Hubo irregularidades en autopsia a víctimas de Porvenir

0
89

El exprefecto de Pando Rafael Bandeira admitió este jueves que en la autopsia a las víctimas de la Masacre en Porvenir  en 2008 no se obró correctamente con el protocolo forense y dejó en manos de la justicia para que se esclarezcan las denuncias que existen al respecto.

24 horas después de la denuncia que hiciera a Erbol el investigador y documentalista César Brie, sobre una presunta falsificación de certificados sobre el fallecimiento de tres estudiantes normalistas, la exautoridad política deslindó toda responsabilidad sobre este suceso.

“No es que se hayan adulterado (documentos de las autopsias). Lo que pasa es que en Pando, (ante) la falta de presencia de profesionales probos capaces, sin desmerecer a nadie, muchos galenos han tenido que actuar rápidamente como forenses, por la situación crítica que se vivía”, señaló.

Bandeira indicó que los médicos que elaboraron los informes forenses “hicieron lo que han podido”, por una responsabilidad profesional.

Brie reveló que en el caso de la masacre en Porvenir (Pando) el 11 de septiembre de 2008, una médico de apellidos Hinojosa Saavedra, en la ciudad de La Paz, falsificó las autopsias de tres estudiantes normalistas por la prisa de acelerar el encarcelamiento del exprefecto de Pando, Leopoldo Fernández.

El exprefecto del MAS justificó el accionar de los médicos, recordando que Pando vivía una coyuntura extrema.

“Lo que pasa es que ellos acreditaban las muertes a un shock hipovolémico por alguna cosa ¿no?, pero no por el impacto de bala que hubo. Temas de esa naturaleza es que hay la diferencia. Ustedes han tenido la oportunidad de acceder y ver el documental. La justicia tiene que hacer su trabajo responsable y mientras más pronto termine (mejor)”, afirmó.

Más antes, Brie había cuestionado la conducta de las autoridades políticas en el manejo del asunto y la intencionalidad que hubo para con el entonces prefecto pandino Leopoldo Fernñández.

“Tres autopsias de los estudiantes (normalistas) fueron falsificadas por la doctora Hinojosa Saavedra, copiadas exactamente del soldado Tinini Alvarado, que muere el día siguiente -12 de septiembre- en el aeropuerto (de Cobija). Esa autopsia es copiada por la doctora Hinojosa Saavedra para los tres cuerpos que llegan a (la ciudad de) La Paz, para en ese momento tener una prueba para poder arrestar al Prefecto de Pando, Leopoldo Fernández”, manifestó Brie en contacto vía Skype con Erbol.

El ahora nuevo embajador de Bolivia ante el gobierno panameño, dijo que con posterioridad a la entrega del informe forense, se contrató a un experto para que aclare la duda.

“Ha venido un perito profesional internacional a revisar lo que se ha hecho. Se hizo extracción de los cadáveres nuevamente de sus tumbas para hacer un análisis y él hizo un informe profesional. Al final tiene el grado  (de) gravitación. Las autoridades deben determinar (rsu veracidad)”, dijo Bandeira.

Revelaciones de Brie

A las 10.45 de la mañana del 16 de septiembre de 2008, fuerzas especiales del Ejército detuvieron a Fernández, quien fue conducido a una avioneta militar y trasladado a la ciudad de La Paz. Desde entonces se encuentra privado de libertad y enfrenta varios procesos.

Otro detalle que evidenció César Brie fue que quien dirigía en ese momento el equipo médico forense era el médico Augusto Torrez Balanza, identificado como extorturador. “Médico que en la época de la dictadura presenciaba las torturas (de los detenidos) y decía si pueden darle máquina o no”, dijo.

“Yo pienso que era posible que se lo utilizara (a Tórrez Balanza) de algún modo, teniendo una historia tan oscura”, apuntó.

Fue una masacre

El investigador da cuenta en su documental ‘Tahuamanu’ publicado en 2010, y que lleva el nombre del río donde fueron baleados varios campesinos por los cívicos pandinos, los pormenores de la masacre, donde identifica la infiltración de un grupo armado en la movilización de campesinos que se dirigía a Cobija.

“Mi juicio sobre la masacre de Pando es que hubo una masacre, que había un grupo dentro de los campesinos que no eran exactamente campesinos y que estaban armados, y era un grupo que pertenecía a lo que fue la alianza que creó Juan Ramón Quintana y Miguel ‘Chiquitín’ Becerra, el líder local del Movimiento Amazónico de Renovación, que era el aliado del MAS en ese momento en Pando”, señaló.

De acuerdo a los testimonios recogidos por Brie, el lugarteniente de Miguel Becerra, Brisher Alpire, fue quien procuró las armas que después en un momento determinado usaron los campesinos.