Fundación Jubileo detecta seis errores en las tres etapas del Censo 2012

0
1

ERBOL

Falta de actualización cartográfica, debilidades en la elaboración de la boleta y deficiente capacitación de los empadronadores son tres de los seis errores que detectó la Fundación Jubileo en las distintas etapas que tuvo la realización del censo 2012.

“La pregunta es al Instituto Nacional de Estadística ¿Han actualizado la cartografía en el marco de haber garantizado la cobertura que demandaba el censo? Esta es la pregunta y por eso demandamos una información técnica”, señaló Juan Carlos Núñez, director de la Fundación Jubileo.

Indicó que en la etapa pre censal, también se advierte que la elaboración de la boleta tuvo algunas dificultades al igual que la capacitación de los empadronadores.

“Observaciones en la construcción de manuales, no tanto en el tema de las preguntas, pero tal vez la asimilación a los idiomas, la capacitación de los empadronadores en cuanto al idioma de la gente, de nuestra población diversa, multilingüe”, dijo.

El día del censo como tal, Núñez mencionó como uno de los aspectos preocupantes las boletas vacías o mal llenadas.

“Los empadronadores habían hecho el censo, pero les sobró boletas. Estamos hablando de que las boletas vacías se refieren al hecho de que no se encontró en las viviendas a la cantidad de personas que se tenía estimada en el levantamiento de información inicial”, manifestó.

Núñez señaló también el caso de boletas mal llenadas por los empadronadores que no fueron contabilizadas porque no tenían los datos correctos o necesarios para realizar el cómputo.

5.000 llamadas

El director de la Fundación Jubileo dijo que en el día del censo, otro de los aspectos preocupantes fue la cantidad de llamadas de personas que se quejaban porque no habían sido censadas.

“Las 5.000 llamadas son justamente de las personas que no fueron empadronadas. Son personas que conocían de la realización del censo, tenían los medios para hacer conocer su queja”.  Núñez dejó abierta la pregunta sobre la cantidad de personas en las zonas periféricas o el área rural que no tienen los medios, como el teléfono, para hacer conocer su reclamo. Sostuvo que esto es parte de la omisión censal que habría que analizar con mayor detenimiento.

En la etapa post censal, el principal responsable de la Fundación Jubileo mencionó el caso de las hojas de resumen que fueron llenadas por los empadronadores. Indicó que estas hojas son similares al acta que llenan los jurados al concluir la jornada electoral, en la que se anotan datos globales que luego sirven para el recuento.

Núñez señaló que es posible que en las hojas resumen, algunos datos no hayan tenido precisión y esa sería una de las razones por la cual se apeló al conteo manual.

Pacto fiscal

“El tema central es qué enfoque le vamos a dar al pacto fiscal a partir de los resultados del censo. Hay la necesidad de debatir la generación de los ingresos en el país, hablar de la propuesta de matriz de desarrollo y de producción, que no solamente nos basemos en hidrocarburos y minería para sostener nuestra economía”, señaló Juan Carlos Núñez.

Indicó también que otro de los aspectos centrales en el pacto fiscal es la distribución de los recursos. “Ojalá que la distribución de los recursos pueda definirse en base a otros criterios y no en función a la presión de las regiones como ocurrió con muchas leyes, por ejemplo la Ley de Hidrocarburos”, declaró.

Fuente: www.erbol.com.bo/