Gobierno y DDHH apuntan a policías por hechos en Palmasola

0
49

El Deber

El ministro de Gobierno reveló que apenas cinco efectivos cuidaban de los internos del bloque A. La Apdhb acusó que un policía facilitó el ingreso de los reos peligrosos

La Policía boliviana está bajo sospecha por la tragedia de Palmasola. Ayer, el Gobierno y la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (Apdhb), cada uno por su lado, responsabilizaron a uniformados de la institución verde olivo por los violentos enfrentamientos entre internos del penal cruceño, que se saldaron con 32 muertes y más de 60 heridos de diversa consideración.

A media mañana, durante la transmisión del programa El pueblo es noticia, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, reveló que la noche del ataque de los reclusos del bloque B a sus pares del bloque A, en el pabellón Chonchocorito, apenas cinco agentes policiales se encontraban resguardando a los internos del sector denominado “de ambientación”.

“Había cinco policías en el pabellón que fue objeto del ataque. Más otros policías en los ambientes inmediatos, teníamos 15 efectivos para dos pabellones que albergan a más de 500 personas”, manifestó Romero, agregando que para subsanar el problema se reforzó la seguridad en el lugar con 80 uniformados de diferentes unidades.

El ministro acotó que, además, se sometió a 50 presidiarios de alta peligrosidad del bloque B a régimen de máximo aislamiento, con la certeza de su participación directa en el ataque, y se ha reubicado a los detenidos preventivos en otros pabellones, mientras se practicó una minuciosa requisa en todo el predio carcelario para detectar armas y celulares.

Complicidad policial

La presidenta de la Apdhb regional Santa Cruz, María Inés Galvis, denunció que al menos un policía tuvo participación directa en el conflicto carcelario, porque el organismo pudo establecer que el uniformado dejó abierta la puerta para permitir el ingreso de los internos del bloque B al A, reportó Erbol.

“Si no hubieran abierto la puerta no habría pasado la matanza. Las víctimas denunciaron que el custodio que manejaba las llaves abrió la puerta que separaba ambos sectores”, manifestó la activista.

Más grave aún, Galvis indicó que los internos atacados (bloque A) preparan un nuevo enfrentamiento en represalia contra los reos del B.

Además de los 50 reos en máximo aislamiento, otros cinco internos, con serios indicios de su participación como cabecillas en el ataque, pueden ser derivados a otros centros penitenciarios del país

Sobre el tema

Salió el cuerpo del menor
El niño de año y medio que falleció en los brazos de su padre fue enterrado ayer.

Lista propia
Ante la falta de información del Gobierno, los reos hicieron su propia lista de víctimas fatales.

Trabajo incesante
Peritos forenses de Santa Cruz, La Paz y Sucre trabajan en la identificación de los cuerpos.

Reunión en la fiscalía
Autoridades buscan un ambiente refrigerado para conservar los restos por algunos días.

Familiares, sin datos de los fallecidos

La falta de información oficial sobre la nómina de fallecidos en el penal de Palmasola tiene a los familiares de las posibles víctimas en un estado emocional de angustia, incertidumbre y malestar. La mañana de ayer un grupo de personas bloqueó la salida de un vehículo de la Policía exigiendo noticias de sus seres queridos.

Los manifestantes se agolparon en las puertas de la camioneta policial e incluso una mujer se “plantó” frente al vehículo y se tendió sobre el capó para impedir su salida.

Finalmente, uno de los agentes se limitó a informar de que se ha concluido con la autopsia de los 30 cuerpos, pero que ahora corresponde la fase de identificación, para lo cual no se descarta realizar estudios de ADN.

También se indicó que hoy, desde las 8:00, los familiares de los internos que probablemente fallecieron  pueden apersonarse por la morgue del hospital San Juan de Dios para tratar de identificar los restos, sea por marcas o tatuajes.

Además, ayer se normalizó el ingreso de visitantes a Palmasola, aunque solamente a los pabellones PC4 y PC7, mientras que el PC3 (Chonchocorito) sigue vedado al ingreso de particulares.