércoles el agente chileno Felipe Bulnes aseguró que esa posibilidad no es aconsejable porque de todas maneras la decisión de la Corte afectará a su país.

Bulnes, en la misma línea cautelosa de Bachelet, llamó a la tranquilidad a los chilenos respecto del fallo.

Si bien en Bolivia no existen voces pesimistas sobre la decisión de la CIJ, en Chile ocurre lo contrario, puesto que el senador Alejandro Guillier expresó el lunes que “la Corte no se va a declarar inhábil y va a asumir el caso” y criticó el asilamiento de la diplomacia chilena, según radio ADN.

El optimismo del Gobierno boliviano también se traduce en la vigilia que convocó, con la participación de todo el aparato estatal, a la espera del pronunciamiento en La Haya. Es más, el Ejecutivo llamó a la ciudadanía a entonar el Himno al Mar al medio día.

Evo esperará el fallo en Palacio de Gobierno junto a sus ministros. Bachelet, por su parte, anunció que tras la decisión de la CIJ se dirigirá a su nación para explicar los alcances de la resolución.