Inicia campaña de vacunación contra cáncer cérvico uterino

0
36

Vacunar por lo menos a 325 mil niñas de entre 10 a 12 años contra el Virus del Papiloma Humano (VPH), principal causa del cáncer cérvico uterino, es el objetivo del Gobierno que hoy inicia la campaña de vacunación gratuita a nivel nacional, para la cual está invirtiendo más de 90 millones de bolivianos, informó ayer la ministra de Salud, Ariana Campero.

La autoridad detalló que para este propósito, la vacuna será administrada por medio del Programa Ampliado de Inmunización (PAI), presente en los más de 3.000 establecimientos de salud del país y el personal de este programa deben dar cobertura a toda el área rural y las zonas más alejadas.

Es decir, más de 1.500 brigadas médicas visitarán al menos 13.122 unidades educativas en todo el país.

MORTALIDAD

Según los datos oficiales, 845 mujeres mueren al año en Bolivia a causa del cáncer cérvico de cuello uterino, que se contrae por el contagio del papiloma humano y las estadísticas señalan que la enfermedad es la causante del congestionamiento en el sistema de salud, debido a que ocupa el 80% de los servicios de quimioterapia en los hospitales.

En Bolivia, este tipo de cáncer es la primera causa de mortalidad de mujeres en edad fértil, seguida por el cáncer de mama, las cuales generan graves problemas económicos en las familias de las víctimas que contraen esta enfermedad.

“Todos los años se diagnostican 2.049 nuevos casos de cáncer cérvico uterino en el país, tenemos una incidencia de 47 por 100.000 mujeres que contraen esta enfermedad, pero con la tasa de mortalidad más elevada (de la región) que se estima en 21 por 100.000 mujeres, es decir 845 mujeres mueren al año, lo que nos lleva al promedio de tres mujeres al día que mueren”, señaló la autoridad.

INFORMACIÓN CORRECTA

Campero pidió a la población, en especial a los padres, no manejar información errónea, “en primer lugar, queremos decir que si hay dudas sobre la vacuna, no acuda al Google, no creamos los que dice el compañero o compañera en el comentario de la red social”, solicitó la ministra.

Aseveró que los parámetros de la campaña cuenta con el respaldo técnico de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Comité de Expertos sobre la Seguridad de las Vacunas, del Grupo Técnico Asesor del PAI de la Región de América y del Comité Nacional de Inmunización de Bolivia.

ESTIGMAS

Por otro lado, la ministra criticó la “satanización” de la aplicación de esta vacuna por sectores muy poco informados, que asocian la vacuna al inicio más temprano de la vida sexual de las mujeres. “Esta vacuna lo único que hace es proteger de un virus que a largo plazo causa la muerte de una mujer (…). Hay muchos tabúes al respecto, porque, el virus, al ser transmitido vía sexual tiene ciertos prejuicios en sectores conservadores”, explicó.

Campero informó que esta vacuna es segura y que son mímicos las reacciones a su aplicación, además que es parte de los programas de salud de todos los países de la región, sobre niñas en estos rangos de edades. En Argentina ya se les aplica a niños.

¿POR QUÉ SOLO A NIÑAS DE 10 A 12 AÑOS?

La Ministra de Salud explicó que esta vacuna se aplica a este rango de edad de niñas de 10 a 12 años porque aún no han iniciado una vida sexual activa que es cuando se contrae el virus del papiloma humano.

“No es lo mismo aplicar a una mujer fértil de 25 a 27 años que ya ha iniciado por lo general vida sexual activa y ya ha tomado contacto con el virus”, indicó.

PROYECCIONES

Con el fin de lograr prevenir esta enfermedad, a largo y mediano plazo, para este año, el Ministerio de Salud tiene proyectado vacunar a cerca de 325 mil niñas de 10 a 12 años y en 2018 a otras 110 mil niñas de 10 años.

Señaló que en el mundo más de 200 millones de niñas ya han recibido la vacuna que inició su aplicación hace más de 10 años. “En realidad somos uno de los últimos países en incorporar la vacuna en nuestro esquema de salud”, reconoció.

La vacunación en niñas se aplica para la prevención primaria. En caso de mujeres con vida sexual activa, estas deben someterse a la prevención secundaria con las pruebas de papanicolau, que “permite hacer seguimiento si hay cambios o no en el epitelio del útero”.

DOS DOSIS

La vacuna será aplicada a las niñas en dos dosis. La primera será aplicada en abril que inicia el 17, y la segunda dosis en octubre. “Entre la aplicación de ambas dosis, que son necesarias, tiene que haber un intervalo de seis meses”, afirmó Campero.

En caso de que una niña haya faltado al colegio el día que se suministre la vacuna, los padres podrán llevar a la menor al centro médico más cercano.

BS 90 MILLONES

“Esta vacuna tiene un costo de 4 dólares por niña, estimamos que esta gestión vamos a invertir más o menos unos 90 millones de bolivianos”, aseveró Campero.

El presupuesto contempla la adquisición de las jeringas, la manipulación resguardando la cadena de frio y la capacitación del personal.

LO QUE DEBE SABER

El cáncer de cuello uterino es prevenible.

La campaña de vacunación inicia hoy lunes 17 de abril a niñas de 10 a 12 años de edad.

La vacuna será administrada en los colegios pero también en centros de salud.

Para 2018, se tomará en cuenta a niñas de 10 años.

La vacuna debe ser aplicada a las niñas en dos dosis y entre ambas tiene que haber un intervalo de seis meses.

La vacuna se aplica a niñas de 10 a 12 años porque aún no han iniciado una vida sexual activa que es cuando se contrae el Virus del Papiloma Humano.

845 mujeres mueren al año en Bolivia a causa del cáncer cérvico uterino.

La enfermedad ocupa el 80% de los servicios de quimioterapia en los hospitales que se encuentra saturados.